WEEK-LOG.54

El week-log, un clásico: el “breve recorrido sobre los post de esta semana que me llamaron la atención” ™.

Trataré de ser breve, pero lo cierto es que no leo la suficiente cantidad de weblogs en la semana para armar un recorrido jugoso. Corresponde entonces que aclare: algunos posts son un poco más añeª¯s, aunque todos tienen menos de un mes (y llamarlo month-blog suena engolado y rompe el juego de palabras). La otra anomalía- son solo dos, prometo – es que no leo casi blogs geeks, así que me van a perdonar las ausencias con aviso. Ahí voy.

La blogósfera está que arde últimamente y las fricciones van del debate juguetó® ¡l duelo a muerte con florete. En las últimas semanas dos controversias cruzaron transversalmente el tejido blogósfero e hicieron saltar su punto arroz (estuve leyendo el compendio anual de “El arte del tejido”, que querés©.

– Se cerr󠬡 trilogí¡ de The matrix. Afrael se cansó®f¬t;/a> A Walter le gust󠢡stante, es más¬ cree que la pelí£µla divide aguas. Dieguez prefiere a Tarantino. Y HighToro propone una solució® ¤iplomá´©ca. Yo no ví ’eloaded y no tengo apuro por ver Revolutions. Sí ¤isfruté ­ucho de la primera y de esta tomada de pelo (es un videí´¯ de 5 minutos, así que si tenes conecció® ¬enta, desistí ¹ creé­e: es genial) que hizo la gente de Sex and the City.

– La otra controversia comenz󠨡ce un par de semanas y todaví¡ no se acaba. Los premios bitacoras.net 2003 dieron que hablar. Stee se auto-descalificóf¬´;/a> para luego agradecer su nominació® ­últiple. A David las categorí¡s le parecen absurdas. Wayfarer nota ausencias significativas y lo mismo Man. Y queda la pregunta… ¿qué ¶a a pasar cuando se termine el recuento de votos y se anuncien los ganadores?

– Igual la mejor pelea de la semana fue és´a.

Y como no todo es esgrima en la vida:

– Korochi vuelve a las fuentes y varios otros se suman en los comments. Sí¬ che, parece que estos posts envueltos para regalo le gustan hasta al más quisquilloso.

– Y Emilio sigue sacando trapitos al sol y lo que cuelga de la soga es de lo más colorido.

Y finalmente, mientras recorrí¡ los blogs que alimentan este post me puse a pensar. ¿Por qué escribo un blog? ¿Por qué ¬os leo? No lo s鬠pero acá ¶an dos respuestas provisorias:

a. Porque cuando son las 4 am y la pantalla cat󤩣a es la ò®©£a luz y el click del mouse el ò®©£o latido, navegar la web es jugar a la ruleta rusa. Pero lo de la ruleta rusa no lo sabés hasta que te cruzás con la foto que tom󠮯 sabés quié®® Y la foto muestra un hombre caminando por una vereda frente a una librerí¡ de libros usados enfrente de una Shell. Y es la Shell y la librerí¡ que quedan a una cuadra de la casa en la que viviste hace dos añ¯s¬ a miles de kiló­e´ros de dó®¤e estás ahora.

b. Porque el desparpajo y la honestidad más brutal son el principal combustible en la blogósfera. Y así florecen esos posts que vale la pena leer, los que se mueven con tracció® ¡ sangre. Como és´e y és´e.

Escribió f¬t;a href=”http://www.putoyaparte.com”>Xtian.

“Xtian: uno de los “nuevos”, al menos para mí que lo descubrí en 08/03, deberí¡ ser de lectura obligatoria, su manera de escribir sobre cualquier tema (sexo, computació® §ráf©ca, laburo, exilio) es genial. Tal vez por eso ahora tambien leo sus notas de estilo, aunque el mio es incorregible :)” – Mariano Amartino

6 thoughts on “WEEK-LOG.54”

  1. Xtian, fijate que tenés mal muchos de los links. Acordate siempre de poner “http://” adelante de las www para que no te lo tome como un link interno de uberbin.net.

    (¿Querías comentario geek? ahí lo tenés).

  2. Hm. No estoy acostumbrado a laburar con un weblog con tanto tráfico che… lo acabo de publicar y todavía lo estoy arreglando y ya me están leyendo?

    Je. Ahora lo termino de coser y va a quedar pipí cucú.

  3. Qué nostalgia. La librería de la foto de San Francisco se llama Dog Eared Books. Ahí me compré Tales of Ordinary Madness, de Bukowski, hace un año y medio. No recomendable para leer en un día lluvioso y oscuro como el de hoy en Buenos Aires.

  4. Exacto Diego. Y queda en Valencia y la 20. A media cuadra esta Modern Times, otra excelente libreria. A media cuadra para el otro lado esta “La casa del libro” donde compre los tomos grandotes de Toda Mafalda, Boogie e Inodoro Pereyra. Vivi un año en Valencia y 19 y otros 5 meses en Valencia y 22.

  5. Un matiz significativo: yo no me auto-descalifiqué, me dijeron que no podia participar por colaborar en bitacoras.net para luego a las semanas ver cómo aparecia con cuatro nominaciones.
    Ya ves qué gracia me hizo que ni con algo así pude sentirme contenta.

    Me pregunto hasta cuando voy a tener que dar explicaciones… y lo más gracioso es que no deberia darlas yo sino quien decidió que al final sí podia participar.
    En fin, que si gano algún premio ya me veo el jaleo que armará… buf qué fatiga.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *