“Los emprendedores vienen de familias con plata”

Los emprendedores son de familia con plata

Leo en Quartz: Entrepreneurs don’t have a special gene for risk—they come from families with money y sinceramente no termino de entender esta nota. Me parece una de las peores trivializaciones que leí sobre los emprendedores y su “toma de riesgos”.

Y que Aimee Groth lo escriba es aún peor o, simplemente, otra muestra de la apropiación cultural del término emprendedor que se hace desde los círculos de Bay Area… decir que porque “most [entrepreneurs] were white, male, and highly educated” uno viene de una familia con plata es simplemente no entender que la falta de diversidad no implica que todos seamos millonarios.

Debo ser de los pocos que en un momento se reía de la “Camada San Andrés” de emprendedores famosos pero también soy de los que defienden que un emprendedor, tenga o no tenga una red de seguridad, termina abrazando el riesgo de empezar desde cero algo que tiene más de un 90% de posibilidades de fallar y menos de un 0.2% de convertirse en una empresa de cientos de millones (y mejor no hago los números pensando en Latam porque sino se van a deprimir todos).

Lo peor de esto es que la nota tiene un mensaje que es realmente interesante acerca del “endiosamiento” de los emprendedores, pero se pierde en ese ataque sin sentido y cierto regusto a envidia que parecen tener.

5 thoughts on ““Los emprendedores vienen de familias con plata””

  1. Hola Mariano, te puedo asegurar que en México (el país) TODOS los emprendedores (o los que dicen serlo) vienen de familias adineradas.

    Soy conciente de los diferentes proyectos de chicos del IPN o de la UNAM, pero prácticamente ninguno de ellos ha tenido éxito.

  2. No sé si todos los emprendedores, pero el “gen” de aversión al riesgo es difícil de adquirir cuando viste a tus padres vivir tapados en deudas, a duras penas poder costear tus estudios y empezás a ganar algo de dinero.
    Cómo vas a querer arriesgar lo poco que ganas y vivir el infierno de la pobreza de nuevo? Cómo vas a dejar un trabajo, cuando tus padres todo lo que aprendiste de tus padres es a trabajar por horas (y es por ello que hoy tenés un poco más de confort)? No conocés a nadie que te pueda ayudar, porque tus amigos crecieron en la misma situación, y están igual o peor.
    Es muy distinto a aquel señor que se crió con un padre ya empresario en una buena situación económica que puede puede intentar y fallar cuantas veces quiera, porque tiene los recursos para hacerlo, y en caso de necesitar ayuda, tiene amigos que se criaron con él (hijos de empresarios también, amigos del padre).
    Yo vengo de clase humilde, y cada vez que pienso en invertir mis ahorros, el miedo a perderlo todo es infinito, porque sé que es imposible recuperarlo, pero tengo amigos, gente de dinero, que no tiene ese temor y pierden fortunas, hasta que una idea funciona. Por supuesto, éste es el caso de éxito que luego se publica.
    Aunque no te guste, en el campo de juego de los emprendedores sólo juegan los universitarios (porque tienen tiempo y energía) y, si ya están crecidos, gente con recursos.
    Ah, y si por casualidad un clase media logra sacar un buen proyecto, es devorado por los mas grandes. (Basta con ver Chark Tanks)

    Saludos!

  3. Estoy en parte a favor del comentario trivial y generalizador por una serie de razones.

    Primero que nada quien puede llevar adelante un proyecto sin ingresos durante mucho tiempo no es alguien pobre ni de clase media, es alguien con suficientes ingresos por fuera, es decir, o sos mantenido o ya tenías tus ingresos. Esto significa que podés emprender si tenés ahorros, familia o conyugue financista, sino no podés comer aire, te morís antes de cobrar tu primer cheque.

    Esto es un hecho que va más allá de la trivialización del tema, los hechos son claros.

    Ahora bien, esto no significa que el dinero inicial lo hizo “porque viene de familia bien”, a veces sencillamente la pegó con un negocio y al retirarse tiene los fondos para hacer un nuevo emprendimiento. Este caso se da y ahí es el error de generalizar, el tipo no es un acomodado, hizo su base, hizo su piso con sus propios esfuerzos, no se lo regaló nadie. Pero los contamos con los dedos de las manos.

    Luego el venir de familia acomodada tiene una puerta enorme y dorada llamada “acomodo e influencias”. Por ejemplo, yo que soy nadie no tengo ni la más mínima remota posibilidad de conseguir un inversor para ninguno de mis proyectos salvo que lo tenga recontra cocinado, esté facturando y ya viva de ello.

    Un pendejo con familia acomodada donde “papi” mueve contactos, consigue dos o tres inversores con la idea en una servilleta. Y este es otro hecho fácil de corroborar porque los casos son tan comunes (aunque vi pocos exitosos, debo aclararlo).

    Venir de una universidad privada “especial” donde el fin real no es aprender sino hacer networking y donde todos son hijos de adinerados que cierran negocios jugando al golf no es un mito, hay quienes se desesperan pagando un sueldo por mes para que su hijo entre en esta sociedad que luego te abre las puertas a muchas oportunidades que el resto no tiene.

    Para los que estan afuera e igual quieren emprender ahora existen las aceleradoras y cosas así, pero aun así es muy difícil para cualquiera emprender algo poniendo en juego todo lo que tienen sabiendo que no habrá un colchón de plumas atajándolo ante la caída.

    Y eso no importa cuanto te duela, es un hecho, es así, yo no puedo emprender todo lo que querría, no puedo conseguir sponsor ni anunciantes para los proyectos que hago, ni siquiera me tienen en cuenta las marcas que privilegian a los acomodados de mi ambiente y así. Estoy solo y ya no lo discuto, si quiero emprender algo ya se que no tengo ni dinero ni a nadie porque no pertenezco a ningún grupo social privilegiado, soy un “negrito” de sistemas.

    Y no se trata de envidia ni nada de eso, vuelvo al punto, no tengo una red que me ataje y tengo que comer, no tengo apellido, no tengo relaciones de colegio ni familiares, no tengo chances de emprender a lo grande porque no existo :P

  4. Totalmente de acuerdo con Aimee Groth, hay verdades como esas que duelen para quienes se sienten identificados, sobre todo después de una promoción exagerada de supuestos “genios” emprendedores, sin analizar el apoyo financiero, social y otros que tienen la mayoría de “emprendedores”. Les guste o no Aimee dice una cruda pero real situación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *