Categorías
Rants

WFH o como trabajar desde casa para los que no están acostumbrados

Con el avance del coronavirus muchas empresas, principalmente tecnológicas pero cada vez más de otras industrias, están pidiendo a sus empleados que trabajen desde su casa para evitar generar focos de contagio en sus espacios. Pocos son los que ya están acostumbrados a trabajar desde casa, así que más que una lista de consejos, va la lógica atrás de las listas.

La consistencia es la clave del trabajo remoto y no podés tenerlo si no tenés una rutina, un espacio y las herramientas para hacerlo. Pero si tenés todo eso y te olvidás de lo que te hace bien para poder ser productivo, vas a tener un problema.

¿Porque tener una rutina es bueno? Porque es lo que te permite separar lo personal de lo laboral, y que tu vida no se convierta en un dolor de cabeza donde tu familia imagina que puede pedirte mil cosas a lo largo del día o que vos termines respondiendo mails de trabajo mientras cenás con tu familia… o solo mirando el techo en paz.

Las rutinas tienen pasos, y eso es lo que permite incorporarlas como algo automático; aunque las listas son buenas no hay dos rutinas iguales y trabajar remoto te permite crear una que te sirva a vos. Por ejemplo a mí me sirve tomar un café y ponerme a trabajar rápido en priorizar mails y sacar de forma ágil los sencillos, o realizar tareas que no implican foco 100% -no, en serio, el que te dice que tiene 100% de foco durante 100% del día es un mentiroso. En cuanto encuentro que hay una curva de problemas… me levanto, me tomo 30 minutos y desayuno (en serio) para luego sentarme y trabajar (en serio).

Honestamente, sin un espacio «designado» para trabajar se te va a complicar el trabajo remoto con o si coronavirus. Y cuando uno dice espacio de trabajo no tiene que ser un cuarto separado. ¿Por qué este consejo se repite? Si hay un lugar donde tenés todo lo necesario para trabajar, donde te sentás específicamente a trabajar todos los días y donde evitás distracciones… te va a permitir trabajar de verdad. Si vivís solo, esto te permite enfocarte y si vivís con familia, que ellos también entiendan que estás trabajando y no mirando Netflix en pijamas (hacete un espacio en el día para hacer esto también :P)

Tu salud te va a agradecer tener un pack básico y hay tres componentes clave en las herramientas para trabajar desde tu casa: silla, auriculares con noise cancelling y un router de calidad; y aunque a todos nos gustaria tener una Herman Miller Aeron, unos Bose QC35 y una red mesh… podés tranquilamente ir por cualquier equipo/silla de gaming porque tienen a veces mejores precios y unos ergonomics que son increíbles. Una buena silla es clave porque vas a estar mucho tiempo sentado en un espacio que en general no está pensado para eso.

Hablando de salud, la lógica atrás de todas las listas es simple: trabajando en tu casa tenés menos incentivos para salir, no caminás casi nada y ni siquiera estás parado lo necesario. Tomate tiempo y hacé algo, aunque sea caminar 40 minutos a un ritmo coherente para mantener tu metabolismo basal alto. No todos tienen que salir a instagramear que hacen 80km en bicicleta todos los díaas o que son crossfiteros. Consejo de alguien con stent: al trabajar desde tu casa no tenés que hacer conmute y por lo tanto ahora tenés el tiempo para dedicarle 40 minutos a tu salud. Bloqueá tu agenda y hacelo en el momento que te sirve a vos. Unos te van a decir «salí a las 4AM que las endorfinas hacen el resto»… honestamente no tenés necesidad alguna de hacerlo de forma incómoda.

Y hablando de incomodidades, tu mayor distracción es el teléfono. Bloqueá notificaciones (excepto de gente clave y familia), desactivá la sincronización de e-mails fuera del horario laboral y no te estreses porque no estás en la oficina. Como «frontera laboral» tengo la ventaja de trabajar remoto con un equipo (directo) distribuído en Seattle, San Pablo, New York, Reino Unido, Israel, Dubai Japón y China. Si dejara que las notificaciones y mail se sincronizaran cuando los recibo, podría tener 24 horas de notificaciones y es imposible manejar ese ritmo.

¿Es lo mismo si tenés gente a cargo? Si pero además tenés la obligación de darle a tu equipo la posibilidad de tener canales de comunicación, de saber el pulso del negocio y de fomentar un espíritu de equipo que en ambientes remotos pueden ser un desafío.. pero eso para otro día, que mi alarma de ejercicio sonó y tengo que salir :P