Secretos en reunión

Por Santiago Pochat. Hace unos días Mariano escribía sobre la debacle de Wikileaks, su origen, presente y un análisis estrecho sobre su relación con la neutralidad de la web que expandió después en otro artículo. Hemos leído en miles de artículos, en cientos de diarios de alrededor del mundo sobre el contenido de los cables, su relación con los gobiernos y las potenciales polémicas alrededor de la misma. Lo que todavía no he visto es alguien que haya levantado la mano para avisar que este no es sino otro caso de espionaje y un muy estándar caso de súper intriga internacional. Nuestra disfunción y sorpresa frente a tan masiva noticia, que te interese la política internacional o no, es increíble e histórica, ha dado lugar a el mas fenomenal caso de amplifiación online que se haya visto hasta ahora.

El contenido es tan sensible y afecta de tal manera las dinámicas internacionales (sin mencionar egos personales de varios mandatarios), que se ha transformado a un claro delito en un caso sensacionalista digno de una novela que lees en el verano. Hillary Clinton tiene razón, la posesión de esta información, su metodología de obtención y posterior liberación constituyen un delito bajo las leyes de los Estados Unidos.

Bienvenidos al principio del fin de las políticas e intrigas dignas de la Guerra Fría ya que el enemigo ha cambiado, hoy cada persona es ese enemigo invisible frente a un establishment que se niega a reconocer que a veces sus prácticas son poco ortodoxas, agresivas y mentirosas. Hoy los secretos a voces que bastante bien se lograban acallar están a la luz sólo porque nosotros quisimos. Mientras millones de personas entraban en Wikileaks de curiosos (estimo que aún más después de que salió en tu noticiero nocturno más cercano) el control de daños se hacía extensivo sin conocer la magnitud del mismo. Fue abrir el paraguas por la primera gota y esperar a la lluvia, por si acaso.

Nosotros mismos fuimos ese difusor, escandalizados, claro.

Las fuentes reservadas, los secretos desencadenados por los denominados “whistle-blowers” y otros similares en los últimos 50 años de historia periodística han moldeado al mundo frente a una desconfianza tremenda. Estados Unidos tuvo problemas para confiar en sus presidentes después de Nixon, por lo que se volvieron mucho mas rigurosos. Y este caso es similar, es una denuncia tremenda frente a un traspaso de información que la mayoría ignora porque no es claramente parte de su esfera de influencia. Aunque muy de lejos, las decisiones internacionales, hechas a puertas cerradas por gente ignota y desconocida nos afecten en algún momento u otro.

Y justamente esto es Wikileaks, ¿esta es la sorpresa? ¿A alguien le sorprende que el gobierno con más recursos del mundo en materia de inteligencia pida información o recaude datos sobre la gente con la que tiene que tratar a diario? Se hacen opiniones cualitativas de la misma manera que nosotros hablamos horrorizados de tal o cual gobierno de turno. Pero estos vienen en cables y nadie debería haberse enterado (como esa ex que te dejó porque la engañaste).

Discutir si esta fuga o “leak” es válida o si esta información siempre debería ser pública es ridículo porque desde ya anticipo que ustedes no estarían dispuestos a entregar sus logs de chat o DMs en Twitter. Como nosotros no estamos obligados a declarar ni admitir y mucho menos revelar nada que no queramos, aunque eso signifique mentir sin admitir que eso es parte de la dinámica humana. Las relaciones sociales se basan en un juego de mentiras, verdades y falsedades en los que los que ganan la discusión y tienen “leverage” o más poder para ganar discusiones son los que más saben.

Porque la información, ya sea saber de aquel tumor o de la personalidad efusiva o agresiva de un mandatario de estado, o de tu mejor amigo ayuda a empujar esa pequeña balanza que significa millones de dólares o convencer a tu compañero que la película que vos querés ver va a ser un millón de veces mejor.

Yo me pregunto, ¿como no nos reconocemos más fácilmente en esta situación?

Porque aunque no siempre nos guste, los secretos son secretos por una razón. Y ellos humanos son.

Post escrito por Santiago Pochat que se aburrió de escribir en The Collective Issue (su blog en inglés) y grita esporádicamente cosas elocuentes en Twitter como @sapochat

20 thoughts on “Secretos en reunión”

  1. ¿Cómo no nos reconocemos más fácilmente en esta situación?

    No nos reconocemos porque (por lo menos la mayoría) no escondemos asesinatos tras una máscara de bien y libertad. Sólo un troll o un asesor de Hillary Clinton intentaría justificar estos hechos con la esencia humana.

  2. Bastante mala leche este escrito, casi que pide a gritos encarcelar a Julian Assage y justificar este nuevo 1984 que estamos transitando.

    1. Me lo decís como si yo hubiera escrito, votado y promulgado las leyes que permiten su eventual persecución. Yo no lo quiero preso.

  3. Okay Pochat. Hasta cierto punto entiendo la reflexión, pero al final este asunto es definir de qué lado estas tu. Y me rehúso a pensar que estas del lado de los gobiernos.

    En verdad para mi, EEUU tiene el tamaño que tiene, porque acumula una fuerte “historia de revelaciones” de secretos en reunión.

    Balance mi querido amigo, mientras nosotros elegimos a los gobiernos, debemos ser capaces de entregar el mensaje, “cuidado con lo que haces porque estamos vigilando”.

    Desde http://www.derechoanglosajon.com/

    1. Yo soy firme creyente de una frase:
      “One thing is true of all governments – their most reliable records are tax records.”

      Las peores cosas, esas que en serio deberían ser juzgadas a la luz pública nunca saldrán a la luz. Y eso es una pena.

  4. Santiago, ¿un caso de espionaje? pará, antes: ¿cual es el delito en Estados Unidos concretamente? Eso no se sabe hoy, es un misterio adentro de un acertijo y será delito en la medida que siga provocando espasmos aunque sea en uno de los cuarenta esfínteres del cuerpo humano de alguno en el gobierno estadounidense. ¿Estoy afirmando que la justicia en U.S. es funcional? No, para nada, simplemente digo que la diferencia en US entre lo legal y lo ilegal es un buen estudio de abogados…

    Es cierto que todos hablan de una situación complicada de Wikileaks si se confirma y demuestra que una o varias de las fuentes que acercaron documentación, fueran empleados directos del gobierno de Estados Unidos, que de hecho fue lo mismo que pasó en Watergate… ¿Woodward era un espía entonces?

    Que no le guste a nadie y que sea poco ético es cierto pero no compares las acciones privadas de los individuos con las acciones públicas de un gobierno o de diez gobiernos, no hace falta explicarlo ¿Ilegal? que me importa ¿justo ahora que nos estamos divirtiendo tanto? no nos pongamos hipócritas. Es como si estuvieramos jugando con los amiguitos a tirar cohetes en la calle y viene mi mamá a decir que la terminemos: “ya se maa, callate!” seguro que hay un vericueto en el que es ilegal, ponele.

    Mariano y vos saben mucho más que yo sobre neutralidad en la red, por lejos más que yo, pero ¿sabes que pienso? que hoy hay alguien a quien echarle la culpa, aún cuando hables del enemigo invisible: ¿por que no le preguntamos a Woodward a ver si pensó en revelar la fuente porque era “ilegal”? es más, ya que Hillary Clinton abre la boca sobre lo legal y lo ilegal ¿por qué no le preguntamos sobre Hussein a ella y a Bill y al eterno “próximo presidente de América”? Mientras estaban en campaña Clinton y Al Gore, hicieron publico el -dato- sobre la administración de Bush Senior sobre el IrakGate(no la guerra de Irak eh…) con el desvío de créditos avalados por el gobierno de Estados Unidos a Irak a través de una sucursal en Atlanta de un banco italiano, con el que Hussein reconstruyo su programa militar después de la guerra con Irán.

    Acuerdo con vos sobre el enemigo invisible actual, pero ¿ilegal? Con ese -dato- disparó Clinton en plena campaña contra Bush y Perot, y pudieron porque teóricamente los documentos los recibieron en una oficina de campaña de forma anónima ¿alguien piensa que tal información era de un civil cualquiera que paseaba por la calle? no, y no me parece mal, al contrario. Pero según Hillary hoy, Wikileaks podría ser ilegal si la fuente es una persona que trabaja de forma directa en un cargo para el Estado, no es muy justo que digamos…

    En aquella época no existía Wikileaks, Internet eran dos latas unidas por un hilo encerado, y el FBI, la CIA y el Departamento de Justicia, se investigaban entre ellos. Hay que olvidarse de lo publicado sobre aquel tumor, o la personalidad de tal o cual, eso es marketing, mira el resto de lo que están publicando, mira lo incomodo que se está poniendo Francia, mira como Hillary pide a la ONU información y en verdad en 24 horas trascendió que es la CIA la que quiere la información de la ONU y el gobierno es funcional a la agencia de inteligencia.

    La frase “Las relaciones sociales se basan en un juego de mentiras, verdades y falsedades” parece de Dr. House. Oliver Stone en JFK le puso en la boca al fiscal de Nueva Orleans la frase: “que se sepa la verdad o que se abra el cielo”. Prefiero eso, prefiero pensar que ni Dios o dios, está por encima de la verdad, y estar atento para separar la fruta fresca del pescado podrido en lo que proviene de Wikileaks, que comerme el verso equivocado sobre lo legal y lo ilegal, es todo lo mismo. Siempre fue mas o menos igual, me parece que a veces nos creemos muy modernos, pero hace rato que está todo inventado, ¿no crees? a mí me pasa todo el tiempo.

    1. Completamente de acuerdo, todo está inventado.
      La unica diferencia es que ellos siguen poniendo las reglas mientras nosotros nos peleamos para verle la hilacha.

  5. El concepto de Democracia puede estar muy manoseado, y algunos (cada vez más) pensamos que es una gran hipocresía que se siga llamando así al sistema donde hoy vivimos. No nos olvidemos lo que significa, un gobierno del pueblo y para el pueblo.
    Como encaja esto con individuos que tienen mas derecho que otros al conocimiento y la información?
    La libre información requiere lidiar con sus consecuencias, cualquiera estas sean.
    A lo que nos ayuda Wikileaks es a derrotar la hipocresía y el doble mensaje.
    Es mejor que los que no crean en la libre información lo digan abiertamente, de la misma manera que en la edad media la nobleza nos decía que los únicos con derecho a educarse eran ellos, y la única autoridad para hacerlo los clérigos.
    Quizás para mantener sus injustos privilegios?
    Espero se entienda la analogía

    1. La de los privilegios es una batalla que están dispuestos a pelear hasta las últimas consecuencias. Yo no quiero que TODA la información sea libre, porque hay muchas cosas que la verdad no me interesa saber y otras que prefiero sospechar, principalmente porque me pasaría toda la vida leyendo cables como estos en un esfuerzo fenomenal de entender que pasa mas allá de mi alcance.

      Y más aún, creo firmemente que es parte de la dinámica humana ocultarse cosas y buscar ventajas con información a la hora de discutir. Porque sino serían misiles nucleares.

    2. Gonzalo: un politólogo llamado R. Dahl hace un tiempito definió a los sistemas políticos (Americanos sobre todo) como “poliarquías” http://es.wikipedia.org/wiki/Robert_Dahl (Acá podés leer sus características)

      Así que no es que vos y otros cada vez más, están en desacuerdo con el término. Hay muchas otras categorías propuestas, esa tal vez, la más aceptada para definir los nuestros. Ojalá te interese,
      saludos

      1. Magadalena, Gracias por el link!. Es muy interesante, y casi un hecho que se puede comprobar en vivo y en directo

  6. Al fin alguien que baja a nivel “personal” todo esta cuestión. Es obvio que es un delito desde el punto de vista de Estados Unidos. Por más que caldee a mucha gente toda esta información, es bueno que este libre.

    Y la verdad que yo tampoco sé de que se sorprenden muchos…

    No me vengan a decir que a la hora de trabajar con un potencial cliente muchos de ustedes no piden referencias a la red de contactos ;-)

  7. Alguien vio The Insider?. Creo que mucha gente esta mirando la situacion desde un punto de vista solamente. Cuando alguien usa o revela información de alguien o una companía esta usando información que pertenece a esa persona o companiá y es ‘privada’. Sea verdad o no, este correcto o no es irrelevante; es información robada. Nos puede gustar que salgan a la luz cosas como estas pero que la forma en la que se consiguen viene con consecuencias. Lo que estos cables revelan no es un caso de ‘wistleblower’ como el caso de The Insider donde lo que se revela es información que puede ser usada para revertir la situación, hacer algo al respecto; esta información me parecio mas de mala leche por una vendetta o bronca personal, ya se que los americanos piensan asi y que no son el unico gobierno que tiene barbaridades bajo el manto. Me gustaría mas que todo ver de gobiernos que pienso que son buenos y deben tener secretos que nadie se imagina. Estos cables gritan ‘viste… los americanos son malos’ mas que la informacion que revela. Me gustaría ver lo que ahora dicen que tienen para revelar de la corrupcion en un banco americano. Lo que no entiendo es esto… Parecería que ahora esta bien que yo le pague a un tipo para que vaya y revele que alguna vez dijiste una frace racista o que criticaste a algun miembro de tu familia. Te hace quedar mal no? Me hace quedar como un heroe?

  8. In a free society, we are supposed to know the truth. In a society where truth becomes treason, we are in big trouble

    Rep. Ron Paul (Un maverick republicano)

  9. ¿Sera internet muestra de un “mercado” completo o donde la informacion es “perfecta”?

    Nobel 2001: Joseph Stiglitz, George Akerlof y Michael Spence por sus análisis de los mercados con información asimétrica.

    Citando Wikipedia: “La investigación más famosa de Stiglitz es sobre el screening, una técnica usada por un agente económico para extraer la información privada de otro. Esta importante contribución a la teoría de la información asimétrica le valió compartir el Premio Nobel de Economía[3] en 2001 con George A. Akerlof y Michael Spence.

    La literatura económica neoclásica tradicional asume que los mercados son siempre eficientes excepto por algunas fallas limitadas y bien definidas. Los recientes estudios de Stiglitz y otros más revocan esa presunción: es solo bajo circunstancias excepcionales que los mercados son eficientes. Stiglitz (y Greenwald)[4] muestra que “cuando los mercados están incompletos y/o la información es imperfecta (lo que ocurre prácticamente en todas las economías), incluso en un mercado competitivo, el reparto no es necesariamente Pareto eficiente. En otras palabras, casi siempre existen esquemas de intervención gubernamental que pueden inducir resultados Pareto superiores, beneficiando a todos.”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *