Google DNS: más confiabilidad y velocidad para nosotros, más datos para ellos

Google acaba de anunciar su DNS público, con una dirección IP muy fácil de recordar: 8.8.8.8 ¿Qué significa esto para los usuarios de internet del mundo? En principio tres cosas: más confiabilidad para navegar la web, más velocidad para acceder a una página y una nueva fuente de información para Google acerca de nuestros hábitos de navegación.

After-Eight

1) Muchas veces nos ocurre que no podemos navegar por la web a pesar de que nuestra conexión funciona perfectamente bien. Los bits pueden circular por el caño pero el navegador no sabe adónde le estamos pidiendo que vaya y nos dice que no encuentra el sitio. En esos casos es probable que el servidor de DNS de nuestro proveedor probablemente esté caído. Para los que no lo saben, la url de un sitio es el equivalente al nombre de una persona. El DNS hace que podamos llamar a estos sitios por nombre sin recordar el número de red (algo parecido a un número de teléfono). Si el navegador le pregunta por google.com el DNS puede devolverle un número como 64.233.163.147 al que nuestro software de red sabe cómo "llamar".

El servidor de DNS de un proveedor es un punto más de falla en la cadena de la navegación. Algo que no todos saben es que en general no
tenemos obligación de utilizar el servidor provisto por nuestro proveedor de internet. Aquellos que conocemos un poco del tema sabemos
que existen DNS públicos en el mundo que se pueden utilizar en estos casos, pero no siempre nos acordamos de la dirección númerica que
tenemos que configurar en nuestras propiedades de red. Obviamente, si el DNS no anda no podemos acceder a un buscador para encontrarla, ni tampoco accederlos por nombre porque para eso necesitamos un DNS (!).Google consiguió este hermoso número que no olvidaremos jamás.

2) La resolución de direcciones IP es un proceso que puede llevar tiempo si el server está muy solicitado, y Google sabe que acelerar la velocidad de la navegación es provechoso para todos. Muchas veces nos ocurre que el navegador se nos queda trabado en el medio de la traducción por varios segundos. La idea de Google es que su servidor sea tan veloz como su buscador, lo que obviamente alentaría mucho su uso.

3) Por supuesto Google no da puntada sin hilo y obtiene un beneficio de todo esto. El uso de este DNS les va a dar aún más información acerca de cómo todos navegamos internet. Ya tienen datos de la gente que busca urls por error, logs de redireccionamiento de muchos de sus resultados y datos de tráfico de todos los sitios que utilizan Google Analytics, entre otras fuentes de información. Con esto podrán estimar el tráfico de todos los sitios de internet con mucha mayor precisión. Alexa, Compete y Quantcast deben estar preocupados.

Diego Basch es el fundador de Flaptor.com y quizás lo conozcan por Trendistic; si quieren seguirlo en Twitter (yo recomiendo hacerlo) es @dbasch

| Google
Tags:
Big Brother DNS infraestructura