Tesla y los datos persistentes, otra potencial pesadilla

Si a algo no estamos acostumbrados es a la medición completa de nuestras actividades diarias; este caso de Tesla demostrando que un individuo no usó bien una función del Tesla Model S es la segunda, luego de destrozar a un periodista públicamente con datos privados del uso de su auto, vez donde se usan públicamente datos de una actividad que uno imagina privada.

“Los registros de vehículos confirman que la función automática SUMMON fue iniciado por una doble pulsación del botón selector de marchas, pasando de Drive a Park y solicitar la activación de SUMMON. El conductor fue alertado de la activación de SUMMON con un aviso sonoro y un mensaje emergente en la pantalla del centro de la pantalla táctil. En este momento, el conductor tuvo la oportunidad de cancelar la acción pulsando CANCEL en la pantalla del centro de la pantalla táctil; Sin embargo, el botón CANCELAR no fue pulsado por el conductor. En el segundo siguiente, el pedal de freno se liberó y dos segundos más tarde, el conductor salió del vehículo. Tres segundos más tarde, la puerta del conductor fue cerrada, y otros tres segundos más tarde, SUMMON activado de conformidad con la solicitud de doble pulsación del conductor. Aproximadamente cinco minutos, diez y y seis segundos después de la activación de SUMMON, la puerta del lado del conductor del vehículo se abrió de nuevo. El comportamiento del vehículo es el resultado de las propias acciones del conductor…”

La sucesión de datos, el almacenamiento de estos, el análisis de los mismos y la publicación de este análisis me hace preguntar (más allá del hecho de si el conductor es responsable o no del choque de su vehículo en el modo de auto-estacionamiento) hasta que punto se cumple con las regulaciones de protección de datos, hasta donde puede una empresa usarlos públicamente sin mediar orden judicial o permiso escrito del dueño del vehículo.

Ahora, imaginen este desafío en el manejo de datos en un mundo de IoT donde todos los dispositivos están conectados, donde todas las apps controlan una parte de tu vida, donde el mayor buscador del mundo tiene un cuasi monopolio en sistemas operativos móviles, donde tu auto, tus compras, tus relaciones, tus mails, tu vida se guarda en servidores de terceros y pueden ser son analizados constantemente… ¿que pasa cuando esto se vuelve público o propiedad de cada empresa y proveedor de servicios?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *