Construyendo una Democracia en Red

Por: Santiago Siri

partido de la red juntos

Cuando uno se plantea meterse en política, dos voces son las que se aparecen: una alarmista del “tené cuidado, es un terreno pantanoso, hay gente muy turbia, no salís igual a como entras” y por otro lado la que reza el “no queda otra, la única via para generar un cambio en la forma de actuar y pensar de la sociedad, es la política”.

Desde que empezó el Partido de la Red, el proceso de ver transformarse una charla de café transcurrida hace un año y medio atrás en un movimiento que hoy nuclea a más de 300 activistas, 4000 adherentes avalados por la justicia y casi 20.000 seguidores en redes sociales de cara a su primer experiencia electoral el próximo 27 de Octubre, es indudablemente uno de los caminos más exigentes y transformadores que atravesé en mis 30 años de vida.

No hay duda, la política tiene un costado oscuro. Armar un partido político en Argentina no es tarea fácil: no tardaron en aparecer personas con intención de sobornarnos ofreciendo firmas truchas para “acelerar el tramite con la justicia” o luciendo fajos de dólares por abajo de la mesa. Serpientes llenas de veneno que al invitarlas a retirarse, luego se dedicaron a realizar campaña sucia con militantes rentados difamando y mintiendo. Venimos impulsando algo completamente nuevo, independiente y diferente en la política argentina. Y era de esperarse el ladrido por avanzar hacía un lugar que hoy ocupan solamente 60 personas. Sesenta representantes que se atribuyen la exclusividad de hablar por 3 millones de porteños durante 4 años. Pretender ocupar una de esas bancas con la meta de descentralizar el poder, está claro que molesta, y mucho, a la clase política vigente.

Pero también esta la otra cara, la que no suele aparecer en los medios y que se ve cuando más de 70 pibes se juntan todo un fin de semana para armar los videos que hicimos para nuestra campaña electoral, o como un carpintero en la Boca se alucina con la propuesta y arma un caballo de troya de 4 metros de altura, o cuando recorremos plazas y hasta subtes explicando nuestra idea a todos los porteños o cuando más de 100 desarrolladores de software se suscriben al código fuente de nuestra herramienta y arman hackatones para construir una democracia que nos permita participar a todos. Participar, que es mucho más que solamente votar.

Nuestro manifiesto es muy claro: sentimos que la democracia está estancada. Que su punto final no puede ser que votemos solamente cada 2 años. Y que las mismas tecnologías que transformaron la forma en que trabajamos, nos comunicamos, nos relacionamos y hasta incluso nos enamoramos, también va a transformar la relación que tenemos con el poder. Y que lo único que requiere ese cambio, es la voluntad de llevarlo a cabo. La herramienta ya existe.

El 17 de Octubre pasado, demostramos que somos el único partido político que no viene solamente con promesas a una campaña sino con herramientas: nuestro sistema, Democracia OS ya está en funcionamiento. Y la experiencia de usar Democracia OS explica al Partido de la Red con contundencia: poder ver todos los proyectos de ley que actualmente están en la legislatura, desmitificar que sean cuestiones complejas, darse cuenta que hay negociados que no aparecen en ningún medio, y que al estar mejor informados también empezamos a debatir con respeto entre todos nosotros, revela el inmenso potencial de lo que venimos a traer a la política. Con esta herramienta, ya logramos ser el partido político que más ciudadanos consultó sobre los diferentes proyectos de ley en debate actualmente.

Un sistema político donde solo unos pocos pueden participar, sacrificando su carrera y hasta su familia, para que luego esas decisiones sean hechos que nos afectan a todos sin excepción, es un sistema injusto. Hemos perdido noción que lo público es de todos y no de unos pocos. Desde el Partido de la Red vamos a trabajar sin descanso para bajar las barreras de la participación, que todos podamos empezar a vincularnos con nuestro sistema ya no cada 2 años, sino una vez por semana, una vez por mes o todos los días. No somos un partido con ambiciones políticas, sino fundamentalmente un partido con ambiciones ciudadanas. Y si bien sabemos que hay mucho para aprender aún con las innovaciones que proponemos, no dudamos en que apostar a un cambio real es fundamental en la Argentina de hoy. Perón decía que “la Argentina es un país politizado, pero le falta cultura política”. En ese sentido, es solamente con nuevas herramientas que pueden aparecer nuevos comportamientos. Y quizás, con el Partido de la Red, podamos redescubrir algo que en definitiva fue siempre cierto: el poder es nuestro.

3 thoughts on “Construyendo una Democracia en Red”

  1. Mariano, me gustaría que también cedas espacio al Partido Pirata y a los liberales libertarios.
    En Europa varios partidos piratas usan sistemas similares (www.adhocracy.de) que pudieron traducirse, asi que no es nada original.
    Sigo sin entender por qué los candidatos los eligen a dedo, y peor aun, esos candidatos se van a creer en la obligacion de cobrar sus dietas, cuando se podria conectar desde el Congreso al Comite Central del PDR por webservice y nos ahorramos un par de ñoquis.
    Pero, lamentablemente tenemos politicos tan mafiosos que igualmente debo aplaudir iniciativas asi. Esperemos que más gente se involucre y pueda hacer que el funcionamiento del PDR sea tan democratico como pretende ser hacia afuera.

  2. Buena Nota Mariano! Me tomo el atrevimiento de contestarte Nico (y también de llamarte Nico) El partido Pirata y el partido X o partido del futuro de España tienen un sistema similar pero no igual, ellos permiten votar a sus afiliados, es como si un partido político fuera a consultar con las bases cada decisión. El Partido de la Red es un poco más jugado y permite votar a toda la ciudadanía de la ciudad. De todas formas es cierto que muchas de las ideas salen de estos otros partidos e incluso algunos desarrollos se están haciendo en conjunto con ellos.
    Lo segundo que mencionás sobre las dietas es cierto, pero hay que pensarlo como una transición, ese tipo es un diputado medio zombie que va a “cobrar un sueldo por no hacer nada” (como la mayoría de los diputados) el tema es que es la única forma de unir los dos sitemas, el actual con este más participativo. Independientemente de eso el candidato va a tener el laburo de de digitalizar todos los proyectos de ley de capacitarse y de debatir todos esos proyectos con los votantes.
    La mención que hacés sobre la elección de los candidatos estoy de acuerdo con vos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *