Los documentos robados de Twitter

Dice Michael Arrington: “News is stuff someone doesn’t want you to write. The rest is advertising” luego de recibir documentos robados de Twitter como justificacion para su publicación y, personalmente, me gustaría hacer la distinción entre investigación y robo de información…. ¿o en algún momento me perdí de algo y el robo deja de ser robo porque “el pueblo debe saber”?

Y es cierto que yo pagaría por tener acceso a los planes de monetización de Twitter pero vamos, publicar cosas como “tenemos los nombres de personas que fueron entrevistadas y no lograron su puesto” o “no vamos a publicar los códigos de seguridad” es casi tan poco ético como extorsivo.

Y vuelvo a algo que me está molestando últimamente; si los “nuevos medios” (frase carente de sentido) vienen a evitar las mañas y vicios de los “viejos medios” ¿porque vemos que una y otra vez se empeñan por hacer cosas que son, al menos, éticamente cuestionables y que solo buscan tráfico y lo defienden diciendo “lo hicimos por la gente”?

Via: Betobeto

10 thoughts on “Los documentos robados de Twitter”

  1. la linea es muy fina… muuuuuuy fina..

    y está clarisimo que este Arrington la ética la perdió hace rato…
    No se le puede pedir mucho..

  2. Lo más interesante es que la gran mayoria de lectores de TechCrunch se le ha ido encima a Arrington y desaprueban su decisión de publicar dichos documentos. Su excusa ahora va por el lado de que hay datos que son noticia, y esta no siempre es publicada con el concentimiento de sus protagonistas.

    Muy mala jugada por parte de este blog.

  3. Techcrunch es la institucionalización del Sensacionalismo 2.0. El pequeño Chiche Gelblum que todos llevan dentro y no todos pueden controlar.

  4. Pues aparte de venir como siempre a leer tu blog, he venido a felicitarte por tu nuevo puesto frente a HIPERTEXTUAL de Eduardo Arcos.

    Felicidades y que sigan cosechando éxitos.

    Saludos desde Montreal, Canadá.

  5. La publicación de los documentos es absolutamente antiética por donde se le mire, especialmente en este caso en el que no existe un “bien común” que pueda derivarse de la publicación de esos datos.
    Shame on TechCrunch.

  6. A mi también me molesta eso, genio que lo decís:

    “¿porque vemos que una y otra vez se empeñan por hacer cosas que son, al menos, éticamente cuestionables y que solo buscan tráfico y lo defienden diciendo “lo hicimos por la gente”?”

    Abrazoss!

  7. Arrington y TechCrunch hace rato vienen gastando cartuchos de manera torpe. Primero fue la victimización de Arrington por la agresión de un tipo, luego la tomaron contra Last FM (ahí los deje de leer) y ahora esto…Me parece que ha entrado en decadencia.

  8. Este Michel no tiene cara y no tiene códigos, yo no entiendo como la gente le sigue mandando cosas como esas, paga muy bien acaso?
    Ahora no tiene por que quejarse cuando lo critican, porque hacer eso es de forro, sinceramente…
    Como dije en alt1040.. aguante Mashable! =P

Comments are closed.