Idea para emprendedores: ¡pónganse a trabajar!

Mientras en Buenos Aires se desarrolla la Experiencia Endeavor, un evento donde mucha gente se reúne a escuchar cómo otros hablan sobre emprender, me puse a pensar en la bastardización del término (y estoy seguro que “bastardización” es la idem de otro término) y la manifiesta distorsión de la realidad que afecta a una porción de los prospectos de emprendedores latinoamericanos.

En mi observación -parcial y personalísima- del paisaje emprendedor latinoamericano enfocado en productos/servicios online (how’s that for a category?), veo dos tendencias que operan en contra del pleno desarrollo de la actividad emprendedora que, y en esto todo el mundo parece coincidir, la región necesita con urgencia.

Quede claro que no me enfoco en quienes tienen negocios armados y funcionando, que son muchos, sino que me refiero a quienes quieren emprender, pero aún no lo logran, y me parece saber por qué:

Uno – La imitación del gesto vs el desarrollo del carácter

Me voy a robar un texto de las Crónicas del Ángel Gris, de Alejandro Dolina (gran deslumbrador de estudiantes trasnochados) que refleja exactamente lo que después explicaré con dificultad:

[…] El niño precoz recibe la visita anticipada de ciertos rasgos de la adultez. Algunos tocan el piano como expertos profesionales, otros aprenden lenguas, dibujan o poseen la ciencia.
Pero hay chicos cuya precocidad consiste en adquirir antes de tiempo el tono vacío y protocolar de las conversaciones de sala de espera, y aprenden a los seis años la filosofía de los tontos satisfechos.
“Así anda el mundo, Doña Juana…” “Qué se gana discutiendo, Don José…” “Hablando se entiende la gente, Carlitos…”
También repiten el lenguaje de las revistas y hacen suyas las respuestas de los reportajes más vulgares.
Por cierto, mucha gente cree que ésa es la sabiduría, y yo digo que más sabios son los pibes indoctos que observan con repugnancia los diálogos de los parientes bien educados.
Ojalá surjan muchos niños prodigio que se apropien del genio con impaciencia.
Pero para ser un papanatas, me parece que no hay apuro.

Cuanto más me conecto con el ecosistema emprendedor, con más frecuencia me asombro ante la cantidad de gente que -al parecer- asume que el emprendimiento es una actividad en sí misma, y que lo común entre sus practicantes son rasgos de la personalidad, más que su actividad empresarial. Prefieren, o creen que es lo mismo, portarse como emprendedores, en vez de emprender; quizás ignorando que la línea que separa ambos conceptos no es fina.

Imagino horas de insomnio repitiendo “Como Wenceslao Casares habla en eventos, para ser un emprendedor exitoso yo tengo que encontrar eventos donde hablar,” sin tener en cuenta los muchos ceros a la derecha que pueblan desde hace años el saldo bancario de @wences.

Y si no encuentran eventos donde hablar, seguro encuentran eventos donde ir. Me acaba de decir un amigo “Estoy viendo a 4 proveedores míos en la audiencia de un evento, TODOS me deben trabajo, cotizaciones o respuestas a correos, pero para pasarse 2 días acá y twittear lo bueno que está el evento sí tienen tiempo.”

Y antes que salgan corriendo a comprar el libro de Doyle Brunson, Jason Calacanis no juega manos de poker de USD10,000, o se compra un Tesla porque es un emprendedor exitoso; lo hace porque TIENE esa plata para dedicarla a su hobby.

Creo que buscar atajos que lleven al reconocimiento social es intrínseco de la naturaleza humana. También creo que hay un problema en Latinoamérica por estar lejos: sólo nos llega el ruido y muy pocos tenemos las ganas de investigar, y menos tienen la suerte de ver la realidad de Silicon Valley o Europa más de cerca.

Emprender, en mi modesta y desinformada opinión, es intentar cambiar la realidad de un mercado a través del establecimiento de una empresa dedicada a extraer valor de ese cambio.

Montar una empresa implica contratar gente, comprar equipos, decorar oficinas, encontrar clientes, evaluar proveedores, producir el producto o prestar el servicio, dar soporte a clientes, abrir sucursales, atender imprevistos, coordinar vacaciones, apagar incendios, pagar impuestos, asegurar la calidad, mudarse, despedir empleados, enfrentar competencia, resolver incompetencias, achicarse en crisis y acomodarse al crecimiento, et cetera.

También puede haber algo de term sheets, reuniones con inversores, entrevistas en medios y días de gloria en Techcrunch, pero el 99.98% es lo otro.

No creas que pierdes algo por no estar “en el ruido” con el que los proto-emprendedores latinoamericanos se abstraen de la realidad. Probablemente estés haciendo plata.

Dos – No sé lo que quiero, pero lo quiero YA

Esto viene de una pregunta off-mic que recibí después de hablar en Campus Party Mx, que más o menos decía “Quiero dedicarme a X negocio sí o sí o sí, creo firmemente que funcionará a la perfección en mi ciudad, pero no encuentro créditos ni inversores para montarlo.”

Casi se desmaya cuando le respondí “Ponte a trabajar en alguna otra cosa, ahorra durante unos 5 o 10 años y luego montas el negocio que quieras.”

Parece que “It takes twenty years to become an overnight success” y Malcolm Gladwell con Outliers y sus 10,000 horas de vuelo para dominar una actividad no son suficientes para contrarrestar el efecto devastador de Tim Ferriss y The 4-hour workweek.

Es MUY difícil explicarle a alguien de 22, que un año no es la eternidad que parece a esa edad. Mucho más difícil es hablar de años de dedicación al trabajo, si las historias que pueblan los medios se centran en los casos sobresalientes de plata rápida, que son muy pocos, pero los que mejor venden.

Trabajar no es el plan B, es el plan CERO. Rezar por que el enésimo intento de pegarla con un get-rich-quick scheme funcione, “o si no tendré que conseguir trabajo” es la enésima receta de un menú de fracaso with a side of shame.

Y acá esto se enlaza con Uno: intentar disociar el emprendimiento del trabajo es un error tan burdo, que cuando es adrede, es estafa. ¿Cuándo es adrede? Cuando intentan venderte tickets a eventos de networking, o ebooks para hacer dinero mientras duermes, o la Ultimate Cash Machine.

Emprender es trabajar para tus clientes y empleados, en vez de trabajar para tus jefes. Trabajar jamás queda fuera de la ecuación.

Un dicho que le encanta a mi mujer (y a mí como refranero consorte) es “Que la suerte te encuentre trabajando.” Cuando llegue, y la analices más de cerca, verás que no es suerte.

Ranteado por Andrés Bianciotto, un tipo que habla sobre emprendimiento con jóvenes impresionables.

59 thoughts on “Idea para emprendedores: ¡pónganse a trabajar!”

  1. Muy interesante, participo de eventos de ‘networking’ (y organizo -sin fines de lucro- Green Drinks Buenos Aires) y me parecen últiles, siempre y cuando no se vuelvan el fin sino un medio para avanzar, y también desconfío un poco de “cuando intentan venderte tickets a eventos de networking”…

  2. Me mata la parte de “Estoy viendo a tipos que me deben laburo porque dicen no tener tiempo pero para pelotudear en un evento parece que si”

    Hay que dejar de caretear tanto y laburar más, no ?

  3. Justo hoy voy a participar por primera vez de un evento de networking (no pago) y justamente el comentario con mi mujer era, si veo que son un grupo de snob con titulo de emprendedores que se juntan para mostrarse y luego twitear no duro ni diez minutos!

  4. Muy buen Post. Sumo algo, Wenceslao Casares y Constanzo Larguia fueron quizá una de las duplas mas exitosas de emprendedores de los ultimos 10 años. Busquen el porque. Empieza con P y termina con atagon.

    1. Tomás,
      ojo.. no te olvides que ambos siguieron emprendiendo y laburando y laburando… con sistemas de pagos, con inversiones en otros startups y con una actitud que muchos deberían replicar en serio ;)

  5. Emprender significa crear valor, emprender económicamente es crear empresa. Al principio siempre nos confunde sobre todo ver lo resumido que resulta decir: “Tal persona tuvo tal idea y ahora tiene tantos millones”.
    Al final para no hacer algo siempre habrán miles de excusas.

  6. Increíble el artículo ha tocado muchos de los puntos importantes, sobre todo para todas aquellas personas que estamos en la lucha. Opino lo mismo de Juansa a copiar y guardar para leerlo más seguido.

  7. Estimado,
    Coordino el programa EmpreTIC, dentro de la Camara de soft. de Argentina ( Cessi) y simplemente te dire que es totalmente cierto cada parrafo. Solo agregaria un par de items: a) muchos emprendedores “miran sin ver”, tienen todo adelante pero no razonan donde agregar valor b) Falta claramente innovacion en Argentina ( me refiero a TI), hay que trabajar mucho con eso. c) no miran ( para el caso TI) que ocurre en el mundo normal y no conocen casi nada del sector en Arg..
    Saludos!! Omar

  8. Buen post.. la palabra emprendedor me parece muy prostituida. Hay cada tipo chocante…

    Y bueno, la observación cordial :). En el primer párrafo pusiste la palabra “prospecto” en el contexto de alguna persona con perfil potencial para algo. Dicho significado es incorrecto.. “prospecto” no es más que el papelito que viene dentro de las cajas de las medicinas, o folletos con fines de publicidad.

    Yo viví mucho tiempo engañado :), por lo menos aquí en México dicho significado incorrecto está muy arraigado. Hasta en la tele sale a cada rato (sobre todo en noticieros deportivos). Ayudemos a erradicar un poco la ignorancia, perdón por usar este espacio para esto.

    Pero bueno, volviendo al tema.. tu post también deberá ayudar a remover ese mal concepto que se tiene con respecto al término (emp…. eso). Es un insulto para los verdaderos emprendedores y empresarios. Si los que se autonombran de esa forma sin tener el ancho desean seguir igual, que se busquen otro término.. bueno yo digo.

    Recomendando.. saludos.

    1. Saludos, Frank.
      Suelo ser hospitalario con críticas y correcciones, pero me erizo un poco cuando alguien enarbola un diccionario como la verdad absoluta y final.
      Los diccionarios DESCRIBEN el lenguaje, pero no lo ABARCAN. Justamente tu segundo párrafo indica que en México se usa mucho “prospecto” para indicar el estado primitivo o inicial de algo. Lejos de ser incorrecto, si el uso está arraigado y extendido, el que está desactualizado es el diccionario, y se acomodará en alguna futura edición.
      Además, me documenté un poco y la segunda acepción del término es perfectamente apropiada para lo que intento describir: un prospecto de emprendedor es la versión resumida, breve, preliminar de un emprendedor maduro.
      Pero no hagas caso de mis manías, muchas gracias por comentar.

  9. Gracias a Mariano por la invitación y la idea.

    Gracias a todos por la buena onda y las ampliaciones.

    Gracias al estudio que siempre me apoyó, a la Academia que fomenta las bellas artes y a mi público que nunca me abandona. (pausa para aplausos)

    Gracias a mi manager (btw, pasale factura a Amartino) que siempre me consigue castings. (arranca la musiquita)

    Me tengo que apurar. Esto (levanta el Oscar) se lo dedico a todos y cada uno de los que se llenan la boca hablando de emprendimiento día a día mientras evitan sudar por cualquier medio.

    A todos esos que en mi barrio les decíamos “conejo negro” porque ni un mago los haría trabajar.

    Sin ustedes, nada de esto hubiera sido posible.

    (Suena la banda a tope, me ataja una de las chicas de adorno y cuando me tironea un poco le piso el vestido y se le zafa un hombro, exponiendo un pecho peludo como de galeote fenicio. Ráfaga de flashes y cuando levanto las manos para cubrirme los ojos, me doy con la base de la estatuilla en la boca y me parto el labio de abajo, escupiendo 2 dientes. Tiro el Oscar a la mierda y se lo clavo en el pecho a Scorsese. Todos sabíamos que un segundo Oscar lo iba a matar.)

    1. “Muerte a los eventeros “emprendedores sin emprendimiento”” No será mucho che??? Ojo con estas frases…

      Me gustó el post. Estoy de acuerdo en que lo principal del emprenddor es la capacidad de laburo, en todo momento.
      Sin embargo, como vos te erizas con las justificaciones mediante diccionarios, a mi me erizan las generalizaciones.
      Sinceramente creo que todo esto a mucha gente le sirve y le suma mucho, quizás más como motivación que como networking. Yo por ejemplo, vi XE2010 por streaming, desde mi oficina, mientras laburaba presupuestando unos trabajos. No pude ir, pero me hubiera gustado.
      Creo que hacen falta más emprendedores (de los que vos describís claramente) y que estos “prospectos” de emprendedores, pueden ir convirtiendose en verdaderos emprendedores.
      Además, yo se que hoy estoy sin duda en el primer grupo. Trabajo en la empresa constructora de mi padre, aprendiendo a manejar una PyME, pero quiero hacer otra cosa que me llene más. Se que todo lo que estoy haciendo (capacitación, varios BP que deseché, contactos, etc.) tarde o temprano, cuando sea un emprendedor de los que vos describís, me va a haber servido mucho.

      @NitoA

      1. Nito, hablamos de lo mismo.

        Por supuesto que los eventos pueden resultar en intercambios beneficiosos, especialmente para uno que está empezando, lo que yo veo como negativo es la adopción ciega de la “entrepreneur way of life” y nada más. Educarte y conocer gente en tu espacio siempre será positivo.

        Comenté sobre Endeavor porque tengo la sospecha, íntima y prejuiciosa, que ellos tienen un halo que atrae mucho a los imitadores de gestos; que el ratio “Quién paga un sueldo?” / “Quién es emprendedor?” del público es 0.01

      2. Y pregunto de hinchapelotas desinformado: armar un negocio alrededor de una app online (o lo que indique el BP que por fin no descartes) te llenaría más que agarrar la constructora de tu viejo y convertirla en una multinacional?

        Para nombrar a un fulano que estuvo sonando mucho el año pasado, hacer como Gary Vaynerchuk: tomar el negocio familiar, multiplicar por 50 la facturación y después salir a hacer otras cosas.

        Para mí es mucho más respetable que “pegarla” con el capricho web del momento ¿alguien recuerda a Pownce/Pageflakes/ChatRoulette?

    1. Ratio “Quién paga un sueldo?” / “Quién es emprendedor?” del público es 0.01 /// Jjejee.. buenisimo! Estoy bastante de acuerdo.

      Agarrar la constructora de mi viejo… es una opción que no descarto (por algo estoy acá) pero las empresas familiares no son nada sencillas… Y mi viejo es particularmente especial. Si yo se que me quedan por lo menos 15 años con él al mando (directa o indirectamente) y se que no me va a dejar hacer los cambios que sé que hacen falta xq hace 30 años que le va bien así y va a seguir manejandose con su estilo de managment de los 70, es muy dificil motivarse. Asíque laburando de apoco en los cambios que puedo ir introduciendo y aprendiendo de lo bueno y lo malo de manejar un PyME. (Aprovecho, si alguno necesita construir: http://www.covac.com.ar / mariano.anello@covac.com.ar). Ah, una cosa más, mi viejo es un gran “Emprendedor” del estilo laburante! Nunca va a “perder” un minuto en una conferencia así, quizás, su mayor error.

      No tengo nada que ver con las App online (o al menos x ahora) soy Ing. Industrial y me tira el comercio y el consumo masivo… Por eso descarte uno de los BP con el que había conseguido un subsidio FONSOFT que nunca reclamé, no era lo mio. Hay otros emprendimientos además de los informaticos!!

      @NitoA

  10. A mí me suena como que el título de “Emprendedor” te da cierto status, ¿no? Despierta la envidia de otros hombres y atrae a las mujeres. Yo más que emprendedora prefiero definirme como laburante independiente. Mi caso nunca será catalogado como un caso de éxito. Pero para mí sí lo tuve, porque, como decía Steve Jobs, busqué y encontré lo que amaba hacer. Y sigo amando mi trabajo, en las buenas y en las malas :-)
    Un abrazo para todos
    Alejandra (@_aleare)

  11. Venía a aplaudir el post de Andrés pero ahora después de leer los comentarios no sé qué felicitar más, si el post o la respuesta que le dio a Frank.

    En fin, aplausos por dos.

  12. ¡Magnífico post!, me apunto, con tu permiso, esta frase me parece genial.
    “Emprender es trabajar para tus clientes y empleados, en vez de trabajar para tus jefes. Trabajar jamás queda fuera de la ecuación.”

  13. Excelente post! Algunos emprendedores son como esos estudiantes crónicos que nunca terminan una carrera. Recuerdo una expresión de David O. McKay que decía “El privilegio de trabjar es una dádiva, el poder trabajar es una bendición y el amor al trabajo es éxito”.

  14. Amartino, croe que es uno de los post más extensos que te leo, me agradan los puntos que expones, creo que hay mucho por reflexionar sobre las “etiquetas” que nos ponemos en este medio ser “emprendedor” no es una cuestión de postura, más bien es un título que te llega como resultado del trabajo. Buen post! ;)

  15. Gracias por escribir todo esto.
    Mira en mi opinión que recién estoy empezando, el primer día tenia sentido, algo se pudo rescatar de las charlas, por ejemplo había gente que trabajaba/emprendía realmente y comentaba su experiencia.

    El día 2 fue una tarde perdida de la que me fui a trabajar directamente, sintiendo culpa por las horas perdidas y pensando: debo ser yo que no entiendo, pero no me estoy llevando nada, esto no sirve.-

    (Este evento sigue el mismo camino que otros a los que fui una primera y única vez, bajo la categoría: tiempo perdido.)

  16. Me repugnan los que dicen emprender y no quieren darle un palo al agua. Yo estoy en una startup y trabajo hasta los domingos, y si hay que aguantar hasta que amanezca, se amanece.

    Y soy feliz así, porque sé que si al final la cosa no funciona, no será por falta de trabajo.

    Y otra cosa, creo que la frase que llamas refrán en realidad no lo es… es una frase que se le atribuye a Pablo Picasso, solo que él decía:
    “Que la inspiración me encuentre trabajando”.

    Me sorprende que nadie se haya dado cuenta.
    Muy buen (y extenso para lo que acostumbras) artículo. Un saludo.

  17. Es saludable juntarse con los pares y cultivar el lado social del emprendedor, sin embargo dicen que todo en exceso hace mal.

    Como el mercado es verde no es razonable disminuir los eventos a cero, sino todo lo contrario hasta que por lo menos exista ecosistema maduro, nuestros éxitos son aún pocos en términos comparables y es necesario enseñar a los chicos que el emprendimiento es una opción real de vida posibles desde sus lugares de residencia.

    Es natural embobarse con la cara linda del emprendimiento, pero quienes finalmente se decidan por ello conocerán más temprano que tarde el lado feo y duro al que se enfrentarán de por vida.

  18. Por un lado, me parece un post brillante, de lo mejor que leí en bastante tiempo al respecto.

    Por otro, diría que no habría que ser tan duros con los que no saben qué quieren hacer de su existencia, ni cómo hacerlo, ni tienen las ganas o la motivación para lograrlo. No habría que ser tan duros con ellos, porque son el 70-80% de la población, y mucho de lo que les pasa es resultado del particularmente injusto sistema en el que estamos. No podríamos ni imaginar el mero concepto de “emprendedor” si no hubiese una masa gigantesca de gente que lleva a cabo los laburos más chotos por las remuneraciones más desajustadas para que una relativa minoría tenga la posibilidad real de “emprender” el camino al templo del empresariado, tapizado de cuerpos de los que no llegaron. Y mucho eventero confundido pasatiempista termina encontrando algo donde hacer pie y dar sus primeros pasos hacia delante. Igualmente, es solo un pensamiento…

    Saludos!

  19. Felicitaciones por el post, era hora que alguien cuente esta verdad!

    De mi observación personal, lo que puedo aportar es que la mayoría de los “eventeros” son sólo eso, caretas que van por el sandwich, la coca y la foto en la página de Facebook. Pero no hacen nada de su vida, al menos, nada que ver con montar una empresa.

    Los dueños de empresa estan todo el día en su oficina, hablando por teléfono o viajando. Van a un evento cuando pueden, y si van, es para disertar y hacerse unos mangos.

    El resto, puro humo.

  20. Exelente, en las últimas semanas venia viendo muchos perfiles en twitter de gente que dice ser “emprendedora” ó labura en social media, tienen menos de 23 años, por favor, sabes cuanto les falta caminar, yo les diria una sola cosa: PONGANSE A LABURAR

    pd: Tengo ejemplos puedo quemar a varios

  21. Muy buen post, dejo una frase que use en una presentacion hace poco que resume la actitud que tiene que tener un emprendedor:

    “ Mi sugerencia especial para quienes quieren consagrarse como empresarios es: Persistir, resistir, insistir y nunca desistir ”

    La dijo Eduardo Macia, cofundador de Crepes&Waffles, cadena #1 de comidas en Colombia que le gana por lejos a Mac y demas…

    Saludos,

  22. Inicie una busqueda en la página de Discovery Latinoamerica y de enlace en enlace no sé como terminé aqui. Pero me encantó el post.

    Entre noviembre y diciembre del 2009 asistí a un diplomado sobre LIDERAZGO Y emprendedores. Algo me dejó entre sorprendida y preocupada. La mayoría de los expositores transmitían la idea de que un emprendedor era una persona con la capacidad de transformar las crisis en oportunidades.

    Bien dije, tiene algo de sentido. Pero me quedé pensando y recordé como muchos han convertido las crisis en “oportunidades” (ahora le pongo comillas) y en realidad han sido más OPORTUNISTAS que emprendedores, ya que se aprovechan de la situación por la que pasan otros, llenándose tranquilamente el bolsillo de la noche a la mañana y luego salen en las notas de sociales de los diarios como HISTORIAS DE ÉXITO!!

    Coincido con un comentario en particular, de que el emprendimiento es la creación de valor, sólo le agregaría lo que ya evidencias: através del trabajo.

    Un Saludo cordial desde GUATEMALA

  23. Definitivamente es la realidad que atraviesa Latinoamerica, suenan muy crudas y hasta crueles todas estas verdades, pero es tal cual la scene, sobre todo en Argentina.
    Estoy trabajando desde hace dos años en un emprendimiento conjuntamente con un grupo de IT canadienses, donde lo sorprendente de ello es que son jovenes de entre 19 a 21 años, con una capacidad de iniciativa, entusiasmo y tesón en su trabajo increibles.
    Desgraciadamente por estas latitudes aún nos queda mucho por aprender y sobre todo, cambiar nuestras actitudes en relación a lo que significa trabajar.
    De todos modos, no tenemos que buscar ejemplos hacia tan lejos, Brasil hoy esta muy integrado al primer mundo de los negocios IT y emprendimientos, y ese posicionamiento no lo consiguieron de forma casual, a ver si dejamos de dormir un poco…

    Saludos

  24. Entiendo perfectamente el razonamiento que usas para considerar a los “emprendendedores” como tipos que quieren de la nada conseguir millones. Pero tu mismo estás confundiendo el concepto. No es más emprendedor un tipo que trabaja 8 horas diarias en una oficina ganando un buen sueldo mensual, que otro tipo que ha intentado los últimos 2 años 3 formas distintas de crear algún producto/servicio para generar ingresos. Aún cuando esos intentos hayan fallado.
    Emprender es atreverse a hacer algo que cambie la realidad en la que TÚ vives. Salir de la rutina y tener los huevos para comenzar algo que tú consideres una buena idea.
    Yo tengo 21 años y soy de los jóvenes que no convencerías para que trabaje 8 años y ahorrar para tener mi propio negocio. Hoy en día existen un sin fin de organizaciones que fomentan el emprendimiento y si llegas con buenas ideas tiene a los angel investor, tienes bancos dedicados a dar préstamos emprendedores con planes concretos, etc, etc.ç
    A mi edad y en mi situación sería un emprendimiento empezar quizás un negocio donde traiga cosas de afuera y las venda acá. Quizás para un niño de 10 años emprender es salir a la calle y vender sus juguetes o hacer limonadas. Hay distintos niveles de emprendimiento.

    No digo que en parte tengas razón y que quizás se usa mucho la palabra para lavar la cabeza y hacer creer a gente que puede hacer millones de la nada, yo aborrezco el tema de los e-books, herbalife, y toda esa charlatanería que te hacer creer que eres un emprendedor cuando en verdad eres parte de una cadena que deja los millones solo a la cumbre de la pirámide, pero tú has criminalizado la palabra emprender.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *