Porque no todas las aceleradoras son iguales

Interesante nota en TNW donde se muesta que la aceleradoras en el mercado ya llegan a 200 y que de esas muchas son simplemente engranajes vacíos, personalmente yo agregaría que son engranajes vacíos que solo sirven para inflar el ego de gente con capital pero no el suficiente para armar un seed fund y mucho menos para lograr algo clave que es acompañar el crecimiento y la estrategia de una idea hasta que sea un producto

La nota en si misma menciona un par de números que no considero relevantes “45% de ellas no lograron un solo graduado que haya logrado otra ronda de inversión” o apreciaciones personales del tipo “en vez de decir que hay muchas aceleradoras diría que hay grandes diferencias de calidad” porque al ser inversor en 2 de las que salieron en el top 3 creo que no hay una validación real de esta verdad de perogrullo.

¿Cual es el problema real? Los emprendedores no están capacitados para entender que debería hacer una aceleradora por ellos y muchas veces aplican y luego deciden en cual se quedan cuando en realidad están perdiendo tiempo, esfuerzo y lo único valioso que tienen ahora que es SU TIEMPO.

Ayer ví un emprendedor que estuvo en 4 eventos de “networking” en apenas 2 semanas… gracias a que su aceleradora le dijo que era buena idea ¿y si eso lo dedicaba a trabajar?

Ahora ¿cual es la lógica consecuencia de esto? Aceleradoras que actúan más como buitres que como ángeles y muestran un term-sheet de inversión (único documento válido) y el resto lo llenan de promesas basadas en su “expertise” algo tan abarcativo como un perfil de Linkedin donde hay mil éxitos pero ni un solo fracaso y todo se disfraza de palabras lindas.

Frase de amigo en la Experiencia Endeavor de ayer: “lo que mas se escucha es, sos muyyy grosso y yo también deberíamos hacer algo juntos”

No, no todas las aceleradoras son iguales (y aca hago una salvedad YO NO FORMO PARTE DE NINGUN PROGRAMA, DE NINGUNA ACELERADORA, SOY UN SIMPLE BLOGGER) y un emprendedor antes de sumarse a un programa debe saber que:

  • Una mala aceleradora puede estropearte tu visión
  • Una mala aceleradora puede estropearte el mejor pitch de tu vida solo porque quieren un mejor rendimiento
  • Una mala aceleradora busca que TODOS tengan inversiones si o si cuando eso es imposible

Que quede claro: que una aceleradora tenga 10 nombres famosos atrás no sirve de nada si no son capaces de entender el concepto de mentoring y de pensar a largo plazo o de crospolinización tan de moda en un ecosistema donde más ganás cuanto más ganen todos.

De hecho, un emprendedor debería apuntar y analizar a las aceleradoras y, hacer preguntas más estratégicas que las de TNW:

  • ¿Como podés ayudarme a conseguir fondos más alla de un demo day? porque eso lo hacen todos
  • ¿Cuantas empresas tenés en tu portfolio que tengan mas antiguedad que yo y con la que comparta algo para ser partners y ya tener un punto de partida?
  • ¿Quienes son tus mentores? ¿ellos invierten de su dinero? ¿ellos tienen presencia real en el programa?

Un emprendedor DEBE entender que la plata NO es lo más importante (porque eso la tienen todos los programas) un emprendedor DEBE entender que sin ayuda para pensar estratégicamente una aceleradora no sirve para nada (porque a corto plazo todas pueden prometerte el oro y el moro) y sobre todo deben entender que si no se animan a preguntar todo antes de participar en un programa luego pueden estar cagados por mucho tiempo :)

7 thoughts on “Porque no todas las aceleradoras son iguales”

  1. Genial. Comparto.

    Y quiero agregar como comentario, que muchas veces los futuros emprendedores asisten a las aceleradoras buscando aprobación o reconocimiento, cuando la verdadera aprobación y reconocimiento está en el mercado, en los clientes, en las ventas, y no en nombres famosos que pueden o no aportar a una startup.

    1. @esteban,
      ojo que a veces es mas simple un baño de realidad donde X expertos o mentores (asumiendo buena leche) te dicen “flaco, eso es una estupidez” o “flaco, eso se llama twitter” y asi no perdes tiempo y esfuerzo ;)

    2. Coincido con Esteban, en muchos casos se participa para validar el modelo de negocio o la estrategia perdiendo tiempo y dinero en pasajes , estadía , presentaciones imagen. hablo por los que participan desde el interior del país.

  2. No se olviden que las aceleradoras son aceleradoras no VCs. Además hay mercado para todos los gustos y necesidades. Te aseguro que para un proyecto tecnológico complejo muchas veces la plata es un condicionante y no te alcanzan cinco aceleradoras para asesorarte. Sin embargo pueden ser el primer escalón de la escalera.

    1. @gaston
      si necesitas 5 aceleradoras estás perdiendo el tiempo y si yo fuera la tercera, con solo leer tu presentacion ni te recibiría :)

  3. En Argentina con las aceleradoras pasa lo mismo que con las filiales de discográficas multinacionales en el negocio de la música. La discográfica está interesada en sólo una o dos bandas (muchas veces “parecida a una que afuera la está pegando, por orden de la central”) pero para tener un catálogo y reputación debe fichar a una cantidad importante, las cuales desde el principio no les interesan en absoluto, pero las tientan con contratos atractivos y promesas de “triunfar” sólo para quitárselas a la competencia. La bandita emocionada acepta con gusto y pone el gancho a perpetuidad (porque cinco años en el negocio musical para alguien que lo único que quiere es pegarla, es una vida y media). Cuando analizamos los catálogos locales de esas discográficas no hay nada más que humo, grupos que quieren trascender y sólo se preocupan por la imagen, las conferencias de prensa, los festivales con mucha difusión (aunque toquen en la grilla un domingo a las 11,30 sólo para los que están armando el escenario principal y las otras bandas del mismo sello que están esperando que se les corte el sonido para pasar un papelón). Pero ¿y las canciones? No hay nada, mucha copia, ideas sin solidez ni argumentos válidos de crecimiento, mucha competencia interna, intentos desesperados de mostrarse diferentes (aka “mejores”) que sus compañeros de catálogo, incluso, reclamos a sus discográficas por algunas cláusulas abusivas, que obviamente ahora ven en perspectiva porque lograron vender 300 discos o 100 tickets pagos en un recital y ya no son tan interesantes como cuando sólo iban los padres a verlos. Mientras tanto, en el camino a la fama no hubo nunca un productor ni un asesor para encaminar la música, el principal producto de la banda, y mucho menos un inversor para llevarlos de gira por lugares donde puedan mostrarse y lograr trascender o darse cuenta de que lo que hacen es una verdadera cagada. Así y todo, las compañías (que buscan talentos sentados delante de una computadora mirando Youtube) le siguen echando la culpa a la falta de originalidad de las bandas y las bandas (desde la peluquería y con un book de fotos divino pero con menos canciones que ringtones tiene un Nokia 1100)culpando a las compañías por su falta de compromiso y densa nube de humo para ofrecer el oro y el moro. He conocido grandes bandas y grandes ideas de startups que, a pesar de su interés en ser asesorados y crecer, por no manejar la jerga empresarial startupera ni saber cómo hacer para cumplir con los miles de papeleos, presentaciones y protocolos del ecosistema emprendedor se quedaron afuera de la posibilidad de recibir atención e inversión. Por esto pregunto desde la ignorancia ¿No debería ser un poco más pragmático el sistema y proveer de un equipo de asesores que orienten a estos emprendedores o el negocio está sólo en hacerlos laburar a ellos en miles de tareas relacionadas con planes de negocios, papeleos, etc para luego ficharlos, mostrarlos como cobayos y si la idea pega usarlos como caso de éxito para futuros cobayos? Saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *