Obituarios 2.0

Hay dos medios que tienen unos obituarios geniales; The Economist Obituaries que son un compendio genial de la vida de esas personas pero no actualiza mucho, y el NYT Obituaries que es mucho más completo, de hecho a veces hay 2 o 3 por día… dependiendo de las “noticias”.

last_word_buchwald.jpg

Ahora el NYT acaba de lanzar una nueva sección de sus obituarios que, complementa el obituario “tradicional”, arma “tópicos” con la persona para que con un click puedas ver todas las noticias publicadas por el medio sobre esa persona y un video en flash.

Estos videos son filmados antes de que la persona muera y que se arman y ponen online cuando ya murió; el primero de estos es el Art Buchwald: I just died! y es bastante extraño ver un video de un tipo diciendo “Hola, ya estoy muerto!”


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

6 respuestas a “Obituarios 2.0”

  1. Ranajujuy Avatar

    Genial! hace mucho tiempo que tengo pensado armar uno de estos, hay que tenerlos listos ya que uno no sabe cuando deja este mundo (ojalá que a mi me falte un rato todavía).

    Y despues poner una de estas lápidas:
    http://www.vidstone.com/products1.htm

  2. beto Avatar

    Según tengo entendido, hacer el video fue idea de Buchwald, no del NYT.

    Que a NYT le parezca una idea “genial” para repetir ad infinitum, pues ya es otra cosa.

  3. álvaro Avatar

    jaja, es genial !!!

  4. dario Avatar

    Humor negro mediante, propongo esto. Que los diarios argentinos, y por que no mundiales, pongan obituarios de personas… vivas!! (Kissinger, Henry me viene a la mente…)
    Primera entrada en tu sitio. Segurmaente no la ùltima!

  5. Fabio Avatar

    Bueno, pero Art Buchwald era un humorista mordaz, que debe haberse prestado a esto con mucho placer.

    A propósito de muertos, no me funka el Word Press.

    ¬¬

  6. Consultor Anónimo Avatar

    En España, Canal + (cuando era la cadena privada qu emitía codificada) también emitía este tipo de entrevistas “post-mortem”: entrevistas grabadas con personas específicamente para ser emitidas después de morir.

    Bonitos epílogos. Y una sensación extraña tiene que ser grabar una entrevista así.

A %d blogueros les gusta esto: