Denken Über El weblog de Mariano Amartino donde escribo sobre tecnología, estrategias y cosas de internet.

Hace 2 años

Proyecto Sur y su proyecto de “Derecho de Acceso a la Cultura”

Luego de unos días (en que estaba de viaje) y algunas charlas interesantes con algunos de los actores involucrados me gustaría hablar del expediente 2995-D-2012 de “Derecho de Acceso a la Cultura” enviado y firmado por la gente de Proyecto Sur que es, en definitiva, la despenalización de la copia y descarga de Internet:

  • Art. 1º. El acceso a las obras autorales comprendidas por la ley 11.723, o su uso, mediante la red Internet, realizado en forma individual o en la intimidad del hogar, en el ámbito escolar, universitario, o bibliotecas de acceso público y gratuito, con la finalidad exclusiva de instruirse, educarse, informarse, entretenerse, o emocionarse, y con exclusión de cualquier modalidad de utilización comercial o uso público de las mismas, constituye el ejercicio del derecho de acceder a la cultura y, en ningún caso, podrá configurar un acto ilícito aún cuando el usuario realizare una única copia en un archivo digital en su ordenador personal y la misma no fuere utilizada con fines comerciales o de lucro. Tampoco será punible el facilitar este acceso cuando el mismo se ofrezca gratuitamente al usuario.
  • Art. 2º Queda derogada toda norma que se oponga al libre ejercicio del derecho contemplado en el Artículo Primero
  • Art. 3º De forma

En solo un artículo Proyecto Sur ataca todo punto posible por el que se puede atacar a las descargas en internet, básicamente la forma en la que se arma es sólida y ahí se ve bastante la mano de Julio Raffo, porque al incluir conceptos como “goce de la cultura”, “obras autorales comprendidas por la ley 11.723″ y “Tampoco será punible el facilitar este acceso cuando el mismo se ofrezca gratuitamente al usuario” hace algo inteligente y efectivo.

Deja que sea la misma ley 11.723 la que define el alcance de este proyecto, entiende algo básico como el “goce” que es definido por el usuario y finalmente protege a todas las plataformas que distribuyen contenido en Internet (sea en forma de Torrents, descargas directas o de Streaming) porque estas viven de la publicidad y no de suscripciones (y las que viven de suscripciones lo dibujan como “donaciones”) con lo que engloba todo el circuito.

Sinceramente me parecería ideal que esto se apruebe, pero conociendo el lobby descarado y poderoso de las agrupaciones de derechos (y de algunos artistas que la juegan de buena onda) lo veo complicado pero hey… si es por mi cuenten con mi apoyo :)

sin comentarios por ahora