Denken Über El weblog de Mariano Amartino donde escribo sobre tecnología, estrategias y cosas de internet.

Hace 2 años

Emprendedores: vivir de premios

Hace unos días estuve con un amigo emprendedor muy bueno, ganó un concurso con un aporte no reembolsable de varias decenas de miles de dólares y este es el cuarto premio o concurso que gana; ya fue seleccionado por una aceleradora, ganó un concurso oficial con aporte no reembolsabe, fue elegido en una universidad muy reconocida por su startup, logró que dos gobiernos le den fondos y aportes… y su startup todavía no es rentable, no tiene un modelo de negocio que logre inversiones genuinas y tiene competidores con su nivel de desarrollo/crecimiento.


Programas y premios para emprendedores

StartUp Chile, Wayra, Buenos Aires Emprende, ContactChile, Naves y hasta Endeavor… sin pasar por TNW LatAm, 500Startups, TechPlug&Play, FNBox Latam hasta BA Innova.

Todas iniciativas geniales y que apoyan, desde diferentes angulos al emprendedor en un camino que, no sólo es complicado, sino que está lleno de problemas… pero ¿que pasa cuando tu empresa ya tiene un par de años y sigue viviendo de los premios que hay en el mercado? Sinceramente creo que estás en un problema

El apoyo es siempre necesarios

Que no se entienda mal, creo y sostengo que todos y cada uno de estos premios e iniciativas es necesaria y útil; sea a nivel monetario como a nivel humano porque muchas veces tenés ganas de tirar todo al carajo (si, en serio, es común y hace falta que lo sepas) pero creo que hay un punto donde hay que solucionar el overlapping.

La primer razón real por la que es necesario solucionar este problema de multiples premios es porque si alguien se lleva varios premios frena el acceso a esos premios a nuevos emprendimientos que son más jóvenes o innovadores que el.

Algunos me dirán “si gana es porque no hay nadie mejor” y quizás tienen razón pero eso me lleva al segundo punto: Si vivís de premios y no lográs vivir en el mundo real es que tu producto es “lindo” pero no sirve como “empresa” y no le den vueltas a eso :)

Entiendo que en un solo año, si tu empresa recién nace ganes premios, entiendo que ganes premios a diferentes estadíos de la empresa, pero ¿en serio tener un año aportes no reembolsables de ContactPro Chile, al año siguiente de BA Emprende, a los seis meses entrar en una incubadora, a los 12 meses aparecer en BA Innova y asi sucesivamente? ¿cuando vas a generar ingresos genuinos? Porque infiero que si pasan un par de años de ganar concursos los usuarios ya los tenés.

Es hora de tomar decisiones

¿Vuelvo a lo de antes? Me parece que el apoyo a los emprendedores es necesario para crear un ecosistema sano y “vibrante” (siempre quise usar esta palabra :P) pero por más que esté orgulloso de mi amigo y como está haciendo salir adelante a su empresa… hay momentos en los que uno tiene que tomar decisiones

Y si los ingresos que tu empresa genera son por fuentes oficiales (aportes oficiales) o no renovables (no podés ir de incubadora a incubadora); tu idea es simplemente inviable como empresa… a no ser que seas un Instagram y tengas USD100 millones en el banco para vivir un par de años esperando que te compre alguien

Pero no creo que tu tasa de crecimiento sea exponencial y tengas prensa semanal hasta en el New York Times… no es este post una crítica sino que es algo que me viene a la cabeza para pensar y que tal vez los organizadores de estas iniciativas deberían tener en cuenta.

Sin acrimonia ¿se puede vivir saltando de convocatoria a convocatoria y al mismo tiempo estar pendiente del producto?

11 comentarios por ahora

Esteban Cervi

La falacia está en creer que dándole dinero a un “emprendedor” lo estás apoyando.
Es como querer que tu hijo aprenda a valérselas por sí mismo, vos querés que el pibe estudie, que trabaje y que sea profesional en lo que haga para que sea económicamente independiente, pero en vez de darle los recursos, por ejemplo, enseñarle a construir una caña de pescar, le regalás baldes llenos de pescados. Realmente lo estás ayudando a ser económicamente independiente? O estás haciendo algo culturalmente más dañino que por ejemplo, los Planes Trabajar, que en cierto punto, inhiben la motivación de salir a laburar?

Es decir, en el “ecosistema emprendedor (????)” se instauró la creencia que hay que regalarle dinero a alguien que en realidad, debería poder generarlo, y no recibirlo gratuitamente.

Nada más alejado de la realidad que esa creencia!

Yo como emprendedor valoraría generar políticas como erradicar la burocracia para la constitución de empresas, remover presiones impositivas los primeros años, remoción de cargas sociales durante los primeros meses para contratar personal, generar una red de contactos GENUINA que te ayuden, mentoreos REALES que tengan menos que ver con el ego del mentor y más con la puesta en marcha de la idea de negocio.

Realmente hay mucho para hacer, pero está bueno que todo esto esté sucediendo, recién empieza, y honestamente posts como el tuyo ayudan a re-pensar todas estas cuestiones.

mariano

@Esteban
Coincido pero a veces la plata ayuda a levantarse en un primer momento y establecer rápido una idea y modelo; ahora si lo único que te importa es la plata estás mal ;)

Matt

Sobre el tema de el apoyo a emprendedores mediante iniciativas del gobierno, este post, “Silicon Valley is stupid (which is why it works)” plantea algo similar a lo que dice Esteban y con lo que concuerdo plenamente. Creo que prefiero un gobierno activo en facilitar contextos (de todo tipo) a los emprendedores y no en dar plata. Conozco casos de cerca en los que gobiernos provinciales dieron plata a proyectos y por la propia dinámica burocrática de estas administraciones, lenta y en muchos casos corrupta, nunca fue controlada, rendida, fiscalizada. Los “emprendimientos” (en los peores casos) desaparecieron con el dinero sin dejar rastro, o simplemente fallaron y el gobierno, y por consiguiente la sociedad, no se benefició en nada. Un gobierno no puede hacer beneficencia con los emprendedores.

Yendo hacia los apoyos por fuera del gobierno, caso incubadoras, cuyo laburo me parece en la mayoría de los casos por lo menos loable… Si tenemos una incubadora X que apoya un emprendimiento que viene de otras experiencias del estilo (llámese apoyo gubernamental, universidad, etc.) y que, como vos decís Mariano, “todavía no es rentable, no tiene un modelo de negocio que logre inversiones genuinas y tiene competidores con su nivel de desarrollo/crecimiento.”, el problema me parece grave, porque, para empezar, le cierran el camino a otros proyectos.

¿Por qué se siguen apoyando casos inviables (obviamente, los hay)? Se me ocurren varias causas, pero quizás vos podés iluminarnos más en esto.

Rodrigo

Creo que el primer punto que marcas es importante. Recambio. Dar lugar a nuevos proyectos emergentes.

Sin embargo, ganar un concurso como los que describís (aún siendo decenas de miles de dólares) puede no ser suficiente para el burn rate de la empresa. Quizá eso le permita sobrevivir de 3 a 6 meses solamente -o quizás menos-.

Poniéndome en su lugar, participaría en cada lugar que me permitan y hasta asaltaría FarmaCity con tal de estirar la vida de mi start-up.

Respecto a a su incapacidad de generar ingresos no sería la primera vez que observemos una empresa cuyo objetivo es crecer su audiencia primero relegando su modelo de negocio (nulo o difuso) a un segundo plano. (Aunque de estas sólo nos debemos enterar de los caso de éxito, no creo que sea una práctica recomendable, creo que el gran porcentaje que persiguen esta fórmula generan un cuello de botella)

En fin, me gusto la temática, buen post Mariano, abrazo

Diego Martín Lafuente

Mariano, he vivido esto en primer plano. El tema, como lo veo yo, es que muchas veces no es la ineficacia del proyecto, es el mercado al que apunta. Puede que el proyecto haga algo demasiado innovador para lo cual el mercado sea todavía vírgen o en pañales. A mí me pasó, tener un producto terminado y ganar incontables premios pero que la idea no despliegue a tal punto que genere revenues notables, y todo esto no es porque no le haya puesto sangre y sudor al asunto de promoción o porque el producto no sea usable, es que el mercado no está interesado realmente en esto.

Leandro

En algunas startup se peca de ambición, creo que en muchos casos tener una idea innovadora no necesariamente se relaciona con un negocio realmente rentable, ya sea porque el mercado no está preparado para la implementación innovadora o porque la planificación es más ambiciosa de lo que la realidad puede demostrar. Creo el punto de equilibrio es ser prudente y con esto quiero decir que se debe hacer una proyección dentro de las capacidades del proyecto, un análisis del mercado que pueda contenerlo es fundamental. En la mayoría de las startup no se considera el nivel de riesgo porque el deseo de crecimiento anula ese aspecto, y es erróneo no considerarlo así. Le necesidad de entrar en una rueda de inversores debe estar desde el inicio de una manera que no es promulgada por la necesidad sino por el poder un proyecto concreto y claramente programado.

Guillermo

Se dice “el mercado no estaba preparado”. Es que tal vez no era que no estaba preparado, sino que se cubrio una necesidad la cual no tenia mercado. Y ahi sonaron, no es meterse a un mercado, encontrar un nicho y desarrollar, plantarse de una forma y despues especializarse en un nicho. Sino de una, ir a crear un mercado. Fatality desde el minuto 0.

Rodrigo

Es un gran tema Mariano. En mi experiencia (mis 2 últimos puestos fueron en startups), te digo que vivir de premios puede significar, al menos y en la superficie, dos cosas:

1. Hay confianza de los inversores y las incubadores en tu modelo de negocio, que, bien ejecutado, puede romperla.
2. Tu idea es buena, el proyecto parece tener futuro, pero no hay buena implementación para construir un producto rentable: la empresa no está lo suficientemente madura.

En muchos casos, la plata sirve para pivotear. Casi nunca —o mejor dicho nunca— el primer producto de un startup es brillante: se tiene la idea, se desarrolla un producto y se lo ajusta en base a como lo recibe el mercado, y claro, en base a la cantidad de dinero que tengas en el banco. Estos concursos sirven para estirar la mecha, seguir pivoteando y en el mejor de los casos, terminar clavándola en el ángulo con un producto que funciona bien. Claro que hay casos excepcionales en donde 1) no pivoteas, 2) no necesitás plata de incubadoras y 3) sos rentable… como Dribbble.com, por ejemplo. Pero acá ya hablamos de otro tema…

Es un tema complejo, vivir de premios no está mal, pero levanta una bandera sobre si realmente tu producto puede tener cabida en el mundo real, y no sólo en el mundo de incubadoras/emprendedores, que es muy diferente.

Nicolas Melendez

Los que dan premios no son unos ciegos, si dan el premio, por algo es. El tema es que hay ciertas empresas que estan siempre entre la vida y la muerte. No son lo suficientemente rentables como para explotar ni lo suficientemente poco rentable como para darla de baja. Ese para mi es el peor de los casos, porque consume la vida del emprendedor. Es triste ver como algunos emprendedores despercian todo su potencial enganchado a un producto medio vivo, medio muerto. Enganchado por un enamoramiento pernicioso y de señales de exito falsas que alimentan las esperanzas. Me explico?

mariano

@nicolas,
el premio se puede dar por mil razones, pero muchos de esos se dan por un “pitch” de 3 minutos que es lo que todos miran como mejorar… lo que vos mencionás, un jurado en serio lo denomina: “the valley of death” y cuando lo plateás en una aceleradora o lo qeu sea te dicen “bueno, pero quizas logran algo con un poco de tiempo”

Juanette

Marian, llegué un poco tarde a la conversación, sin embargo me gustaría dejar mis centavitos en ella.
Creo que está de moda y es “lo correcto” tener una idea, salir a buscar algunos millones y luego ver que pasa, o sea en algún momento la empresa se volverá rentable.
Mi caso con Intellignos vos lo conoces, no recibió nunca financiación y fue rentable desde el primer momento. La crítica que me hicieron en Red Innova fue justamente “Porque no buscas capital para acelerar el desarrollo”, cosa que no hicimos aunque seguramente la crítica tenía mucho sentido. Creo que hay una frase que define muy bien el porque, “Today you are you, that is truer than true, there is no one alive who is youer than you”.
En general se quiere “enlatar” recetas, pero detrás hay un emprendedor, con sus limitaciones, con sus propias formas y modelo mental.
En particular creo que si bien hay modelos donde un proyecto recibió capital en ronda A, B, etc sin ser rentable y en un momento se volvió una bomba que tiraba dinero sin parar, no es la media. Yo prefiero crear una empresa que sea rentable y darle a la estructura los tiempos naturales para ajustarse y llegado el momento se hace la ronda cuando se está preparado si es estrictamente necesario (o sea si por ejemplo el time to market lo amerita) que bombear dinero a un emprendimiento para que pivoteen (???), esto termina como lo vimos mil veces en emprendedores con mucha reputación pero que no generaron nada. O lo que es peor es que se termina en esta moda donde se crean proyectos que van recibiendo inversión y se termina vendiendo a algún grande por una millonada, que a su vez lo vende nuevamente y el que compra ultimo pierde.
Es el sin sentido de crear proyectos no rentables para que alguien los compre, por razones externas. Ojo, no digo que a alguien no le “salga bien” (por llamarlo de alguna manera) sino que no me parece que sea un modelo que deberíamos reforzar en los núcleos emprendedores.
Creo que, por el contrario, ser emprendedor tiene muchas responsabilidades. Una de las más importantes es que sos un poco el ejemplo de los que vengan, si te comes el dinero de un inversor y desapareces le vas a dificultar mucho la situación al que venga detrás tuyo, si por el contrario haces una empresa rentable que impacta positivamente en tu entorno, seguro que el que viene la tiene más facil (y este tendrá la responsabilidad de hacer lo mismo que vos).
Yo creo que más que los premios en si, lo que genera un buen entorno para el emprendedor es el feedback que uno recibe en estos espacios. Para mi el ISP de Endeavor en Peeble Beach fue un master en business, sin embargo nuevamente, uno se encuentra con otros concursos donde los jurados están pintados, pero están solo porque, por ejemplo, tienen un buen CV o “son conocidos”.
Es mi opinión, me parece un delirio y una irresponsabilidad como se maneja el tema. Los medios que se pasan sacando notas de cualquier proyecto y lo inflan, el emprendedor que se cree eso que dice el medio (esto es genial, que muchos emprendedores ven esas notas y se ven reflejados, por favor que vayan y miren el P&L!!!!). Al final de mes los números siguen en rojo, “pero bueno, en algún momento por arte de magia los números van a explotar y van a llover los millones”…suena un poco naif para mí…