Enfrentarte con tus inversores

En mis ultimos tres viajes tuve al menos dos charlas con emprendedores que, formando parte de una incubadora o no, habían logrado inversiones de capital semilla y en menos de un par de meses estaban enfrentados a sus inversores y asustados porque hacerlo era “una ridiculez que me anula en el mercado” o “imposible porque ellos tienen más abogados o son parte de un estudio gigante”… nada más alejado de la realidad.

Aunque enfrentarte con tus inversores en el momento del “early stage” de tu empresa no es la mejor forma de crecer, la realidad es que los inversores no son omniscientes ni infalibles y a veces puede estar equivocados (como uno también puede estarlo) y sinceramente ni siquiera el problema es “quien tiene la razón” porque termina siendo una batalla de egos… sino ¿que puedo hacer para defenderme y como negociar mejor?

Básicamente los emprendedores deberían estar mejor calificados para enfrentarse a un inversor y entender que firmaron y que no, saber la diferencia entre deuda convertible y otros instrumentos de inversión y aprender a negociar en vez de ir a milquinientos eventos donde se les enseña como “hacer un elevator-pitch” por vigesimonovena vez.

Es cierto, el pitch es ideal para poder vender tu idea y terminar en una aceleradora, incubadora, con inversión o lo que sea; pero la realidad es que si luego no sabés siquiera lo que estás firmando… lo que se va a derrumbar quizas no sea sólo humo sino una idea valiosa.

Enfrentarte con tus inversores es una decisión más, dificil y molesta, pero una decisión de negocios que no debería ser visto como algo que te va a “sacar del mercado” y la razón es simple; en hispanoamérica el numero de inversores está creciendo a medida que los mismos se profesionalizan y se diversifican…

Aparecen nuevas formas de inversión o grupos de “inversores tempranos” (no, en serio, dejen de decirles Ángeles porque sino en vez de ir a un evento iríamos todos a una misa y esperaríamos a ver a Gabriel y no a Andreesen) y el mercado crece; no es bueno ser una persona con el mote de “dificil” pero conozco al menos 3 startups que supieron enfrentar su visión con las de sus inversores y ahora son todos felices.

¿Porque es eso? Porque muchas veces están enfrentándose en vez de estar negociando y aprendiendo a ceder en un punto para poder ganar posiciones en otra; los inversores negocian porque lo que debería rendir es el portfolio y si en la negociación tienen que perder unos cientos de miles de dólares en una pelea terminan gastando más de lo que invirtieron y no tiene sentido.

Si uno entiende que negociando, explicando, buscando juntos la forma de no terminar enfrentados se pueden lograr nuevos modelos o encontrar puntos de acuerdo; las cosas serían simples pero, en todo caso.

¿Vale la pena enfrentarte con tus inversores? sinceramente no lo creo, creo que vale la pena buscar mejores inversores antes que sumar plata por sumar plata en si misma porque siempre vas a estar dando parte de tu equity y eso no tenés que olvidarlo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *