El caso de Aaron Swartz

Standard

Ayer se suicidó Aaron Swartz, uno de los activistas de Internet que hicieron de la libertad de expresión y un internet abierto una de sus banderas; parte gigante del freno a SOPA/PIPA, como hacker había colaborado en la especificación RSS a los 14 años y hasta cofundado REDDIT… tal vez la suma de sus antecedentes depresivos y la decisión del Gobierno de USA de perseguirlo y hacer un ejemplo con su caso lo llevaron a suicidarse.

Para resumir, en 2010 usando la red del MIT y sus credenciales accedió a la base de datos de JSTOR (base de archivos académicos) y descargó 4.000.000 de archivos sin siquiera ocultar su identidad; en cuanto se descubrió que había enchufado una portátil a la red y que era de el, entregó los discos y JSTOR quiso que todo termine… pero, vale la pena detenerse en puntos oscuros.

Desde ya el mejor resúmen en español del caso del DoJ vs Aaron Swartz lo hizo @sinkdeep en ALT1040 hace ya dos años con todos los datos que hoy son noticia, especialmente:

“JSTOR no pidió la persecución criminal de Swartz, sino que ha sido conducida por el gobierno de Estados Unidos, bajo el argumento de que se violó la política de Términos de Uso (ToS=terms of service) de estos sitios”

Para que quede claro, JSTOR se había despegado de la demanda al momento de inciarse con un comunicado muy claro:

“La investigación criminal y la acusación de hoy al Sr. Swartz ha sido dirigido por la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos. Fue la decisión del gobierno de enjuiciar, no de JSTOR… Una vez logrado esto, no teníamos interés en que esto sea un asunto legal en curso.”

De hecho es el mismo JSTOR, que había desestimado la demanda, emitió a menos de 24 hs del suicido un comunicado bastante claro (y esto va más allá de si es caro o no, ya que la demanda se dió de baja porque cualquiera con credenciales académicas de las Universidades podía accederlo) y le agrega un sabor de sinsentido al potencial castigo de décadas en prisión:

“El caso es que uno que habíamos lamentado estar involucrados desde el principio, ya que la misión de JSTOR es fomentar el acceso generalizado al cuerpo mundial de conocimientos académicos. Al mismo tiempo, como uno de los archivos más grandes de la literatura científica en el mundo, debemos ser administradores cuidadosos de la información confiada a nosotros por los propietarios y creadores de ese contenido. Para ello, Aarón devolvió los datos que tenía en su poder y se cerraron todas las demandas civiles que JSTOR pudiera haber tenido en su contra en junio de 2011.

¿La parte afectada dijo una y otra vez que no quería que esto fuera un tema legal y desestimaron el caso y se despegaron de la decisión de la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos? Si. No sólo eso, sino que Alex Stamos explica específicamente la definición de “crimen”:

“El MIT opera una red extraordinariamente abierta… De hecho, en mis 12 años de trabajo profesional de seguridad, nunca he visto a una red esta abierta… En el espíritu de la filosofía del MIT, el Instituto funciona esta red abierta, sin control y sin restricciones a propósito. Su jefe de seguridad de la red lo admitió en una entrevista con abogados de Aarón… y opta por no advertir a los usuarios de su red inalámbrica con términos de uso o una definición de prácticas abusivas.”

Aaron no “hackeó” el sitio web de JSTOR según ninguna las definiciones razonables de “hack”… línea de comandos básica que descarga un archivo de la misma manera que el botón derecho y seleccionando “Guardar como” en tu navegador favorito…no hizo nada para cubrir sus huellas u ocultar su actividad.

El gobierno no proporcionó ni una prueba de que estas descargas causó un efecto negativo en JSTOR o MIT, excepto la tontería de apagar todo acceso WIFI del MIT debido a descargas de un usuario bastante fácil de identificar… Quiero señalar que los cargos por invasión de propiedad contra Aarón fueron retirados y no eran parte del caso federal.”

¿Soy el único que ve un patrón donde el “damnificado” cerró todo el proceso legal pero el Gobierno de USA y el MIT se dedicaron a proseguir el ataque? Entiendo que Aaron Swartz fue uno de los pilares de la destrucción de SOPA/PIPA pero ¿puede llegar a tanto la persecución por parte de un Gobierno?

No soy el único que parece pensarlo..

Uno de los párrafos más directos que se vieron en mucho tiempo y escrito en el comunicado oficial de la familia de Aaron Swartz:

“La muerte de Aaron es más que una tragedia personal. Es el producto de un sistema de justicia penal plagado de intimidación y persecución exagerada. Las decisiones tomadas por los funcionarios de la oficina del Fiscal de EE.UU. Massachusetts y el MIT contribuyó a su muerte. La oficina del Fiscal de EE.UU. siguió una serie de cargos excepcionalmente duro, llevando potencialmente a más de 30 años de prisión para castigar a un presunto delito que no tuvo víctimas. Mientras tanto, a diferencia de JSTOR, MIT se negó a ponerse de pie por Aaron y principios más preciados de su propia comunidad”.

Y resalto que mencionan al MIT dos veces, una por tomar la decisión de permitir al estado seguir con un caso donde no hubo daños (repito: no hubo daños, ni hubo lucro, ni hubo hackeo.. no hubo siquiera una distribución de materiales) ser parte funcional de esta trama es una mancha gigante en el ethos del MIT que muestra orgulloso los hacks de sus estudiantes.

Tal vez las palabras de Lawrence Lessing son sabias y mucho más profundas de lo que muchos podemos expresar:

“Aquí es donde necesitamos un mejor sentido de la justicia y la vergüenza. Porque lo escandaloso de esta historia no es sólo Aarón. También es el absurdo de la conducta del Fiscal de los Estados Unidos. Desde el principio, el Gobierno trabajó tan duro como pudo para caracterizar lo que Aarón hizo de la manera más extrema y absurda. La “propiedad” Aaron había “robado”, se nos dijo, tenía un valor de “millones de dólares” – con la pista y, a continuación, la sugerencia de que su objetivo debe de haber estado en beneficio de su crimen. Pero quien dice que hay dinero de por medio en un alijo de artículos académicos o es un idiota o un mentiroso. Estaba claro lo que esto no era, sin embargo, nuestro gobierno continuó empujando como si hubiera capturado a los terroristas 9/11 in fraganti.

Era brillante y divertido. Un chico-genio. Un alma, una conciencia, la fuente de una pregunta que me he preguntado un millón de veces: ¿Qué pensaría Aaron? Esa persona se fue hoy, llevado al límite gracias a lo que una sociedad decente sólo llamaría acoso. “I get wrong. But I also get proportionality.” Y si no tenés ambas, no merecen tener el poder del Gobierno de Estados Unidos en sus manos.

No temas ni desmayes, vivimos en un mundo en el que los arquitectos de la crisis financiera regularmente cenar en la Casa Blanca – y donde incluso nunca los llevó a la “justicia”, aunque hay que admitir las acusaciones, y mucho menos ser etiquetados como “delincuentes”.”

Es tan terrible leer todo esto, ver como Lawrence Lessig, Tim Bernes-Lee, Cory Doctorow, Danny Sullivan, Gabe Rivera, Andrew McLaughlin, todo el espectro de gente que cree en una internet abierta, accesible y pura está conmovido; pienso en las palabras de la familia apuntando (como ya sabíamos muchos antes y todavía esperamos que den la cara) a Carmen Ortiz y Steve Heymann de la Oficina del Fiscal Federal de Massachusetts y al propio MIT (vergüenza debería tener la institución que pregona la apertura y la unión de mano y mente para llegar al conocimiento)… y creo que Cory hizo uno de los mejores panegíricos que leí y me quedo con su última oración porque así van y lo leen todos:

“Para el mundo: todos perdimos hoy a alguien que tenía más trabajo por hacer, y que hizo del mundo un lugar mejor cuando hizo su trabajo.”

Veo el video que puse al inicio del post y me sigo sorprendiendo por su claridad… solo tenía 26 años :´(

10 thoughts on “El caso de Aaron Swartz

  1. Leí decenas de posts sobre el caso de Aaron Swartz pero en ninguno mencionan lo deficiente del sistema de salud estadounidense, por eso quería simplemente comentarlo por arriba en Uberbin.
    Creo que las personas brillantes deberían ser más cuidadas. No sólo por la justicia/gobierno si no también por los sistemas de salud.

    Leí en varios lugares que Aaron Swartz padecía de Trastorno Depresivo Mayor (una clasificación que usan los estadounidenses según el DSM IV para el cuadro clínico que conocemos como “Depresión”), y es muy difícil hablar desde afuera sin haber diagnosticado.. pero definitivamente el tema de la justicia fue un detonador, pero antes hubo otras cuestiones que son TANTO o MÁS importantes, y más primarias que no fueron tratadas apropiadamente; ni con la eficacia ni la rigurosidad requerida. Con esto me refiero a que lamentablemente en los sistemas de salud que conocemos no se le da un tratamiento al psiquismo como sí se le da al cuerpo, y la decisión de matarte siempre viene desde la cabeza.

    En resumen, creo que los sistemas de salud deberían recibir mayor $$ para I+D y tratamientos, más aún para personas que aportan a industrias enteras y contribuyen al sostenimiento de las sociedades, la economía y la cultura. Sin ir más lejos, no puedo dejar de pensar en Steve Jobs como víctima de una enfermedad psicosomática.

    Nobody cares.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>