PRISM, la NSA y la vergüenza como arma

Cada día que leo un poco más de PRISM y las estrategias de la NSA me da un poco más de vergüenza la forma de “atacar” el segmento de ciudadanos de las agencias de espionaje; acabo de leer un plan diseñado para espiar los hábitos de navegación online y guardar bases de datos de usuarios que navegan sitios de porno para usar eso como “estrategia de desacreditación y vergüenza pública”

PRISM NSA descareditacion de disidentes

Para ponerlo claro, no sólo violan tu privacidad para espiarte sino que si te quejás o querés participar de un juicio como testigo usan esa base de datos para dejarle saber al mundo mediante “filtraciones a la prensa” de tus gustos “sexuales explícitos o el uso de lenguaje sexualmente persuasivo cuando te comunicás con personas jovenes e inexpertas”.

Esta última línea me daría vergüenza ajena si no fuera una muestra cabal del uso de información personal para lograr avergonzarte frente al mundo; un mundo que, seamos sinceros, es bastante hipócrita y derrocó a un Gobernador cuando se enfrentó a los bancos de inversión o casi logra tirar a Clinton cuando tuvo sexo con una pasante pero que luego ni se inmutó cuando no se encontraron armas de destrucción masiva… pero hey ¿quien recuerda a Macarty? ;)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *