El Kindle Dx como set top box.. de lectura

Ayer se lanzó oficialmente el Kindle DX la nueva versión del lector de libros electrónicos de Amazon que, básicamente, como mejoras tiene una pantalla 2.5 veces más grande que la versión anterior y: soporte nativo de PDF; rotación de pantalla automática y ajuste del “ancho” de la tipografía para hacer más simple la lectura.

kindle-dx

Y pese a que muchos critican el hecho del precio o que es “blanco y negro” este equipo puede terminar siendo más importante de lo que parece porque:
a) Amazon abre nuevos mercados a los periódicos llevando las suscripciones a lugares donde económicamente no es rentable y, por lo tanto, no tenían ni siquiera la posibilidad de recibir un periódico.
b) Amazon busca destruir el “markup” o la ganancia que tenía por “unidad de lectura vendida” (más simple… la ganancia neta por descarga es superior a la de la venta de un libro)
c) Amazon le muestra a los grandes que la idea de cobrar por contenido no es imposible aún en la época de la gratuitidad… lo único que hay que cambiar es el hardware y presentarlo como un nuevo paradigma en diarios.

Y este último punto es el importante, porque depende de como “formes” al consumidor, vas a poder cobrarle por algo o no… y en este punto siempre pongo como ejemplo los ringtones ¿como puede ser un negocio multimillonario vender segundos de una canción en una calidad de mierda pero donde nadie se queja del precio mientras que, descargar una serie en 720p con subtítulos incluídos parece una herejía?

Entonces Amazon trata de cambiar el mindset del consumidor y miren si será importante esta estrategia que Rupert Murdoch puso a un equipo de investigadores (que incluye a Les Hinton y a James Murdoch), que reporta directamente a “EL”, a investigar las posibilidades del harware como forma de cobrar por el contenido de sus periódicos y no nos olvidemos que este es uno de los muy pocos empresarios de medios capaces de hacer rentables casi todas sus operaciones y, al menos participación en, los “mejores” medios del mundo.

Y esto plantea una paradoja interesante, en papel podés cobrar por el “continente” y la publicidad; en Internet podés cobrar por publicidad pero ya parece imposible cobrar por el contenido… y en un lector de ebooks/e-news la lógica indica que podés cobrar la suscripción pero ¿no va la gente a esquivar la publicidad o insultar como si tuvieran un canal premium de TV y lo llenaran de publicidad?

Un detalle de color: Según Business Insider la impresión del NY Times es más cara que regalarle un Kindle a cada uno de sus subscriptores

Links: En Gizmodo hay una linda galería del Kindle DX

9 thoughts on “El Kindle Dx como set top box.. de lectura”

  1. Tan tan en contra no es que sea en blanco y negro, por que no estamos hablando de un display LCD, sino de la tecnología E-Ink similar al display de ese celular Motorola que anduvo dando vueltas en una época.
    Lo mejor para mí, es que consume muy poco, y que no le afecta los reflejos. Se puede usar a la perfección con luz fuerte.

  2. Acá solo sirve como lector de pdf y cualquier similitud con la relación Itune/Ipod (Amazon/Kindle) no va a funcionar en Argentina masivamente.
    Cuando salga la version color, este se va a ver tan viejo…

  3. yo queria comprarme uno y no me dejaron, =(

    me mato la nota de color, sublime.
    para mi no hay nada como tener un libro nuevo en la mano e ir amoldandolo. igualmente el kindle me parece genial, y como bien decis en este post, amazon sacude a los grandes con este producton.

  4. El Kindle y el Kindle DX podrían tener cierto éxito, pero sus precios son realmente muy elevados. En América Latina casi nadie se atrevería a leer en el transporte público en un aparato tan caro. Además, comparativamente, un netbook, aunque sea aún menos práctico para leer en el bus, tiene muchísimas más funciones.

    Un Kindle de 79 dólares y un Kindle DX de 99 dólares, ambos con pantalla a color, por el contrario, probablemente barrerían el mercado.

    Los potenciales compradores del Kindle son, en mi criterio, personas que disfrutan de la lectura, navegan con facilidad en la web y compran libros en tiendas virtuales como Amazon. Con probabilidad, este tipo de compradores sienten que muchos libros todavía tienen un valor agregado (científico, didáctico, simbólico, sentimental, etc.) que supera en algún aspecto a la información que se puede encontrar en Internet, pero por su propio conocimiento del mundo electrónico estarían dispuestos a dar el salto hacia el e-book. Estas mismas personas, sin embargo, ya leen varios diarios, portales de noticias y blogs en Internet y muy difícilmente estarían dispuestas a pagar por una suscripción a cualquier diario virtualizado.

    El Kindle no es la salvación de los periódicos porque la persona que compra libros en tiendas virtuales, que es el público objetivo de este tipo de aparatos, ya encuentra todas las noticias que necesita en Internet. Cuando bajen sustancialmente de precio estos dispositivos electrónicos tendrán mucho más éxito que el que han tenido hasta el momento, pero sus compradores los usarán, entre otras cosas, para leer los libros que han comprado en Amazon, visualizar PDFs y revisar las noticias publicadas en la web, pero no para suscribirse a ningún periódico y, peor aún, para leerlo en pantalla como si fuera un diario actual en formato tabloide.

Leave a Reply to Conz Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *