El poder de 1

"As with the other +1’s, you’ll need to create a Google+ profile before you can start... "

Así empieza la explicación para presentar un servicio más de los que Google está presentando a diario, esa frase es una más de las que vamos a tener que aprender para saber que en Internet somos simples peones y, como dice un tipo al que admiro "y nosotros le dimos las llaves del reino".

Cuando se lanzó el botón de Google +1 pocos lo entendimos como el primer paso en la guerra por el mundo social y recién le vimos utilidad cuando se convirtió en una herramienta para compartir cuando Google Plus era ya oficial... y no lo entendímos ni en ese momento.

Básicamente le dimos click a lo que nos interesaba para "compartir con el mundo" y nos dimos cuenta que podíamos aumentar el tráfico cuando +1 se convirtió en un parámetro de Pagerank/SEO, por eso fuimos todos y pusimos los botones en nuestros sitios alimentando a Google que nos exigía tener un perfil en su red social para poder valorar: sitios, anuncios, fotos, blogs, noticias...

Y un día nos dimos cuenta que necesitábamos un perfil en Google Plus no sólo para valorar cosas porque nos interesaba participar sino que lo necesitabamos para PODER participar en el ecosistema de web que está alrededor de Google... lo que es decir: poder participar en la web!

Y mientras nos admirábamos de como "Google Plus es la red social que más rápido llegeo a los 25 millones de usuarios" no veíamos que Google nos había 0wn3ado de la peor manera, si quiero que mis sitios sean considerados fuentes confiables debo tener un perfil en Google Plus no importa que todos sepan que soy YO; si quiero valorar una foto tengo que tener un perfil en Google Plus no importa que sea Frank Cappa o Coca Cola; y si quiero compartir mis fotos me doy cuenta que Picasa es historia y así sigo sumando ejemplos.

El poder de 1, tuyo, mío, se convirtió en el poder de 1 que no sos vos sino Google y ups, no nos dimos cuenta porque estabamos desesperados por alimentar un Panda que afectaba nuestros ingresos y nos distraía de lo importante.

Destacadas Google
Tags:
Derechos Rants