AlgoTrading: o, como tirar abajo el Dow Jones con Twitter hackeado

Hay una buena nota en el WSJ: In the Wired World, Feeds Drive Trading sobre como se están modificando algoritmos para tomar datos de Twitter y asi operar en las bolsas de valores de valores alrededor del mundo ¿el problema? con cuentas de Twitter hackeadas… podés tirar durante unos segundos un índice y hacer fortunas en el camino.

algotrading high frequency trading twitter

Si algo aprendí siguiendo las dos últimas Battle of the Quants es que en el tiempo que un analista de bolsa revisa si una noticia es real, la chequea, emite órdenes y mira la pantalla; un algoritmo analiza un feed de Twitter solo determina “influencia” de la cuenta y opera unas miles de veces en diferentes acciones, commodities y hasta índices mientras sigue analizando data.

Tal vez lo que más me sorprenda es que en 2006 hablábamos de estos feeds como una novedad que estaba siendo probada “Trading automático de acciones, atado a noticias“, que en 2011 el algotrading (o trading automático basado en algoritmos) era el 75% de las operaciones y que no terminen de encontrar la vuelta a un problema de feeds que muestra grietas desde 2008.

En 2008 United tuvo que ser bloqueada en la bolsa por la caída, en 2010 tuvieron el famoso Flash Crash que tiró abajo el DOW un 9% y disparó las primeras regulaciones fuertes… que no impidieron que el dolar pierda un 5% a fines de ese año; con lo que no entiendo que en 2013 el uso de análisis semántico de Tweets haga perder 150 puntos al Dow de nuevo y haya sido frenado solo por un Tweet que dijo “esta cuenta fué hackeada”.

No, no estoy en contra del High-frequency tradind o del Algotrading o como quieran llamarlo pero el mercado se está moviendo mucho más rápido que los reguladores (y aunque a los, cada día más, fans de Ayn Rand les moleste), dejar el mercado completo en manos de algoritmos está siendo cada día más poderosos.

Si managers financieros no pudieron entender los derivados (o los entendieron y apostaron plata de otros) terminando en la crisis de 2008 ¿se imaginan lo que unas líneas de código corrupto pueden hacerle a la economía?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *