¿Cuánto tiempo le quito twitter a nuestra vida de bloggers?

Scoble Intervention (Image by Techcrunch.com)No es que venga a culpar a algún servicio social por nuestra procrastinación, sino que me quedé pensando en estos días sobre la discusión que Arringtón originó a inicios de semana hablando de la adicción de Robert Scoble a twitter y friendfeed, lo que le hizo analizar si usar tanto estos servicios le ha hecho daño a su faceta de blogger (por cierto que yo tampoco sigo ya mucho a Scoble pero al liderar a tanta gente en Friendfeed me topo constantemente con sus aportes). El debate ha seguido en friendfeed y me pone a analizar friamente el mercado hispano donde también hemos visto a muchos bloggers avanzar en seguidores y fanatismo hacia servicios como twitter (si, friendfeed sigue siendo poco relevante en nuestra lengua). Y el tema es que muchos aunque blogueamos porque nos gusta, también generamos estos contenidos como parte de un modelo de negocio con el que lucramos (por cierto que espero que ya hayamos superado este debate). Y la fascinación por estos servicios y el desarrollo de contactos muchas veces han disminuido los posts, aunque complementan y expanden audiencias, ayudan a la discusión y también a la información de quien escribe. No es que vayan a matar o reemplazar a los blogs, pero en muchos casos los complementan y en otros si que se ha desplazado la atención hacia lo más breve e inmediato.

En mi caso, básicamente he dejado bastante de lado el blogging personal, si, escribir para los amigos, la familia, de cosas más del día a día. Pues todo eso se ha ido canalizando vía twitter y también vía facebook (si, me toca revisar todos los días porque los amigotes ya no me quieren leer un mail, quieren que les escriba un Facebook message o para serlo más inmediato, que deje una nota en su pared). Eso si, tratando de ser ordenado en como me muevo detrás del ordenador, he ido penalizando a otros servicios por mi uso o abuso algunos días de servicios como twitter y friendfeed. El primero, que trato de consultarlo mayormente en mi celular, cuando no estoy trabajando frente a la computadora y el segundo, que ha hecho que le dedique menos y menos tiempo al Google Reader (me ha ganado su real-time).

Luego, pensando un poco en otros bloggers, veo por ejemplo como Eduardo Arcos sigue aumentando en número de seguidores, así como de tweets. Prácticamente en cualquier momento del día está enviando mensajes, moviendo a su comunidad, pero también como esta herramienta refuerza muchísimo su faceta como blogger. Incluso me parece que lo he llegado a leer mucho más este año y supongo que la conexión vía twitter ha ayudado.

Hay otros casos como Eduo cuyo último update en su blog es del 25 de agosto. ¿Se quedó cayado? Obviamente que no cuando lo sigues en twitter y confirmas que movió su conversación para este canal.

De allí pensemos un poco en Enrique Dans que siempre nos recuerda cuando se levantó, desayunó y se fue a la T4 a tomar un avión vía twitter. Ha seguido publicando activamente, aunque tiene un uso más desconectado de los servicios (vamos, que el respeta mucho lo de "¿qué estás haciendo?").

En el caso de Manuel M. Almeida de Mangas Verdes veo como su pasión de bloguear sigue intacta, con fuerza e incluso con un twitter que sirve únicamente para recordarnos cada vez que ha publicado algo nuevo.

Antes de seguir enumerando bloggers, me gustaría que me comentaran su experiencia...

Por Christian Van Der Henst S.

| Weblogs WebServices
Tags:
blogs friendfeed twitter