Categorías
Estrategias Internet P2P

SpiralFrog y otro modelo de descargas de música

Desde ayer un Press Release de una empresa desconocida está apareciendo en todos lados y generando idas y vueltas porque la empresa cerró un acuerdo con Universal Music para ofrecer descargas gratuitas de música… pero no todo es tan simple y por eso esperé a ver si había más datos disponibles.

spiralfroglogo.jpg

La realidad es que es verdad que la música va a ser gratis para descargar, pero a cambio uno acepta que los archivos vengan con un sistema DRM que te forzará a entrar a Spiral Frog al menos una vez por mes para «ver publicidad» y seguir escuchando la música que descargaste porque, el servicio, va a estar financiado únicamente con publicidad pero con algunos… detalles no muy buenos.

DRM, todos los archivos van a estar protegidos con DRM de Microsoft de hecho usarán una version especial de WMA, solo se podrán escuchar en una PC y en dos equipos portatiles pero NO se permitirá copiarlos ni a iPods ni a CDs.

Publicidad el sitio y el «downloader» que te permite bajar los archivos a la PC van a tener publicidad en todos lados para ganar plata de esa forma; y vas a estar «forzado» a entrar en el site o usar el soft al menos una vez cada xx días sino los archivos no van a poder ser reproducidos.

Contra iTunes y el P2P
La realidad es que con este servicio las discográficas solo estan probando otro modelo que sólo quiere restarle poder a itunes (no se olviden que de cada 0,99usd solo una parte va a las discograficas) para negociar mejor con ellos y ver si pueden ganar lo mismo de otra forma.

Y al mismo tiempo quieren frenar las redes P2P pensando que con algo gratis pero con calidad de descarga y cero posibilidad de virus o problemas la gente los va a elegir… personalmente creo que es una estupidez pensar eso pero bueno.. es su «amplio conocimiento del mercado del entretenimiento» el que los hace pensar esto.

La publicidad
en lo que confía UM es en el equipo que está atrás de Spiral Frog, que es un grupo de gente que viene de agencias de publicidad gigantes, tradicionales y no tanto que tienen llegada directa a los que mueven el presupuesto de las marcas.

Es por eso que ya aparecieron un par de agencias y marcas que mostraron «interes en alcanzar la audiencia que SpiralFrog quiere captar» y en gran medida son las que pueden tener, o pagar, CPM/CPA o lo que sea con valores más altos que los que se ven en el mercado.

Personalmente creo que forzar a alguien a ver publicidad sin darle más contenido o servicios que música es un modelo ridículo y sin futuro; ahora.. si aprovechan ese «gancho» para formar una red social o una de recomendaciones y tener así una plataforma de marketing propio a medida de las productoras.. el servicio puede despegar.

Pero, al fin del día, como es algo gratuito tampoco es lógico quejarse del DRM (que siempre se puede «esquivar» o de la Publicidad… que, tambien, se puede esquivar

6 respuestas a «SpiralFrog y otro modelo de descargas de música»

Prueba que cuando algo suena demasiado bueno para ser verdad, usualmente lo es.

Y como dice cierto personaje blogosférico de cuyo nombre muchos no quieren acordarse, una vez más vemos a las grandes compañías de medios dispararse en el pie™.

Aparentemente de los 99 centavos de dólar que Apple cobra por canción, al menos 75 van para las disqueras. Lo digo porque acá das la impresión de que Apple se deja la mejor tajada.

Por ultimo… DRM + WMA sux! :P

Hay un punto muy cierto en lo que dices Mariano, la atención no se compra, se gana. ¿hay mucha atención en un usuario que visita una web y está deseando cerrarla porque allí sólo hay publi pero tiene que entrar porque si no caducan las canciones?

beto.. igual drm+WMA es siempre una alternativa insegura apra ellos :P

Antonio… es cierto eso, y pro ejemplo esa es la ventaja de una radio online (a la pandora) yo entro cuando quiero… escucho, no me molesta tener un banner por ahi arriba y listo.. pero estar obligado a entrar para no «caducar» es ridiculo.

[…] Siempre me hacen gracia las declaraciones entre victimistas y catastrofistas de quienes defenden los llamados derechos de autor. Y me río porque la televisión lleva más de 50 años siendo un negocio para operadoras, productores y demás gente del oficio mientras a los usuarios les sale gratis. El truco, tan simple como la publicidad. La televisión, una industria moderna posterior a la discográfica o cinematográfica, se creó a partir de este esquema comercial, y ha funcionado. ¿Qué está pasando? Pues que Internet está rompiendo muchos esquemas de forma imprevista y casi espontánea. No son las grandes empresas que lideran el mercado informático (HP, IBM, Sun…) las que han creado la web 2.0 abriendo perspectivas de negocio y conductas nuevas de interacción para millones de usuarios. Por una parte, Internet (y el móvil y los vídeojuegos) está desbancando a una televisión que resulta aburrida y pasiva para los (pre)adolescentes acostumbrados a la inmediatez de los SMS, la diversidad de las redes p2p y el encuentro grupal de los messengers. Es urgente un replanteamiento radical de un medio que se está desfasando lentamente, lo cual incluye una revisión radical del papel y el diseño de la publicidad. Veremos cómo Google crea la publicidad individualizada y dinámica en la nueva televisión Por otra, las grandes operadoras y distribuidoras de música, cine y televisión empiezan a salir de un discurso paramilitar que criminalizaba las redes de intercambio, los formatos comprimidos y las copias para acercarse con prudencia a esta inmensa infraestructura de (re)distribución que es Internet. ¿Cómo hacer negocio en un mundo nuevo? Este es el dilema y el objetivo. iTunes ha sido hasta ahora una de las más exitosas fórmulas, y un ejemplo contundente de que existe un público dispuesto a pagar. A pagar una cantidad razonable y no precios abusivos, y a pagar por la comodidad. En eso iTunes se parece al éxito de algunas distribuciones Linux, que han crecido como empresas a base de vender valores añadidos (fundamentalmente, servicios) para un producto gratuito. Para mí está claro que se va a llegar a una (o mejor, varias) solución(es) de compromiso entre los intereses industriales y las exigencias de un usuario experto y exigente. Como la de SpiralFrog, estupendamente analizada por Uberbin.net. Música gratis pero con DRM y otras limitaciones o impuestos indirectos del tipo publicidad indirecta. Un gancho con el que robar clientes a iTunes (excluido del lobby que pretende crear SpiralFrog) y reducir su casi monopolio. El futuro sólo es para los listos. Se impone la lógica del negocio y su actualización permanente. En esto, también sigue vigente la ley darwinista. Hay que buscar, persuadir y mimar al cliente, la base de todo consumo. Google lo hace, regalando los libros que ha digitalizado que ya están libres de derechos de autor, o sea todos los clásicos. Mientras los empresarios de discos no entiendan que existe un espacio gratuito de promoción y consumo como siempre ha sido la televisión, más pierden el tren de la historia. […]

El tema es que si a vos te gusta el servicio vas a entrar Seguido a bajar temas, y por ende te vas a morfar las publicidades.
No entiendo porqué el punto de OBLIGARTE a entrar?
El servicio es tan malo que descargaré UNA SOLA VEZ y nunca más querré entrar?
Creo que si se potencia con una red social es muy difícil que la gente deje de visitar el sitio, y a la vez de ver los avisos.
Ahora, si ellos no tienen armado un buen modelo de negocios y se están tirando un lance…

Los comentarios están cerrados.