El delicado equilibrio de la privacidad ajena

Hace unos días vi un Tumblr donde una persona que se ocupa de reclutamiento en una agencia de publicidad digital publica screenshots de malos usos que algunos de sus contactos en Linkedin le dan a esa red. Borrando apellidos hace screenshots, un comentario ácido y lo publica… sin detenerse a pensar por un segundo que publica datos que uno envía creyendo que existe cierta privacidad implícita.

No, Linked In! NO._ Photo

Más allá de que algunos mensajes sean tontos, hay otros que se publican que pueden generar un daño tremendo al que envió el mensaje; que quede claro que esto no es un rant contra alguien que se ríe de una persona que busca trabajo sino algo que a veces creemos que merecemos pero que no brindamos: privacidad y repeto a lo personal.

¿Porque ese screenshot? Porque esta semana ayude a dos amigos con búsquedas laborales para sus parejas, si algo nos trajeron las redes sociales son nuestro poder de amplificación y me parece genial que si uno puede amplificar un pedido de trabajo lo haga… de hecho, te diría que es la principal ventaja que te dan las redes y no usarla es simplemente ridícula.

Y esta amplificación nos genera una responsabilidad que no parecemos entender; tener datos personales y confidenciales de nuestros contactos es , tenemos datos personales y tal vez confidenciales de muchas personas; eso es poder en manos de terceros y por eso nos preocupa la privacidad de las redes sociales.

¿Que pasa cuando es al revés? ¿actuamos de la misma manera? cada día veo peores ejemplos de lo que hacemos con los datos que pasan por nuestras manos y lo peor es que con menos argumentos. Por poner un ejemplo; gente que filtra fotos de famosas para que se vea que no son perfectas, funcionarios que guardan SMS con un Primer Ministro para demostrar que es corrupto… hasta, gente que publica el pedido de trabajo de una persona para su esposa solo para reirse.

¿No estamos haciendo algo mal? No tengo interés alguno en que haya una ley que “prohiba el reirse de terceros” pero a veces… creo que la gente imagina que la instantaneidad de las redes sociales genera actos efímeros y sin consecuencias; o que la necesidad de ego lleva a pensar que todo merece ser ácido y no le veo sentido.

Porque algunas cosas tienen consecuencias en terceros y porque la acidez a veces roza la estupidez… y porque pedir trabajo para tu mujer no implica que ella sea una idiota sino que simplemente quizás uno de tus contactos pueda darte una mano.

10 thoughts on “El delicado equilibrio de la privacidad ajena”

  1. Planteás dos temas muy interesantes en tu mensaje, Mariano. Coincido absolutamente con vos.

    Muchos frustrados usan las redes sociales con la ilusión de convertirse en Ricky Forts, y usan su acidez como herramienta. Y sí, ¿a quién no le gusta hacer ese tipo de chistes y ser el alma de las fiestas? El que esté libre de pecados, que tire la primera piedra.

    Ahora, sería interesante que una vez que nos guardamos la piedra en el bolsillo, tratáramos de mejorar, ¿no?

    En ese sentido, te recomiendo enfáticamente este artículo:
    http://www.huffingtonpost.ca/shannon-fisher/the-asshole-dynamic_b_3634538.html

    El otro tema de tu post es la privacidad online. Es hora de que aprendamos a manejarla. Facebook dejó de ser hace años ese jueguito para enviarle un café, pines, o boludeces virtuales a tus amigos.

    En ese sentido, te recomiendo este otro artículo:
    http://www.laneuronaatenta.com.ar/redes-sociales/las-redes-sociales-son-para-compartir-no-para-esconder/

    ¡Abrazo!

  2. 100% de acuerdo con la nota…
    y para la “recruiter” de la agencia de publicidad digital, idola, trabajas en rrhh de una agencia de publicidad digital, no se me ocurre un trabajo mas ladri que ese (capaz community manager?)… como te da la cara para hablar de algo?

    1. @martin
      no edito usualmente comentarios pero eso es anecdótico, tratemos de no temrinar en una batalla campal :)
      gracias

  3. Que interesante trabajito se toma esta persona con pocas chances de crecer en su vida laboral y, por ende, criticando la de los demás :P

    Recuerdo haber escrito en contra de los “recruiters” por sus enormes falencias e ignorancia en general sobre los temas que ellos mismos deben tratar, pero que lleguen a esto me da hasta una tristeza profesional, es decir, esta persona es incapaz de lograr más que eso, burlarse de otros, ser sarcástico no es una virtud, es un método defensivo, okey , es divertido cuando nos peleamos con alguien, pero aquí lo hace con gente con necesidades que recurrió a ella en búsqueda de una solución.

    No se si me da la cara para burlarme de alguien que me pide ayuda, en tal caso me gustaría ver cuales son sus papeles así nos reímos todos juntos de “Daniela”.

    Interesante sería, también, que alguno se identifique en estos “escraches” y la mande al frente, no es que el ojo por ojo sirva de algo, pero me gustaría saber de que manera maneja la crisis tanto para su perfil profesional como para el empleo actual, si logra llevarlo a buen puerto o, lo más probable, desaparecer y dar de baja sus perfiles por un rato como hacen este tipo de personajes lamentables.

  4. Hey Marian, hace muchísimo que no comento por acá.

    Pero en esta nota… no podía dejar de comentar.

    Personalmente creo que diste en el clavo de un problema actual muy, muy horrible.

    Y lo que decís acerca de que las redes sociales permiten ayudar a los seres queridos. Bueno, yo fui uno de los INMESAMENTE beneficiados por la ayuda de Mariano de la exacta forma que describe. Y puedo dar fe, de que hace eso mismo con cientos y cientos de amigos y conocidos. Sin hacer mucho ruido, sin pedir nada.

    Gracias por escribirla. Me conmovió en serio lo que escribís acerca de dejar de ser ácido.

    Entiendo si no publicas el comment, igual es solo para vos.

    Abrazo, amigo. Siempre te voy a estar agradecido.

    Desde la Isla del Tesoro en el paraíso del Sudeste Asiático, tu amigo,

    Juan

  5. Hola a todos.

    El post es por demás interesante, y no voy a entrar en discusión, ya que estoy completamente de acuerdo con lo expuesto por Mariano y por los demás que comentaron.

    Ahora, lo que se me plantea es si la dirección de la empresa donde trabaja la “Recruitment MANAGER” (porque no es sólo una recruiter), está al tanto de lo que hace o intenta hacer esta persona con esos datos privados, además de burlarse de los postulantes, lo cuál ya es bajo hasta para mi…

    Saludos, y empujemos para que esto no siga pasando.

  6. Todo muy lindo, aleccionador y ejemplificador sobre usos y abusos. Ahora, después de leer varios de los post de ese blog, lo único que se me ocurre es que quiero ver la foto de la tan alabada Daniela :)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *