Medios online: “la esperable ingratitud de no diferenciarte”

lessons-learned-from-the-front-lines-of-missiondriven-media-15-638

Excelente pieza de Frederick De Boer acerca de los sitios generalistas que unifican en una marca todo tipo de contenido con una critica clara, directa y dura:

unless your site is about one thing, it’s about everything” … “But one way or another, you could take 90% of what each of these sites publish and stick it on any other, and nobody would ever know the difference.”

Fijense como, más allá que el artículo original tome ejemplos que muchos idolatran (Fusion, New York Times Magazine, The Atlantic, Business Insider, The New New Republic, Buzzfeed, Salon, Vox, The Awl, Gawker y Vice) y les da críticas simples pero que vas a entender y que, en el mercado hispanoparlante, podrías replicar.

El problema tiene que ver con la necesidad de aumentar páginas vistas por las plataformas programáticas de compra de medios que optimizan tanto el lado comprador que el lado vendedor necesita buscar tráfico en un sólo “paraguas” y terminamos viendo sitios generalistas sin ¿alma? que, como dice De Boer, podrías cambiarle el logo y no te darías cuenta que estás leyendo otro site.

¿Me preocupa? En parte si (en parte no, porque afortunadamente no vivo de eso) porque se devalúan marcas con una velocidad asombrosa y hay firmas que valen “oro” y son las que definitivamente tienen qeu cuidar su nombre que es el que les va a seguir dando de comer a largo plazo.

Porque no estamos hablando de un tema que hay mala calidad, no es un tema de contenido sino de “ecualización” donde todo remite a una misma fuente y donde la diferenciación empieza a ser casi imposible… y juro que yo quiero ver nuevos The Economist, nuevos The New York Times o cosas como The Information que parece pasar por debajo del radar de todos.

3 thoughts on “Medios online: “la esperable ingratitud de no diferenciarte””

  1. Es un tanto difícil salir de la ecualización mientras los medios y agencias sólo se centren en el CPM, en el volumen, no en la conquista real del cliente, y los principales impulsores de esos cambios deberían ser los que, al fin y al cabo, ponen el dinero: los anunciantes.

    Es llamativo como éstos tampoco reclaman una diferenciación, como si su dinero para pauta estuviese mal gastado y estuviesen contentos con ello porque no existe otra fórmula, cuando las hay.

    Del lado de los medios la ecualización hace un daño a largo plazo enorme, a veces es mejor mantenerse auténtico que enorme y tonto, ya vimos lo que pasó con Yahoo, Terra, etc. la ecualización tiende a autodestrucción.

  2. Muchas veces aterrizo en artículos de estos medios en inglés que mencionas y es cierto que varios de ellos podrían ser publicados en un medio competidor sin que se notara la diferencia. Ahora bien, no sé si esto se puede considerar realmente un problema, especialmente cuando se trata de artículos de alta calidad que tienen una audiencia global. El problema más bien se da con los artículos que no aportan nada o casi nada, que pueden ser publicados en cualquier medio de baja calidad sin que nadie note la diferencia, que solo llenan de basura el ciberespacio y cuya presencia parecería ser más la norma que la excepción.

    Los medios de habla hispana, salvo quizá un par de ocasionales excepciones, no tienen artículos que estén al nivel analítico del de muchos medios norteamericanos. Especialmente en Latinoamérica, todavía queda muchísimo trabajo por hacer. Por ejemplo, ¿qué periódicos virtuales latinoamericanos están cerca de tener una calidad similar a la de The New York Times?

    En cuanto al tráfico y las ganancias, esto es otro enorme problema. Los artículo de mayor calidad o importancia no necesariamente atraen más público que los intrascendentes. En este mismo momento más gente ha leído en BBC Mundo la noticia sobre el color de un vestido que aparece en una foto en Tumblr que aquella en la cual se habla sobre el asesinato de un importante opositor al gobierno ruso. Y aunque miles de sitios hablen sobre el mismo vestido, el peligro es que en la “búsqueda del clic” hasta los medios prestigiosos empiecen a preferir el hablar sobre la intrascendente noticia viral que el escribir unos excelentes y profundos reportajes sobre asuntos importantes. Lastimosamente, copiar, pegar y hacer un par de cambios le cuesta a un medio muchísimo menos que hacer una buena investigación periodística.

  3. Lo primero que me vino a la cabeza, en cuanto a Hispanoamérica, es el caso de Hipertextual, que puso todo en una especia de portada que mezcla todos sus blogs. Me parece desagrabable en cuanto a experiencia. Pero bueno, quieren imitar a The Verge.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *