Teletrabajo: Yahoo! en sentido opuesto a lo que sucede en el mundo

Por Tomás Tomas O’Farrell, Workana.com: El teletrabajo es una tendencia que se está imponiendo en todo el mundo ya que está demostrado que permite a los trabajadores equilibrar mejor la vida profesional con la personal, entre otras ventajas. Sin embargo, en las últimas horas, Yahoo! tomó la decisión de que todos los empleados deberán de ahora en más ir a la oficina para “sentir la energía y la emoción”.

Marissa Mayer, CEO de la compañía, tomó esta determinación y rápidamente la noticia dio la vuelta al mundo. ¿Por qué? Ya que mientras las organizaciones son cada vez más conscientes de los beneficios que les trae el teletrabajo tanto en términos económicos (por ejemplo, no hay necesidad de alquilar grandes oficinas) como en el nivel de satisfacción de sus empleados, la medida de Yahoo! parece ir contra la corriente.

Por qué el trabajo remoto es positivo para las empresas

Según las palabras de Mayer que trascendieron en la prensa, hay que estar en la oficina para
“sentir la energía y la emoción” del trabajo en equipo. Si bien es cierto que el desempeño grupal requiere de comunicación permanente, la verdad es que los medios de comunicación han evolucionado tanto que los compañeros de una misma oficina hablan a través de skype, comparten documentos a través de plataformas como Google Drive y tienen reuniones pre-agendadas tal como lo hacen los equipos que trabajan de forma remota. De esta manera, poco sentido tiene que haya muchos individuos sentados uno al lado del otro durante largas jornadas laborales, si a la hora de interactuar lo hacen básicamente a través de medios electrónicos.

Por otra parte, uno de los principales valores de la mayoría de las empresas consiste en ser “innovadoras”. Esto se logra generando equipos multidisciplinarios que tienen experiencias y vivencias particulares que luego implementan en las compañías. Está claro, entonces, que el hecho de que los profesionales se relacionen con un mayor número de personas fuera del contexto laboral, los enriquece para poder ser más innovadores a la hora de ejercer sus profesiones.

Otra de las tendencias que está avanzando en todo el mundo consiste en trabajar “por objetivo”, en vez de “por hora o “jornada”. En tal caso, a muchos les resulta agobiante tener que cumplir con horarios de ingreso y egreso que son controlados por las áreas de Recursos Humanos. Al respecto, está demostrado que los individuos que cumplen puntualmente con la jornada laboral no son precisamente productivos durante todos esos minutos, ya que los llamados “tiempos muertos” abundan.

Las firmas, entonces, no solo deben considerar que sus empleados están trabajando cuando se los observa sentados en su box. Hoy es posible contar con los mejores profesionales del mundo, estén donde estén, y comunicarse con ellos a través de Internet, ya sea mediante correo electrónico o videoconferencia, entre otros.

Las compañías de todos los sectores y tamaño que adoptan esta modalidad ganan mucho: Por un lado, no tienen la necesidad de montar grandes oficinas para albergar a todos los empleados; pueden acceder a los mejores talentos sin importar su localización. Además, estos profesionales, lejos de querer trabajar bajo estrictas normas de horario, prefieren desempeñarse libremente desde cualquier lugar, haciendo su trabajo a conciencia para lograr continuidad laboral.

En los Estados Unidos según la datos de Sociedad para la Gestión de los Recursos Humanos, entre 2007 y 2012, el porcentaje de empresas norteamericanas que permiten a sus empleados trabajar de forma flexible (incluyendo desde su casa), aumentó de 48% a 53%. Además, datos del 2011 del Departamento de Trabajo de ese país, el 24% de los trabajadores se desempeñan por lo menos un par de horas a la semana desde su hogar. Definitivamente, la decisión de Yahoo! va en sentido opuesto a lo que sucede en todo el mundo.

Tomás O’Farrell es co-fundador de Workana. Antes fue uno de los co-fundadores de Sonico/Fnbox, compañía que obtuvo USD 6mm de DN Capital y varios inversores ángeles. Podés encontrarlo en Twitter en @TomasOFarrell

Workana es un marketplace de profesionales freelance y trabajo remoto enfocado en el mercado de América Latina, Brasil y la comunidad hispana de los Estados Unidos. De esta manera, permite a las empresas contratar los mejores talentos para sus proyectos, al tiempo que posibilita que los trabajadores independientes puedan aumentar su caudal laboral.

12 thoughts on “Teletrabajo: Yahoo! en sentido opuesto a lo que sucede en el mundo”

  1. Me gusta mucho eso de “trabajar por objetivo”, hasta cuando vamos a seguir obligando a todos a ir a un horario, salir a otro horario determinado, pero tener que cumplir un poco más de tiempo laboral casi siempre porque “todo salio mal” o las cosas no quedaron como se necesitaba.
    Las personas que les gusta su trabajo, lo van a realizar, y aun con más emocion si se les permite estar relajados sin estar pensando en que estan llegando “tarde” a la oficina.

  2. Coincido en la opción de teletrabajo cuando se ofrece como lo que es: una opción, y no la única salida válida o “una tendencia que se está imponiendo en todo el mundo.” Me parece que si esto fuera verdad, debería acompañarse el post con cifras y datos que apoyan tal aseveración.

    Para donde sea que miro, no encuentro empresas que opten por el teletrabajo. Ni empresas en las que haya trabajado, ni en las que trabajen mis amigos y/o conocidos. Ni siquiera me he topado en Twitter ni en ninguna red social alguien que trabaje bajo esta modalidad. Hasta tengo amigos en EEUU y Canadá, y ellos van todos los días a la oficina como muchos acá. Es más, si uno habla de trabajar desde su casa en alguna empresa, lo más probable es que te tilden de vago más que de innovador. No lo digo yo, me he topado con actitudes como esa.

    Haciendo una búsqueda en las bolsas de trabajo que existen online, tampoco encuentro ofertas de teletrabajo. Si realmente fuera una tendencia que se está imponiendo, por lo menos esperaría cruzarme con por lo menos un par de ofertas de ofertas de teletrabajo por mes. Pero nada. Y eso que me fijo en la industria del marketing online, que en teoría debería ser una de las mas innovadoras de todas, aunque lamentablemente uno se cruza con mentalidades más tradicionalistas que un estudio contable, pero ese es otro tema.

    Respeto tu apuesta al teletrabajo de la misma forma que respeto la apuesta de Marissa Mayer. Cada uno es libre de manejar sus respectivas empresas como mejor le parezca. En última instancia, cada uno se tendrá que hacer responsable de sus fracasos y recoger aplausos por sus éxitos.

    Steve Jobs diseñó las oficinas de Pixar para favorecer las colaboraciones espontáneas propiciando las reuniones imprevistas.

    En esta era interconectada existe la tentación de creer que las ideas pueden desarrollarse a través de mensajes de correo electrónico y en el iChat. Eso es una locura. La creatividad surge en las reuniones espontáneas, en las discusiones aleatorias. Tú te encuentras con alguien, le preguntas qué está haciendo, te sorprendes y pronto te encuentras elucubrando todo tipo de ideas. Steve Jobs

    Me parece que Steve Jobs tiene suficientes credenciales como para catalogarlo como innovador, y bueno, que podemos decir de Pixar, que vienen innovando desde 1995 con cada película y cada corto que estrenan.

    Justamente son los creadores de esa genialidad y esa obra de arte que se llama “Wall-E”, en donde alertan sobre los peligros de encomendar nuestras vidas a las máquinas, nuestras miradas a pantallas y nuestro tacto a tocar botoncitos.

  3. La única ventaja de contratar “freelance” es precio, y es relativo, en esta parte del mundo, por lo menos, la regla es que los profesionales freelance hagan “La gran freelance”, toman TODO el trabajo que le proponen y no terminan NADA a tiempo, así que terminás pagando a otro freelance para que te lo termine y así ad infinitum….

  4. Casi completamente con el comentario crítico de Gabriel. Me ha encantado lo cita que ha dado de Steve Jobs, no por el autor, sino porqué coincido 100% con ella.

    Yo ejerzo como teletrabjador desde hace unos 5 años cuando me cambié de país de residencia. Soy programador de servidores (LAMP) y la mayoría de mis clientes y colaboradores están en otros países.

    Dicho esto, quiero rebatir varios puntos del artículo que nos reúne y que tal vez sean ciertos en la experiencia delmautor, pero más bien me parecen falsos tópicos repetidos demasiadas veces.

    – La libertad horaria del tele trabajador suele ser un gran inconveniente para el trabajador y también para el resto del grupo de trabajo. Hay MUY POCOS BENEFICIOS en que cada uno haga su ytrabajo a la hora que quiera.. Es decir, entiéndame, es cierto que me da un margen personal de maniobra parabcompaginar mejor mitrabajo con mi vida personal, pero me dificulta mucho el trabajo con los demás. Así pues entiendo que pocas veces estge sea un punto que ayude a las empresas a decantarse por el teletrabajo, o al menos por el teletrabajo “libre de horarios fijos”

    – Necesito a menudo y cada vez echo más de menos lo que decía Steve Jobs en su cita: toparme codo con codo en los pasillos con la gente… es cuando la salud, mental del trabajador CRECE ENORMEMENTE. Eso de que el Skype sustotuye esa necesidad de comunicación es una chorrada, es simplemernte un mal sustituto. Para empezar porqué las “reuniones” por skype son para trabajar… y ahí ya se limitan y se inhiben ciertas interacciones naturales, por más que uno las intente encontrar.

    – señor autor: las innovaciones no existen (o no deberían existir) para servmás “cools” o para “estar a la última”. A ver si vamos de dejar confundiendo “lo último” con “lo mejor”. Que lo último que permiten las nuevas tecnologias es el teletrabajo, no quiere decir que sea lo mejor.

    – por último, destacaría el derecho de la empresa a velar por sus intereses… solo faltaría que el que paga no manda… Me refiero a que si Yahoo, como empresa, encuentra que necesita tomar ciertas medidas laborales que van a mejorarbel servicio y productividad de su empresa, eso es prioritario a otras medidas en las que ell trabajador pudiese salir beneficiado en contra de los intereses mismos de la empresa. Digo esto porque entre demasiados trabajadores veo demasiada propensión a ver como natural que lo primero que debe primar en una empresa es favorecer al trabajdor… lo cuál es ridículo. Otra cosa es -no lo niego- trayar de cuidar al trabajador, pero nunca vas a poner el bien particular por encima del general… ¿sí se me entiende?

    1. Upsss… tengo que añadir que lamento el pésimo redactado de mi comentario anterior… :( con tantas faltas taquigráficas…. es una mierda es escribir con el teclado de la tableta…

  5. Muy mal tiene que estar la empresa como para dar este paso marcha atrás. El teletrabajo es el futuro y no se le debe dar la espalda. Al contrario se debería apostar cada vez más por el ya que es un aliado buenísimo para ahorrar costes de la empresa, para poder conciliar familia y trabajo… y para tantas otras cosas que no se pueden enumerar en un simple post. Os dejo un link con un artículo muy interesante y no menos curioso.

    1. Juana… en mi pueblo tenemos el dicho de que “lo barato sale caro”. Te aseguro que mis mejores clientes prefieren una solución más cara que otra si va a salir beneficiado la calidad en el servicio/producto que ofrecen.

      Insisto en lo que expliqué más arriba: aunque el teletrabajo sea la “panacea” (ejem…) para el trabajador, e incluso sea mucho más barato para el empresario, tiene hoy en día aún demasiados inconvenientes a nivel de productividad y de eficiencia.

      Sería absurdo que yo como tele-trabajador que soy para mis clientes no defendiera el teletrabajo. Pero eso no me evita decir que:

      1) en mi caso ha provocado algunos inconvenientes que “más o menos salvamos” con medidas que normalmente no son necesarias en otras circunstancias

      2) se pierden los momentos de encuentro en los pasillos que mencionaba Steve Jobs, y tengo que decir que nosotros sí lo echamos en falta

      3) obviamente tiene otras ventajas, tanto para el trabajador como para el empresario. Para el trabajador son obvias, para el empresario también tiene a cambio un trabajador más “fiel”, más “dispuesto” a solucionar problemas “fuera de horario” si así es necesario. Es decir, la flexibilidad que se le da al trabajador se suele “cobrar” (creo que de forma justa) en “disponibilidad” para atender a la empresa cuando sea necesario. Claro, en ambos casos, con ciertos límites… pero eso ya es regulable como lo es en otras materias laborales clásicas.

      4) no todos los roles dentro de una empresa son viables en modo teletrabajo (al menos no ahora… en el futuro ya se verá). O dicho de otra forma, según el rol del trabajador ciertos inconvenientes/ventajas crecen/decrecen de forma diferente. Quiero señalar con esto que no es VÁLIDO ni ACONSEJABLE establecerse una REGLA ÚNICA para decidir acera de si “teletrabajo sí o teletrabajo no”.

      Salut!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *