Categorías
Derechos

La industria debe cambiar

A veces es bueno leer que un músico habla de la piratería y la industria musical en forma coherente. Daniel Melero en una entrevista en Clarin; y no digo que sea interesante porque dice que la piratería es buena ni cosas semejantes, sino porque habla de la «industria musical» como elemento de cultura y el modelo que representan.

«La piratería es imparable. El pensamiento tendría que ser cómo sumarse comercialmente a esa corriente, en vez de tratar de penarla o restringirla. Vivimos en un mundo donde ni siquiera los gobiernos son políticos, los que gobiernan son corporaciones y marcas, y eso es mucho más grave que el hecho de que los chicos bajen música gratis. Las compañías pagan demasiado caros los contratos de artistas que democratizados no valdrían tanto, porque son productos de movimientos de control de mercado. Hay toda un política moral que es corrupta: hay artistas a los que la única manera de imponerlos es no democratizando el mercado. Si hubiera libre acceso a la información, no habría manera de justificar contratos como los de Metallica, Shakira, Madonna y los demás lacayos del sistema que insisten en llamar artistas.

Dejando de lado que a uno le gusten unos artistas y otros, es cierto que el gran costo de las discográficas son las acciones de marketing y comercialización; mucho más que los de producción y producción; y tal vez el foco debería correrse o empezar a pensar como sumarse a las ventas digitales, no para que dejen de existir sino para que sus ingresos aumenten y dejen de inventar «robos».

La música debería ser gratis, hay que poner acciones en otros niveles, generar productos en torno a la música y los músicos. Pero tampoco le voy a resolver los problemas a las corporaciones… Porque yo no quiero que las discográficas desaparezcan, hay que modificar la manera de pensar.

Esta frase me parecio interesante porque las discográficas al fin del día son el «soporte» que le da tranquilidad a los artistas, o al menos les evita tener que convertirse en marketineros, expertos en producción y distribución; entonces, su lugar más allá de generar millones en ingresos, puede empezar a tener en cuenta ingresos por recitales, ventas digitales, etc.

2 respuestas a «La industria debe cambiar»

todo el mundo habla de la necesidad de un nuevo modelo de negocio para la música grabada, pero nadie sabe cual es. ni músicos, ni industriales, ni copylefteros, ni emuleros… nadie.
debe ser el primer caso en la historia de la humanidad en el que tanta gente pensando no piensa nada: y todos aman la música, y son lo mejor de cada generación, y nunca antes fueron tan sensibles al arte, informados y entendidos en la generación de objetos culturales como ahora.

mal asunto. igual es que no existe alternativa.

Los comentarios están cerrados.