Denken Über El weblog de Mariano Amartino donde escribo sobre tecnología, estrategias y cosas de internet.

Hace 12 años

IT y Negocios… el rol de un CIO

Las nuevas tecnologías pueden volver obsoleto el proceso de producción, manejo de información y ciclo de negocio de una empresa, del día a la noche.

Las decisiones comerciales y de marketing, de una empresa, se deben apoyar cada vez más en sistemas de business-intelligence para que las ventas y el life-cycle de un cliente sea cada vez más y más rentable.

El departamento financiero de una empresa, debe tener información precisa, clara, real-time y poder hacer forecasts exactos, y poder platear escenarios diferentes sobre todo en los tiempos de cambios que vivimos hoy.

Producción, Finanzas, Comercial, Ventas… en cada uno de estos departamentos la necesidad de sistemas confiables y modernos son una necesidad real.

Si esto es así, como puede ser que un CIO pertenezca a un sector estanco, sin comunicación real con el resto de los directores, y hablando un lenguaje diferente al resto del mundo?

Esto implica un cambio de roles a nivel corporativo, donde el papel tradicionalmente asignado a un CIO era el de “hacer funcionar los sistemas de una empresa y desarrollar las aplicaciones que soporten los requerimientos de los usuarios”.

Actualmente un CIO de una empresa que comprenda los conceptos de la introducción, debe no solo hacer eso sino: Ser parte de las decisiones estratégicas de una empresa; Justificar su presupuesto económicamente; Entender el core-business de la empresa para sumar propuestas tecnológicas que la beneficien y mejoren la productividad de sus circuitos/procesos.

¿Conocimiento de Negocios?
Si, un CIO hoy en día debe manejar el lenguaje y la lógica de los negocios como cualquier otro director de su empresa.

Si esto no es así, y sus conocimientos son estrictamente tecnológicos, nunca va a poder entender el negocio completamente o lograr un entendimiento de los requerimientos de los Usuarios de los sistemas, o sea, los empleados. Y esto implicaría una posición intermedia que serviría para poder “interfacear” los requerimientos de la empresa con el lenguaje del CIO.

Esta posición intermedia, lo puede hacer excelentemente bien, pero se convierte en un filtro de información y las responsabilidades pueden caer sobre su posición más que sobre la del CIO, final reponsable de todas las iniciativas tecnológicas de una empresa.

Y los conocimientos de Tecnología
El punto anterior NO implica que no sean importantes los conocimientos de tecnología, puesto que sin ellos, no podría gerenciar el equipo de recursos de IT y podría cometer errores de apreciación al momento de tomar decisiones estratégicas.

Anteriormente cualquier CIO poseía un historial de años de trabajo, solamente en el área de tecnología, conocía al dedillo cada uno de los cables y líneas de código de los sistemas y estaba al tanto de todas y cada una de las “internas” de su empresa”.

Coincidimos que esto es una ventaja, pero si vemos el cambio que hay en los proveedores de tecnología y la irrupción en el mercado de Consultoras especializadas, me pregunto cuán necesario es que el CIO esté al tanto del día a día de los sistemas o de cada línea de código de un sistema; si de esa manera no está concentrándose en el panorama estratégico de evolución tecnológica.

Hoy en día los estándares se están imponiendo, Microsoft, Oracle, IBM(por nombrar algunas) hoy en día empiezan a asumir los riesgos de integración de sistemas en cualquier esquema de implementación de sistemas; no es negocio para ellas que sus sistemas queden fuera del estándar o que no puedan tener una correcta comunicación con los WebServices.

Accenture, ASSA, BDO (estas últimas en Argentina) pueden ser contratadas para solucionar o ser los responsables de procesos de integración/implementación de sistemas, redefinición de procesos y soluciones que anteriormente estaban a cargo del departamento de IT de una empresa. Nota: No incluyo a Überbin I/A, porque soy parte de la misma

Al contratar a cualquiera de estas empresas consultoras o de soft, se necesitan controles internos para que los proyectos se realicen en tiempo y forma y es ahí, donde el conocimiento de un CIO entra en juego, el define el rumbo estratégico de los sitemas, pero no debe competir por ser el mejor programador.

Costos, costos, costos
Cuando IT estaba desconectada del resto de los departamentos de una empresa, este departamento era mirado con recelo y desconfianza, siempre (real o no) eran señalados como los responsables de las demoras y excesos en los presupuestos.

Para lograr una mejora X en la productividad de la empresa, sea vía info entregada a tiempo real y on-demand o en la mejora de los procesos de producción, un CIO debe saber que la inversión debe ser menor a esa cantidad invertida de manera de ser uan inversión rentable. De otra manera debe tener la capacidad de decir “señores, este proyecto se cancela”.

Para esto, debe estar al tanto de los costos de su departamento, saber por ejemplo cuál es el costo de un programador que debe localizar y modificar ciertas líneas de código para lograr una mejora en los sistemas.

Y sobre todo, debe saber como negociar con los proveedores de sistemas, de consultoría y de tercerización.

Debe saber también como comunicar a los otros departamentos que los requerimientos son o no rentables, y en este sentido, la comunicación clara y certera, implica un cambio de mentalidad tan fuerte que parece imposible.

Valor
El valor de un CIO se demuestra cuando logra va más allá de bajar costos y darle agilidad de cambio a los sitemas de una empresa, sino cuando:

- Prepara a su empresa para alcanzar nuevos mercados, mejores resultados y nuevas fuentes de ingreso.

5 comentarios por ahora

Martin

Muy bueno el articulo…
Te comento que en la Argentina, hermoso pais que nos cobija.. encontrar un CIO no es habitual… lo que si es habitual, es el “gte de sistema”.. que generalmente crecio de un area de desarrollo o de un area contable….
Las areas de IT en nuestro pais.. siguen siendo vistas como unidades de costo, considerando a todo IT un gasto y no una inversion… sistemas siempre es el ultimo en enterarse cuando la cia quiere encarar un nuevo negocio… cuando quiere comprar una planta… cuando quiere hacer cualquier cosa…. Resultando en sistemas definidos, pensados y desarrollados tarde y mal..
Espero haber aportado con mi granito de arena con una experiencia local que creo yo debe ser compartida por muchos…
Slds, ML

lucas

De todas formas siempre se manifiesta algun tipo de “discriminación” entre departamentos o áreas.

Un ejemplo es lo que dice Martín. Otro ejemplo es que de golpe un área de estrategia a la hora de presentar un informe lo que hace es pedirles “un powerpoint a los pibes de diseño” para dentro de 2 minutos. Eso también me parece que está mal.

Mariano

Martín, gracias por el comment :)

Si, como vos decís, es algo tipico de las empresas nacionales Presidente—>Director de Finanzas/Administración—>Gte. de Sistemas.

Esto evidencia la falta de cultura que hay acá conr especto a la tecnología… es increible que todavia no entiendan estas cosas ni siquiera empresas grandes en facturación o tamaño.

Lucas… tambien es el mismo caso, pero referido a otra área. Los “pibes de diseño” nunca nadie sabe que hacen.. y eso es parte de un probelma de ambos lados.. y de comunicacion interna

Javi

(out of context)
Aguante Miles Davis. Escúchense ese disco (Bitches Brew) de punta a punta, para conocer acerca de quien fue y volvió mil veces, y se hartó del jazz.

Natasha Nemesis

(back into context)
Lo cierto es que , venga de donde venga, si el gte de sistemas -o lo que sea- reconoce las necesidades de un cargo equivalente al de CEO y se conoce a sí mismo el resultado va a ser casi el mismo que el de la gerencia del “SuperCEO” descripto en el artículo.
Porque si conoce sus fuertes , al mismo tiempo que conoce las necesidades de integración de “departamentos” que tiene toda empresa que quiera durar, va a poder asesorarse en aquellas areas o habilidades en las que no es fuerte.
Sé que no es lo mismo, pero por algún lugar se empieza. Sobre todo teniendo en cuenta el atraso en formas de organizacion que, como bien dijeron , sufren la mayoría de las empresas argentinas.