El estúpido Cartel Internacional de la Buena Onda

dos caras la buena onda es mentira

Leo en Revista Paco una critica a Malcom Gladwell y su respuesta a las críticas que le hicieron, finalmente, desde The Wall Street Journal y Slate a su último libro David and Goliath: Underdogs, Misfits, and the Art of Battling Giants y leo que, hablan de un “Cartel Internacional de la Buena Onda” existente en el ámbito cultural donde no se soporta la crítica… pocas veces sentí que estaba hablando del mercado de los emprendedores tan bien como en este post.

“A la brevedad, seguramente, Gladwell va a decirle a Chabris lo que verdaderamente estará pensando: que Chabris, en realidad, lo envidia. Suele ser la respuesta narcisista y primaria del miedo ante la desnudez intelectual. El inconveniente es que Chabris puede argumentar sobre la lectura de un libro de Gladwell, pero ni Gladwell ni nadie puede argumentar sobre las obsesiones, las calmas o las envidias de Chabris. Porque esas no son más que especulaciones. Ni ideas, ni argumentos, simples especulaciones. Y llenas de miedo, además.”

Automáticamente me vinieron a la mente no solo ejemplos “propios y locales” sino que fue exactamente lo que pasó con la crítica que le hicieron a TED, hecha en un evento TEDx (estos que se abrieron para aumentar la exposición de la marca y que luego derivaron en luchas de ego pero con buen contenido) y es excelente porque nos pide, básicamente, tener un pensamiento crítico hacia las ideas que nos presentan de forma pre-digerida para abrirnos los ojos; les recomiendo ver este video porque es genial:

La respuesta que le dió Chris Anderson a esa excelente crítica a la cultura TED despreciandolo porque “lo envidian” fue simplemente lo que se llama envenenar el pozo haciéndolo personal

Seven years ago, when TED Talks debuted online, the blogosphere buzzed contentedly over this new free form of intellectual food. The Guardian once published an op ed titled In Praise of … TED . Now, with more than 2 million TED Talks viewed daily, some bloggers have discovered you can win a lot more clicks by going with “In Condemnation of TED”.

Si uno mira un poco más allá de las palabras va a ver que es acá es donde el Cartel Internacional de la Buena Onda de vuelve estúpido y peligrosos, cuando uno no puede hacer una crítica con argumentos y esperar del otro lado una respuesta con argumentos para debatir, en vez de iniciar un ataque ad-hominen frontal (y en Argentina ni eso) se frena la capacidad de debatir y crecer en base al disenso.

Cuando el “Cartel Internacional de la Buena Onda” sólo te da palmaditas en el hombro y te aplaude pero no es capaz de plantearte un desafío intelectual pasan dos cosas bastante tristes; por un lado se crean “premisas validadas porque las dice X persona” y entonces se crean monstruos sagrados a los cuales si les rebatís algo es porque “los envidiás” pero peor y, acá está lo peligroso, cerrás la puerta al disenso y al pensamiento crítico… y cuando falles van a decir “fue mala suerte”.

¿Que pasa con esto? Que hace falta que aparezcan outsiders a los que les importa poco y nada debatir con un cuchillo entre los dientes y buenos argumentos para que el resto de los que leen no piensen que todo lo que escribe o dice o hace alguien es conocimiento puro.

He visto startups insultar a bloggers por criticar su modelo de negocio o a los critican filosofías, he visto startups decir que uno los envidia por criticar un punto específico de su modelo pero nunca debatir con argumentos … si hasta hay alguien que me prohibió nombrarlo!

Pero piensenlo por un segundo:

Sin críticas uno puede perder otros puntos de vista, sin críticas uno no re-piensa sus propios argumentos o creencias y, en definitiva, sin críticas uno no crece, y eso es lo más peligroso de nuestro estúpido Cartel Internacional de la Buena Onda.

Nota: Leí el libro y me pareció ridículo al punto de admitir que lo leí solo porque escribí este post; Gladwell y Godin descubrieron que se puede tomar una frase o idea, estirarla hasta hacer un libro y marketinearlo en este mundo de cultura rápida que no acepta críticas

6 thoughts on “El estúpido Cartel Internacional de la Buena Onda”

  1. Hace poco pensaba justamente en este tema puntual, pero desde otro lado: el de los jefes/gerentes que causan la emigración masiva de cerebros de sus organizaciones por no tolerar ni promover nada que los critique a ellos o a sus puestos de trabajo.

    Uno de los primeras bajas en combate de esta era del conocimiento libre, distribuido y en tiempo real es la impunidad intelectual. Por más que se intente forzar la asepsia en la reputación y las críticas moderadas, se abrió una puerta online tan grande que no se podrá cerrar más. El que no acepte críticas o no sea capaz de aguantarlas y/o refutarlas, más vale que no abra la boca, no toque una tecla ni tenga ningún puesto relevante dentro de una organización: este brave new world no es para ellos.

    Godin y Gladwell son iconos de los pensamientos breves hechos libro. En ambos, me parece, se está notando cada vez más la aceleración de ese hecho. Los primeros libros que escribieron tenían mucho más sustento y contenido nutricional que las últimas cosas que publicaron. No deberían negarse a los Amazon Singles y tendrían que escribir para ese formato de artículos largos con forma de libro.

    1. @ramiro
      me parece muy bueno tus detalles; por un lado el tema de “abramos las puertas” y ahora las quieren cerrar (ie: quejarse que un blog hable de cosas con contenido subjetivo) y por otro lado que Godin y Gladwell deberían hacer los “singles”… lo noté hace unos cuantos libros; se dieron cuenta que podían hacer un libro estirando algo que no daba mas que para un capítulo; y ahi perdieron valor real

      Pero volvemos a lo de antes; sin estas críticas, uno no podría buscar alternativas a Godin/Gladwell o Gladwell/Godin no podrían ver lo qeu le pasa a su publico objetivo.

      1. Levemente offtopic: Amazon abrió mucho el juego a los comentarios/reviews/críticas, y fue pionero en dejar que ambos lados de la campana tengan igual oportunidad. Ahora, muchos authors responden personalmente a las reviews de sus libros, lo que cambia fuertemente el paradigma lector-autor.
        Además, con la acumulación de metadata y minado inteligente mediante clasificadores bayesianos y otros métodos, las recomendaciones en base a lo buscado y/o leído y/o social connections se van haciendo tremendamente eficaces. Compro varios libros recomendados algorítmicamente al año: es groundbreaking en más de un sentido (y va inutilizando los métodos tradicionales de astroturfing que usaron los authors toda la vida).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *