Las apps están muertas… y otras tragedias.

nadie descarga apps en USA

Es interesante este gráfico de Comscore que dice que mensualmente el 68% de los smartphones no descargan apps y que eso puede deberse a varias cosas; en Quartz elucubran algo sobre Apple y su desastrosa app para descubrir nuevas apps y que, por eso, la gente usa el top 25 y no sale de eso… sounds good but no :)

Si uno mira otros estudios, como los de Nomura y su análisis de apps que suben y bajan podriamos identificar un patrón diferente y mucho más lógico que es la madurez de un mercado que se concentra en unos cuantos ganadores por categorías y no deja espacio para mucho más con dos excepciones.

Global app downloads Nomura

La primer excepción son los cambios generacionales, si miramos redes sociales vemos que @Twitter (abonado al top 10 de cualquier AppStore) ya fue sobrepasado en MAU por @Snapchat (esa hermosa app que nadie de más de 40 entiende :P) que muestra un cambio de uso... con lo que uno ve el efecto de red en su uso.

La segunda excepción son las apps que pelean un nuevo mercado (y los juegos que por naturaleza propia tienen un pico y muerte más pronunciado pero extrañamente llegan al Top25 y por eso no aparecen en estudios) y ahi pueden ver a Hulu, HBO Now o incluso Uber creciendo un 100% interanual.

Las apps no están muertas, solo se renuevan y con un ritmo mucho más rápido del que se renovaban los sites preferidos por los usuarios en la "web de escritorio" (odio esta frase pero vale la pena usarla) porque en todos estos casos, sobre todo en los marketplaces de la economía colaborativa, el peso de los efectos de red son mas rápidos que antes.

En definitiva, decir que The app boom is over no condice con la realidad, solo hay un cambio de patrones de uso y eso se ve con velocidad a la que no estamos acostumbrados... y hay mesetas en apps que son casi pervasivas (¿En serio quieren ver doble dígito de crecimiento en Facebook?) o en Apps que son reemplazadas por las por defecto (ie: Gmail no crece porque cada fabricante usa una app de mail propia) pero las apps están vivas y en perfecto estado de salud.

Sino, esperemos un trimestre y veamos como los cambios en el App Store de Apple se traducen en números.

2 thoughts on “Las apps están muertas… y otras tragedias.”

  1. Mariano, creo que es una cuestión de enfoques. Tal como yo lo veo el tema de las apps para móvil ha sido una burbuja tecnológica más. Posiblemente el 90% de la gente usa las mismas apps… (al menos lo que veo en mi entorno personal y entre mis clientes), que son las típicas de los top10 que aparecen por todas partes… lo cuál quiere decir que si hay cientos de miles de apps en el mercado, esto no es una regla de Pareto… es una caricatura de Pareto, en donde solo se usan el 0.001 % de las apps disponibles.

    ¿Es cierto que hay en el mercado de apps muchas aplicaciones mal hechas, o a medias, o incluso abandonadas..? es cierto. ¿Es cierto que la excusa no es el precio porqué la mayoría son gratis? Sí es cierto, pero con detallitos:

    1) el 99% de la gente son unos tacaños. Solo hay que recordar el show mediático y en las redes que se montó cuando Whatsapp quiso cobrar un dolar al año (un dolar por una aplicación a la que estamos todos enganchados!!!!!!). ¿Pues cómo lo han de hacer las otras apps (para tomar notas, calendarizar, control de salud, localización de amigos, autos, domótica, etc…) para sacar algo de dinero? Es decir, señores, los programadores necesitamos comer y el usuario se ha acostumbrado al todo gratis. Esto ha desembocado en burbuja de lo que podría haber sido y no fue, y muchos emprendedores que pensaron mejorar las vidas de las personas dedicándole esfuerzo y sudor han visto perder unos cuantos años de su vida.

    2) el 90% de los usuarios es muy lento para adoptar nuevas tecnologías (pienso en los adultos, que son los que podrían pagar por una app) y por experiencia puedo decir que mis clientes vienen con muchas ideas pre-concebidas de “cómo se han hecho las cosas toda la vida”, y se lo piensan mucho si les propones invertir en una infraestructura móvil para sus procesos de negocio, ya sea para ventas, logística, etc. Solamente muy grandes empresas (y ni tan siquiera la mitad de ellas) han apostado por ello como una ventaja competitiva. A lo que voy es que la sociedad adulta en general ha visto el smartphone en el mejor de los casos como un artículo de lujo para lucir en su entorno próximo (léase iPhones…) y ha habido casi nulo interés en descubrir el potencial de estos maravillosos mini-PCs con conectividad permanente para los negocios y la interacción con clientes/usuarios, trabajadores, proveedores, etc.

    3) volviendo al usuario personal, la siempre presente amenaza de virus, publicidad, engaños y demás basura de siempre, nos ha frenado a la mayoría a seguir probando novedades. He sabido de casos realmente de terror, en relación a la pérdida de equipos y datos. Obviamente por culpa de unos pocos mafiosos -que siempre son de esperar- que han hecho su agosto en este asunto.

    En fin, yo lo tengo claro: el mundo de las apps va a seguir ahí, pero realmente ha sido una burbuja como una casa!! (nunca mejor dicho, jejeje). Se acerca el internet de las cosas, y por tanto los chips miniaturizados por todas partes. Sigo creyendo que se avecina un futuro en el que las apps instaladas no solo en los celulares sino también en tu TV y en tus asistentes de hogar o personales agregaron muy buen valor al día a día de las personas y de los negocios. Pero realmente, habrá trabajo para muy poca gente de todos esos que algún día pusieron una app en la Play/Apple/MS/… store.

    En ese sentido digo que ha sido un fracaso. Requerirá una generación (léase 25 años de IOT) para que las apps reciban su reconocimiento.

    En fin, es mi humilde opinión.
    Buen blog, te sigo leyendo en la sombra ;)
    Salud!

  2. La madurez de los usuarios en el sistema también tendrá algo que ver. Yo tengo un iPad desde hace años y raramente me descargo Apps ahí porque ya tengo todo lo que quiero y necesito y no voy a perder el tiempo buscando algo mejor. La excepción es cuando viajo y descubro que la App del tiempo no da información buena del lugar o quiero algún programa local.

    En el teléfono la historia es totalmente distinta. El año pasado salté del iPhone a un Windows Phone y pasé el año buscando Apps y tratando de crear mi entorno de confianza. Al final salté a Android porque no tengo claro que a Microsoft le interese su fabuloso sistema operativo y en los dos meses que llevo, estoy bajando Apps y probando y borrando hasta que alcance el punto de equilibrio. Esta semana quería algo para empezar a correr, tengo el programa de entrenamiento que me pasó un amigo (en papel) y descubrí que el top25 de esas Apps no me permite configurarlas para lo que yo necesito, con lo que las instalé y borré y en muchos casos, creé cuentas en sus servidores con direcciones de correo enmascaradas. Frustrado, opté por buscar Apps de temporizadores y de nuevo, instalé unas diez hasta que encontré una que te permite encadenar temporizadores y me creé mi propia rutina de entrenamiento que combinaré con el programa que uso para escuchar Audiolibros. Es más que probable que tarde años en saltar de ese programa a otro y de hacerlo, será porque algún amigo me enseña algo que me interesa.

    Yo tampoco tengo muy claro como funciona Snapchat pero cuando estaba de vacaciones y quería saber lo que sucedía en el universo, el canal de la CNN ahí es fabuloso y los vídeos de FoodNetwork hacen que mi estómago comience a rugir.

Leave a Reply to sulaco Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *