Seis cosas que perdemos con el fin del Transbordador Espacial

space-shuttle Genial artículo en el IEEE Spectrum sobre seis cosas que se pierden al cancelar el programa del Transbordador Espacial por cuestiones presupuestarias, mientras se gasta más plata en aire acondicionado para la guerra en Irak, y que no se pueden gestionar fácilmente:

  • 1. Entrega delicada de grandes módulos para la conexión a complejos existentes: el tamaño de la bahía y la combinación de maniobras humanas con finalización robótica que incluye guardarla en caso que no se pueda es imposible.
  • 2. Llevar la carga suavemente: en cierto sentido es real, va a haber que encontrar soluciones “creativas” para poder llevar y traer módulos o cargas que deben ser tratadas con cierta delicadeza y que hoy la estructura del transbordador es la que cubre.
  • 3. Seguro en “operaciones de proximidad”: vuelvo al punto uno, la combinación de maniobras humanas con motores especiales lo hacía simple con lo que se pierde o… por lo menos hace mucho más difícil.
  • 4. Despliegue temporal de un banco de trabajo en órbita para experimentos, reparaciones, y otros equipos: perdido 100%
  • 5. Investigación de alta precisión en órbitas con instrumentos especializados: quizas se puede reemplazar con equipos no tripulados.
  • 6. Flexibilidad de la composición de la tripulación: nadie va a poder reemplazar esto por más que hayan existido un par de accidentes que, incluso revisando sus tripulaciones, muestra que eso era un punto gigante a favor

Si el último lanzamiento se hubiera llevado en tiempo y forma hubiese estado ahi para verlo pero las cancelaciones lo hicieron imposible (despues me quejo de las cenizas de LAN :P) pero por más que el programa de transbordadores tenga sus fallas sigo creyendo que fué una innovación gigantesca y cerrarlo por “razones presupuestarias” cuando la logística de ejércitos para Irak y Afghanistan por si sola cuesta más me parece ridículo.

Actualizacion: los 6 puntos son los de la revista pero la opinion que lo acompaña es la mía… debería haberlo aclarado :P

2 thoughts on “Seis cosas que perdemos con el fin del Transbordador Espacial”

  1. Yo estoy en desacuerdo y todavia no me logran borrar la sonrisa de la cara que tengo desde el dia que me entere que dan de baja este programa del shuttle.
    En los planos, en la teoria, era simplemente fantastico; pero en la practica sirvio para demostrarnos que todavia no estamos en condiciones de tener un vehiculo como este sumado a que retraso de manera alarmante los avances en la cosmonautica por mas de 20 años.
    Regidos por una serie de empresas que solo se interesan en obtener ganancias (y creo que por este tema la URSS siempre le saco años luz de distancia a EEUU, y aclaro que no soy comunista ni nada por el estilo), el shuttle solo era rentable si se lo mandaba al espacio un minimo de veces por año.
    Esta idea de “camion” espacial, que tenia que subir un minimo de veces para que el negocio tenga rentabilidad, no solo le puso un freno (del que nos va a costar salir) a todas las investigaciones y pruebas en vehiculos triplados al espacio, sino que ademas fue la politica responsable de un gran numero de accidentes (algunos de ellos fatales).
    Por suerte y aunque nos lleve al menos una decada, salimos de este letargo que representa la idea del shuttle, y se volveran a las investigaciones de vehiculos tripulados (aquellas que siempre dieron tantos frutos, tanto que al dia de hoy hay astronautas que siguen subiendo en las naves soyuz, diseñadas hace 50 años) y vaya uno a saber hasta donde nos llevaran.
    Personalmente lo despido con desprecio, con pesimos recuerdos y lo dejo en la memoria como un claro ejemplo que muestra que los negocios y las investigaciones (sea el campo que sea) solo sirven para retrasar y perjudicar a estas ultimas, hasta lugares y/o tiempos impensados (en este caso, 20 años…)

Comments are closed.