Cuando las patentes frenan la innovación

Las patentes de propiedad intelectual nacieron, de forma muy resumida, con un objetivo claro, y similar al de copyright, darle al creador de algo un tiempo justo donde pueda explotar su trabajo e innovación y así tener una justificación para los costos de invertigación y desarrollo. Pero cuando las leyes de Copyright buscan extenderse hasta más de 90 años o en BusinessWeek se llama “Fábrica del futuro” a una empresa que sólo patenta ideas esperando que alguien haga algo para caerles con “paganos o te demandamos” es que el modelo no sirve más.

¿Lo digo yo? Si y creo que muchos de nosotros tenemos esta percepción pero que la gente de Union Square Ventures se anime a decir públicamente que el 30% de su portfolio tiene algún tipo de problema con estos patent-trolls es muy claro que las patentes en vez de fomentar la innovación están, en su forma actual, frenandola.

Les recomiendo, si tienen algo de tiempo, leer el comentario de girlintraining: the copyright bubble en Slashdot: Politicians Worldwide Asking Questions About ACTA porque el comentario por si mismo es más interesante que la nota en sí y explica el porque este modelo no es solo poco beneficioso para la innovación sino hasta para los que viven registrando ideas y nada más…. si uno presiona demasiado todo pierde sentido directamente y nadie le va a prestar atención a este tipo de leyes.

5 thoughts on “Cuando las patentes frenan la innovación”

  1. Hola Mariano, solo me gustaría añadir un matiz: Las patentes al igual que las marcas, son relativas a la propiedad industrial, no intelectual, como mencionas en el primer párrafo. El copyright (concepto jurídico angolosajón) está más relacionado con lo que en el derecho continental europeo denominamos propiedad intelectual.
    Hay diferencias entre la propiedad industrial e intelectual (plazos de protección, tipo de protección, derechos y deberes generados…), de hecho en España se regulan por leyes diferentes. Sin embargo el objetivo es semejante, como bien indicas, proteger creaciones de un tipo u otro.

  2. Pingback: Anonymous
  3. Sin tomar partido sobre si las patentes fomentan o no la innovación, si me interesa remarcar que además del objetivo de remunerar al inventor las patentes contemplan, en un mismo nivel de importancia, el progreso técnologico general a través de la difusión.
    Una patente un intercambio, el estado le otorga al inventor un monopolio por un plazo determinado y a cambio le exige que divulgue el contenido de la invención para que otros puedan aprovechar ese conocimiento para nuevos desarrollos, inspiración y, en muchas ocasiones, uso legal.
    En esta página escribí algo más sobre esto:
    http://www.patentnapsis.com/2007/11/por-qu-es-posible-aprovechar-la.html

Comments are closed.