Silicon Valley: esa zanahoria en la cara de las ciudades

El burro y la zanahoria

Ya hable del mito de copiar Silicon Valley que se transforma en una obsesión por tener un Silicon Valley en cada ciudad alrededor del mundo y termina lastimando los ecosistemas que están creciendo. Hoy el blanco es New York: Despite Big Ambitions, New York’s Tech Scene Is Still Starting Up al que muestran como un ecosistema que no logra tracción.

Si te interesan los medios, tal vez te suenen The Huffington Post, BuzzFeed, Vox Media, The Daily Beast o Upworthy. Si te interesan el ecommerce, tal vez te suenen Foursquare, Artsy, Kickstarter o Warby Parker. En publicidad NewsCred, Doubleclick o Quartz (que también califica como medio). Si te interesan las apps podemos hablar de Tinder, Paper, Custora o Branch u Olapic. ¿En serio tengo que seguir?

Pero claro, si uno lee una nota en el mismmísimo New York Times con frases de tipos que son un peso pesado como Roelof Botha diciendo

“The most harmful thing that limits a company in New York is that they are not part of the milieu of Silicon Valley,” said Roelof Botha, a partner at Sequoia Capital in Silicon Valley. Being in the San Francisco area, he said, helps start-up founders know the right people to pick up on bits of gossip about new product releases or venture financing rounds.

Se debería preguntar si no hay “contactos” en NYC, pese a estar en el centro financiero y publicitario mundial con acceso a todos los fondos con solo caminar 10 minutos ¿que nos queda para los países de fuera de USA? ¿Que le queda a un emprendedor en España, Argentina Mexico o Venezuela? ¿Podemos pensar entonces en hubs como Miami con chances de crecer?

Me viene a la cabeza la fábula del burro y la zanahoria atada a su espalda luchando siempre por llegar a algo que se mantiene fuera de su alcance; todos mirando Silicon Valley y tratando de ser algo que no se puede porque así como no hay dos ecosistemas iguales en el mundo, no hay dos ciudades iguales y cada una tiene sus ventajas y desventajas…

New York es un ecosistema que más de uno querría tener cerca pero mientras todo lo que se haga se compare con Silicon Valley va a parecer un fracaso.

2 thoughts on “Silicon Valley: esa zanahoria en la cara de las ciudades”

  1. Hay una obsesión por “ser” el nuevo Silicon Valley o el nuevo Steve Jobs o por acomodar el entorno para que esas versiones surjan “naturalmente”, como si SV o SJ no fueran una absoluta anomalía que no responde a ninguna receta.

    Harta escuchar a políticos, empresarios, “emprendedores” y demás promotores del cambio y disruptores de mercados postulando que Steve Jobs fue un soñador que no bajó los brazos por sus sueños y entonces los alcanzó, y que todos podemos ser soñadores, y que si no bajamos los brazos, el nuevo Steve Jobs podría estar entre nosotros, sarasa, sarasa, etc. Idem Silicon Valley en X ciudad donde haya más de 1 startup.

    Los casos más tristes son donde la realidad es apabullante, y antes que Silicon Valley habría que tener cloacas que anden bien, barrios que no se inunden y que no te peguen un tiro para robarte el celular. Como pasa en casi toda América Latina.

    Hay que darle más bola a Adam Smith y menos a copiar modelos que no lo son y que, por lo tanto, no pueden copiarse.

  2. La cuestión es que comparan un sitio centrado en la innovación tecnológica con un sitio más centrado en negocios y ventas. No está mal, pero NYC es más un centro financiero que un centro de innovación, al menos en lo que se refiere a software y hardware.

    Hay casos excepcionales, como Kickstarter o FourSquare, pero no son la regla. En NYC la gente innova más en forma de pintura, música, cine y pizzas…

    Creo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *