Un fallo a medias

El Juez Stephen Wilson acaba de dar su veredicto en el juicio de la “RIAA” y la “MPA“contra Grokster/Morpheus por violación a las leyes de Copyright.

Antonio, ya lo mencionaba ayer en su weblog, pero acostumbrado a las sorpresas del sistema judicial Americano, busqué donde esta la sorpresa y estaba en un párrafo del veredicto: “Las partes invitaron a esta corte a expandir/ampliar las leyes de copyright existentes más alla de sus fronteras…. En un caso como este, en el que el Congreso no ha marcado claramente nuestro curso, debemos ser circunspectos al construir la la escala de derechos creadas por un acta legislativa que nunca calculó este cálculo de intereses”

VCR´s
Cuando se lanzaron las videocaseteras, Sony tuvo que soportar una catarata de juicios por parte de los estudios de Hollywood que la acusaban de violar el copyright de sus películas porque en esas máquinas se podían copiar películas.

Cuando salieron las fotocopiadoras, lo mismo… las empresas tienen miedo de perder sus fuentes de ingreso entonces atacan a quien sea para evitar que sus productos sean “copiables”… si por ellos fuese, la tecla REC nunca se hubiese inventado.

Lo mismo quisieron hacer con este juicio; cerrar Grokster y Morpheus simplemente porque no pueden controlar el flujo de información que pasa por estos programas. Lo que no tienen en cuenta es que mientras pasan meses/años de juicio, estos 2 programas ya fueron dejados de lado por los usuarios de Internet.

Doble filo
El Juez que dictaminó en este caso, por un lado demostró sentido común para decir “señores, no pidan que sancione a estas empresas cuando las fotocopiadoras y videocaseteras son normales en nuestra vida” (mencionándolas incluso en su fallo).. pero al mismo tiempo con la frase que transribí más arriba esta diciendo “si quieren que estos derechos sean protegidos… vayan a Washington, hagan Lobby, que cambien la ley y después los condeno”. Simple como eso.

Este fallo, ya debe haber sido apelado a tribunales superiores por la RIAA y la MPA (paso lógico en este tipo de juicios que no se detienen hasta llegar a la Corte Suprema) pero en esta segunda instancia los abogados de Grokster y Morpheus, deberían centralizar su ataque en esa frase.

Con demostrar que los derechos intelectuales no son inherentes al medio en el que están contenidos y que no existen diferencias de “cálculo de intereses” sino diferecias tecnológicas que no deberían generar más restricciones en los derechos que los consumidores tenemos.

2 thoughts on “Un fallo a medias”

  1. Es la constante hipocresía de organizaciones como la RIAA, la MPAA o, en España, ese engendro que es la SGAE, que pretende cobrar derechos de autor hasta por los conciertos que son benéficos. Lo gracioso del caso es que son tan cortos de miras que no se dan cuenta de algo: que el negocio de la música y el cine se va a sostener, en un futuro no muy lejano, casi exclusivamente por internet. Y que muchos autores, nuevos y consagrados, van a emplear este medio para poder distribuir libremente sus trabajos (cobrando por ello, naturalmente) y dejarán de depender de los lobbys discográficos que, primero, les atan con contratos leoninos y, segundo, impiden el acceso de nuevos valores. Esto a las discográficas les aterra, porque perderán miles de millones de beneficios (para ellos; los artistas les importan una mielda) y, en vez de tratar de adaptarse a los nuevos tiempos, intentan directamente suprimirlos.
    Y pasa con todo, porque a ver ¿qué sentido sino el afán de lucro tiene el que las discográficas, RIAA, SGAE, etc. quieran cobrar derechos de autor a las radiofórmulas, cuando son precisamente la mejor arma de promoción que tienen? (en España, lo que no se escucha en “Los 40 Principales” es como si no existiera). Es siempre lo mismo: el beneficio económico inmediato por encima del arte. Y se quejan luego de la piratería.

  2. Si encima tenes en cuenta que los gobiernos viven defendiendo los derechos intelectuales por plazos que son realmente increibles (en .mx por ejemplo duran 150 años!!!… en USA dependiendo casi 50,etc.etc.) te das cuenta qeu en realidad el problema es que ni piensan en formulas alternativas de ingreso por estar protegidos por estas legislaciones ridículas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *