¿Eventear o no eventear? esta es la cuestión

Esta semana hay unos 8 eventos de emprendedores en la región; desde pequeños meetups hasta grandes convocatorias estatales. Hace un tiempo @andresb escribió “Idea para emprendedores: ¡pónganse a trabajar!” y hoy leo a @whead con este tweet

Sinceramente no creo que ni el primer post ni este tweet desmerezcan los eventos, de hecho una excelente crítica a los eventos en general la escribió @gchicco en Why Conferences Should Have an Expiration Date que les recomiendo leer (vayan, los espero acá) porque apunta a algo clave, las conferencias en la región innovan pocas veces… y cuando se establecen como modelo de negocio, abandonan la innovación y se convierten en una pérdida de tiempo.

Por mi trabajo en Hipertextual cubría o hablaba en al menos una docena de conferencias al año (lo mismo @earcos mi socio y amigo) y creo que el problema no son las conferencias sino el enamoramiento de algunos con temas remanidos o con speakers que siempre hablan de lo mismo (de hecho hay presentaciones que son un template y la dan 3 o 4 personas en 8 países al mismo tiempo… ) y ahí se pierde el valor de las conferencias.

Ayer, en una reunión con gente de La Red Innova surgió este tema y me queda dando vueltas en la cabeza como encontrar un punto donde los eventos sirvan no sólo a los “iniciados” que siempre van y hacen networking hasta los que recién entran en un mercado y ven algunas ideas como “nuevas”.

Pero cuando uno lo mira de este lado, parece que hay un grupo de iluminados (de hecho cuando pedí ideas para WordCamp recuerdo gente quejándose de porque traía a Matt :P) que son capaces de definir que es lo que necesita el resto de la pobre humanidad cuando este tipo de afirmación puede ser contraproducente para los egos de unos y otros

Creo que el formato que más estoy apreciando últimamente es el de conferencias con entrevistas e ida/vuelta entre los participantes; formatos más duros como All Things Digital o más relajados como GigaOm Roadmap son, creo, los que hoy en día me atraen más… más alla de la calidad de los conferencistas creo que hay mucho valor en los ¿moderadores/entrevistadores? 1 quienes pueden hacer que el conocimiento de algunos salga de su zona de confort y sume valor aunque sea con experiencias personales al mix.

Por otro lado ¿es esto garantía de éxito? Sinceramente no lo sé, lo que si sé es que la suma de nuevos speakers o la suma de tracks tratando de abarcar los máximos temas posibles sean una solución inteligente o a largo plazo; creo que las conferencias van a tener que ir reinventandose con cada edición para sumarle valor a los que pagan y van a esas conferencias.

Y que, como me fuí por las ramas, un emprendedor debe ser lo más selectivo posible para no ir a todas constantemente y ver a las mismas personas siempre; porque algunos SI viven de dar conferencias pero verlos 70 veces no te va a ayudar mucho en tu trabajo.

Nota: 1 hoy lei que una conferencia habia “dinamizadores” como antes hubo “facilitadores”.. nombres idiotas que desvalorizan el trabajo de los que lo hacen.

3 thoughts on “¿Eventear o no eventear? esta es la cuestión”

  1. Un muy buen #rant; se te da muy bien este segmento literario! :P

    Estoy muy de acuerdo con lo que planteás: hay demasiados eventos parecidos, pocos eventos realmente útiles y heterogéneos, mucho humo, mucho autobombo y una similitud con encuentros de autoayuda que asusta.

    A los eventos que realmente vale la pena ir, no se puede, porque están llenos antes de que te enteres. A los que es fácil ir, terminan siendo los #PistolaValley, que no ameritan ni el tiempo que lleva llegar al lugar del evento.

    Lo elitista, aburre, porque la elite tecnológica y de negocios en Argentina es un grupo muy pequeño, donde todos se conocen y muchos son amigos o socios. A la tercera vez que escuchás lo mismo ya es un refrito innecesario.

    Se paga mucho por cosas que no lo valen, y poco por cosas que podrían valerlo, pero como se pagó poco quedan muy subproducidas, resultando pobretonas y siendo una profecía autocumplida.

    Siempre te quedan los mega-eventos de NY o SF, pero también pueden terminar siendo un bodrio, como varias cosas que pasaron en el Javits últimamente.

    Hay que mirar un poco lo que pasa en Austin y ciertas cosas puntuales de SF. Ellos tienen buenas ideas para este tipo de cosas.

  2. Para que vas a “x” evento, debe ser la pregunta que te tenés que hacer, varias pueden ser las respuestas: Marca personal, networking, (Pero de verdad), Ver como está el mercado, explorarlo, etc etc.. Y son todas válidas, pero si vas “por que sí” ahí estás pifiando, y a propósito deje ésto como segundo ítem: “¿De qué es el evento?” Por que “Entre-pene-urship” no es en realidad el titulo de nada… Y si no te planteaste primero sobre que se trataba, sabés una cosa? No sos un emprendedor, sos un “sanguchero” de eventos de emprendedor ;)

    Por otro lado, allá por los 90´s los Casares, los Oxenford ó los Bilinkis, no tenían eventos diarios, incubadoras, aceleradoras, etc etc…. Trabajaban, emprendían, por lo que no desprecio a toda estructura creada, pero si digo: A trabajar, ir a uno u otro de vez en cuando no daña a nadie, ahora, ir a todos, todo el tiempo, no solo te daña… TE QUEMA ;)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *