Categorías
Rants

De Blogstars, Twittstars, etc.

Parece que una consecuencia no deseada ¿o si? de la Web2.0 en Internet es la aparición de algunas estrellas digitales, o gurús, o blogstars, o como quieran llamarlo… personalmente no le doy demasiada importancia.

Pero es interesante ver que algunos le prestan atención; desde Dotpod, La Espectatrice, o hasta Robert Scoble tienen algo que decir sobre el tema.

Mi consejo, no vale la pena que se pregunten el porque ni que piensen que pueden hacer para que les presten atención; todo aquel que quiera ser un gurú y decirte que para cada herramienta hay UN solo uso; o que necesita sumar contactos o followers o vanagloriarse de la cantidad de visitas que tiene en su blog… es un nabo.

Y, seguramente, se está perdiendo muchas cosas interesantes que pasan sin que el se entere y, mientras tanto, si lo único que buscás es que te un gurú te preste atención… vas a dejar de disfrutar tu propia experiencia, mientras que, los que te siguen/leen/disfrutan se van a cansar de vos ;)

8 respuestas a «De Blogstars, Twittstars, etc.»

Pues la si que tienes razón, sin embargo, hay que reconocer que muchos de estos Blogstars se lo han currado, Enrique Dans, Martin Vars, Kirai, hay gente que si merece ser atendida por la calidad de sus blogs y por su original contenido. Aunque, tambien es verdad que no por tener mas amigos en Twitter se es mas importante. Mira, Tom, en el MySpace, tiene tantos amigos como cuentas de usuario, y no es un Blogstar ;-)

Yo por eso siempre tengo más gente para leer que gente que me lee… «sencillita la Mercede'»
Me parece totalmente estúpido lo de (blog, twit,pown)*star.
Nadie es más que nadie en este medio :D

Ya se que lo de Tom es una curiosidad un tanto extraña, pero me refiero a que aunque todo el mundo en MySpace lo tiene como amigo (por defecto) no es una persona que diga hacia donde van las tendencias. Aunque si que mantiene su espacio actualizado.

La verdad es que hay dos clases de «****stars»: Los que por mérito propio se han hecho de un nombre y ofrecen un producto de calidad y consistencia en su blog o incluso en sus twitters, y los que recurren a lo que sea y sin importar las consecuencias con tal de ser el centro de atención (ejemplos de esta clase abundan, y no creo que haga falta poner nombres) :P

A mí el fundamentalismo incólume con que se expresan muchos de estos llamados «***stars» lo que me produce más bien son almorranas mentales. Prefiero pasar de ídolos con pies de barro.

Los comentarios están cerrados.