Editoriales frenando los libros electrónicos

Harper Collins acaba de anunciar que va a demorar la salida de la versión digital de los libros que publique durante seis meses para “no canibalizar el negocio de los libros impresos”, el anuncio viene 5 días después de uno similar por parte de Simon & Schuster ¿cual es el problema? dicen que el precio promedio de u$s9.99 está en contra de los intereses de los autores.

Es interesante que ambas editoriales estén en el Top 10 de los grupos editoriales del mundo, pero tienen una particularidad que no todas las otras grandes editoriales tienen: son parte de dos conglomerados de noticias…. Harper Collins es parte de News Corporation y Simon & Schuster es parte de CBS ambos promotores de cerrar el contenido en Internet atrás de barreras de pago; mismo objetivo para diferentes negocios.

Lo que no termino de entender, honestamente me gustaría que alguien lo explique con números reales pero nunca parecen dar la cara, es porque si un libro de tapa dura sale un promedio de u$s25 y tiene que manejar impresiones, stocks, logística, shipping&handling, impresión calculando posibles ventas o reciclaje de materia prima… ¿como puede ser que u$s10 por la versión electrónica que no tiene ninguno de esos costos asociados no sea buen negocio?

Sorpresa: Hoy Argentina aumentó el tiempo de los derechos de autor para las editoriales de 50 a 70 años, la famosa Ley Noble

9 thoughts on “Editoriales frenando los libros electrónicos”

  1. El temor al efecto P2P sobre dispositivos amigables como el Kindle y el Reader es un factor de mucho peso, me parece. Tampoco olvidemos que los grandes multimedios old-school tenían la vaca atada mediante leyes, lobby y falta de real competencia al libro desde la tecnología. Con los nuevos lectores, las leyes que no se terminan de poner de su lado, y la falta de lobby dentro de las companías que crean los dispositivos… demasiado riesgo para los abuelos multimillonarios.

  2. Una genial idea, ahora los usuarios de libros digitales en lugar de comprárselo se lo bajaran del emule. Y lo que es peor, cuando la gente se acostumbre a bajárselos gratis porque no se los venden, verás que gracia les va a hacer cuando se den cuenta y al final permitan venderlos a la vez, y se den cuenta de que la gente no compra ya los impresos (porque son antiguallas) ni los digitales (porque se acostumbraron al emule).

    Y quien dice emule, dice cualquier sistema que este por venir.

  3. Pingback: SigT
  4. Muy buena pregunta. Ahora bien, hay libros de libros. Para las ediciones de lujo de pasta dura, libros de arte, etc, siempre habrá demanda y no creo que desaparezcan. Pero si hablamos del típico libro “de leer” en rústica que no es precisamente para ostentar en un archivo, no le veo sentido a que no se considere mejor negocio venderlo en formato digital. Exactamente lo mismo que sucedió con el negocio de la música.

    Lo que pasa es que nos está tocando enfrentarnos a todo un sistema de siglos de antigüedad (desde la invención de la imprenta de Gutenberg) que se creía intocable a fuerza de estandarizaciones y de cabildeo a su favor en los gobiernos. No es poca cosa y a como lo veo, la pelea va para largo.

  5. Todo esto, la revolución de los ebooks, puede quedar en nada o una mera anécdota teniendo en cuenta las cantidades multimillonarias que mueve la industria editorial o bien estamos asistiendo al fin de una era y al comienzo de algo distinto de lo conocido hasta ahora.No estoy muy seguro hacia donde se decanta la balanza.Hay nerviosismo y mucha inquietud en las altas esferas editoriales ante un fenómeno, el del libro digital, al que no saben cómo enfrentarse y cual es el camino a seguir.Yo personalmente creo que el cambio de paradigma es ya irreversible aunque seguramente no será tan rápido como se pensaba.El cambio es de calado y para asimilarlo se va a necesitar una generación como mínimo.

  6. Mariano, ando algo atrasada con la lectura de feeds, pero esta es una discusión que vengo teniendo con varios amigos editores.

    Cuando editás un libro de papel tenés costos fijos: ilustración, corrección, diseño, publicidad. Además, tenés costos variables (peliculado, impresión, papel). Según la tirada se dividen estos costos por la cantidad de ejemplares editados. Tengamos en cuenta, además, que los distribuidores se quedan con un porcentaje que ronda entre el 60 y el 40% del precio que vos pagás.
    Ahora, en un ebook, descontemos los costos variables de los que hablamos. ¿A cuánto vendemos el ebook? ¿Cómo distribuimos los costos fijos que son iguales (sino mayores, ya que no es lo mismo diseñar para papel que para pantalla)? No tenemos tirada, no sabemos cuánto vamos a vender.
    ¿Y el costo del programa para hacer los ebooks? ¿Cómo se distribuye?

    Por otra parte, yo sé positivamente que si en Argentina tengo un libro a 45 mangos y el ebook a más de 20, ni ahí compro el ebook. Y tampoco me compraría un ebook en lugar de un libro. No creo que en literatura infantil, por ejemplo, sean comparables. Un álbum ilustrado es mil veces mejor en papel. Para un niño más aún.
    El Señor de los Anillos lo tengo en un tomo de lujo y en los 3 tomos de bolsillo, y lo tendría en ebook. :)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *