Categorías
Weblogs

Pew Research: autorretrato de los bloggers

Un reporte del Pew Research llamado «Bloggers: a portrait of the Internet Storytellers (PDF) muestra algunos datos interesantes… pero el que más me llama la atencion es que, en la blogosfera sajona, solo cubren temas de tecnología… el 4%

Es cierto que el estudio tiene otros datos estadísticos, pero luego de pensarlo me suena totalmente lógico que,ese 4% de blogs dedicados a «internet-tecnología-etc.» tenga tanta preminencia en los rankings y buscadores de blogs…

Al fín y al cabo es mucho más simple que existan referencias, linkeos y temas «comunes» cuando hay intereses específicos que cuando se escribe de «mi gato se comió la cabeza de mi stacey malibú».

Y ojo que esto no lo digo de manera despectiva, pero tal vez no seamos tan endogámicos por naturaleza propia sino como simple consecuencia de la temática… igualmente me hubiese gustado ver la evolución de los «temas» durante los últimos 4 años y ver, de paso, como la política y otros comienzan a tener mayor presencia y empiezan a «desplazarnos» en numeros totales.

4 respuestas a «Pew Research: autorretrato de los bloggers»

A ver si enganché el piolín: lo de mantener una temática explica que sea fácil de clasificar … pero la preminencia viene de la mano? Me parece que la preminencia tiene que ver con los gustos comunes. En ese sentido -ensayo- el ruido de temas alimenta a los 2 tercios que hablan de su gato y del stacey malibú (?), pero refuerza a su vez a los que se mantienen en temas de común denominador (blandos) como sexo, juego e internet-tecnología. Hay blogs bien temáticos pero que su temática no es muy preminente en los rankins (ej. matemática, excepto cuando JP habla de ciertas topologías populares).

[…] La autodefinición es el primer indicador de congelamiento de una comunidad, después no tarda en aparecer la exclusión del diferente. No esperemos a que vengan por nosotros. Hace un tiempo me empezó la urgencia de un cierto tipo de anarquismo: inyectar ruido, diversidad de señales, confundir a la clasificación que intente sacar una síntesis que termine borrando la riqueza de las partes. Llegado a ese punto estamos tan fritos como en película de Hollywood que escribe los finales sin aperturas, como Clarín, como partido político o club de fútbol. Con tanto meta de meta de meta agregador se está aplicando un filtro normalizador: el colectivo escribe para el colectivo. Demagogia. ¿Y la anomalía ? Asfixiada. No los culpo, pero entendamos que es un efecto conchi aplicado a la información. Esto ya lo probamos por siglos, suponer que el pensamiento colectivo no se equivoca solía rebatirse en cualquier charla de café psicobolche con un sólo ejemplo contundente: el nazismo. No quiero una síntesis, quiero lo inesperado. Porque la deificación de la síntesis es cómo una masturbación mental, no tiene demasiadas sorpresas. Pon un indicador estúpido y encontrarás comportamientos estúpidos. Hoy está el indicador de popularidad y si la popularidad es el común denominador del colectivo, el comportamiento será escribir para el colectivo. Nuevamente demagogia realimentada. Hay conclusiones tales como enfocarse en una temática para alcanzar el éxito, perseguir una voz. Como las caras de cirujía, todas se terminarán pareciendo en un rango de Michael Jacson a Zulema Yoma. Si suplantamos a la selva por campos de soja vamos a tener soja, eso seguro. Pero habremos perdido la diversidad y cuando la soja se produzca más barata en otro país, ¿a donde vamos a ir a buscar nuevas soluciones ? Las clasificaciones nos exhiben una linea ordenada que es útil para aprender rápido pero borra los caminos a los tumbos que característicos de la innovación. Algunos llevan a rutas muertas y otros a la salvación, no lo sabemos de antemano. Que florezcan mil anomalías. En la diversidad de anomalías está el posible cambio. […]

Los comentarios están cerrados.