Los eBooks declinan, los impresos reviven… no por eficiencia

amazon kindle derechos

En una interesante nota del New York Times The Plot Twist: E-Book Sales Slip, and Print Is Far From Dead se cuenta como los eBooks tuvieron una caída interanual del 11% y los libros físicos siguen creciendo, incluso existiendo librerías con el año más rentable. Lo que no aclaran es que las editoriales y dueñas de derechos están ahogando lo electrónico.

Hay 3 factores que explican esto de una forma que el New York Times apenas menciona por arriba, mientras ellos hablan de hábitos, deberían REMARCAR que “casualmente” la caída del 11% en ventas de libros electrónicos se da el año en el que las editoriales renegociaron contratos de Kindle para poner su propio precio y subieron todos las ediciones electrónicas entre un 30% y un 50% haciendo que estas sean un 20% más caras que la edicion papel… debería afectar algo esta caída ¿no? :)

Por otro lado, y como comentabamos hace unos 12 años, finalmente las editoriales están forzando menos compras iniciales de las librerías gracias al análisis de datos y patrones de compra para saber que títulos tienen más chances de ser vendidos en regiones diferentes y por lo tanto evitando pagos anticipados y sobre todo evitando devoluciones… debería afectar en algo el nivel de rentabilidad de las librerías ¿no? :)

En tercer lugar el hecho de que copien el modelo logístico de Amazon y dediquen cientos de millones de dólares a crear centros de distribución para asegurar entregas a las librerías que son, al fin del día, sus canales de distribución y asi no dejen demanda sin cubrir… es un interesante cambio en su modelo de negocios al hacer más eficiente sus procesos.

Finalmente ¿se entiende el peso que tienen quienes poseen los derechos de publicación para negociar con los “disruptores”? Amazon afortunadamente es una máquina que no para y que tenía esto previsto hace tiempo [ie: generó un mercado de autopublicación genial, luego de su primer año de vida dejó de definirse como “la librería más grande del mundo” y hoy lideran hasta en Web Services] pero la realidad es que Las Cuatro Editoriales analizaron modelos, priorizaron sus canales logísticos, incluyeron análisis de datos para que sus distribuidores mejoren financieramente y luego, con todo en su lugar, renegociaron el precio de los libros electrónicos y los aumentaron al punto donde deja de ser atractivo para el público.

10 thoughts on “Los eBooks declinan, los impresos reviven… no por eficiencia”

  1. Este año estaba totalmente decidido a comprarme un ebook con la guía de viajes antes de salir de vacaciones. Cuando vi los escandalosos precios de los ebook, opté por ir a una librería que vende ediciones descatalogadas, antiguas, me compré mi guía por cuatro perras y para hoteles, restaurantes y demás, tripadvisor. Pagué tan poco que ni siquiera me molesté en llevarme todo el libro, lo despiecé con las zonas del país (Filipinas) que iba a ver y según iba cubriendo etapas, tiraba el capítulo correspondiente.

    Hace un par de años sí que valía la pena comprar la edición digital. Ahora parece que alguien se ha vuelto loco en las editoriales y pretenden cobrarte más dándote menos.

    1. @sulaco
      el ejemplo que das es genial, subieron esa categoría un 30% y mataron la edición digital porque nadie quiere gastar de mas por lo mismo :)

      1. Ni siquiera es lo mismo. Si tengo el libro en papel, lo tengo para siempre, lo puedo prestar, romper, revender, poner en un mueble o hacer con él lo que quiera ya que soy su dueño. Si me compro el libro en iTunes y después me paso a un teléfono Windows, básicamente pierdo el dinero. La edición digital es tan obsoleta como la de papel. Hace unos años estuve en Birmania (o eso que ahora llaman Myanmar) y mi guía Lonely Planet editada ese mismo año tenía tanta información errónea que di por supuesto q

      2. … se me cortó el comentario, dí por supuesto que el que la actualizó jamás pasó por el país. Habían restaurantes recomendados que la gente me decía que habían cerrado años atrás, los precios de las atracciones estaban equivocados y así con todo. Por eso ahora me llevo el libro descatalogado.

  2. Das totalmente en el clavo. Por Lectorati me estoy acercando al “backstage” de la industria editorial y estoy descubriendo que no solo impera la insulsa versión romántica de “ay, yo prefiero el libro en papel porque tiene un olorcito”, sino que de foma activa impiden, frenan y atacan toda iniciativa digital. Es muy parecido al mundo de los sellos musicales pre-iTunes-acuerdo-con-Steve-Jobs, salvo que en esta versión de la historia, no hubo Jobs.
    En fin, los veremos llorar en unos años, diciendo que lo digital lo está matando, que los pobrecitos libreros, que los imprenteros se quedan sin trabajo y que los pandas no tienen qué leer.
    Nihil novum sub sole.

  3. Muy bueno el artículo y todas las consideraciones que se hacen, pero…dónde están las opiniones de los lectores? o para usted solo somos marionetas del marketing editorial?
    Los hijos de la tecnología seguirán encontrando argumentos en defensa del libro electrónico; mientras que los “abuelos del papel” seguiremos eligiendo el formato tradicional por razones que aquí, no se analizan.
    De todos modos, ambos van a convivir…se lo aseguro.

  4. Todavía sigo usando mi ebook. Sigo encontrando diferencias de precio en cuando al papel y la versión electronica, sumado a obtención instantanea del libro una vez que lo comprás.

    El tema es el rubro del tipo de libro. Compro novelas en donde lo que importa es el texto. La portabilidad que me ofrece para leerlo en el colectivo o en la playa lo supera al libro de papel.

    Pero si vamos a libros técnicos, o guias, el libro en papel lo supera, por calidad grafica y acceso mas directo a la información.

Leave a Reply to Mario Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *