Última edición impresa de la Encyclopaedia Britannica

Dos íconos representan lo mejor del mundo tradicional y lo mejor del mundo digital, lo mejor del conocimiento curado y generado por expertos y lo mejor del conocimiento colectivo; la Encyclopaedia Britannica y sus 32 tomos impresos por un lado, Wikipedia por el otro… hoy Encyclopaedia Britannica anunció que no van a imprimir más sus ediciones y que solo esperan terminar las que tienen en stock para ser “completamente digitales” y 244 años de la Britannica como referencia del conocimiento impreso se terminaron

Historia de la Britannica

Es realmente interesante ver esa infografía (hagan click para agrandarla) porque muestra la concentración de conocimiento que hay en esas páginas impresas pero también es impresionante ver como desde 2000 en adelante aceleraron la transición al mundo online, porque por más que digan que tienen versiones digitales desde 1989 la realidad es que hasta Encarta la destrozó en ventas y se convirtió en el “nombre de las enciclopedias” hasta que apareció Wikipedia y mató también a Encarta como negocio.

En serio no creo que el problema de la Encyclopaedia Britannica haya sido el mundo digital (porque hicieron cosas muy lindas como Brittanica Kids y las monetizaron), ni siquiera el crowdsourcing contra su modelo (el que no reconoce el aporte de 110 premios nóbel es, cuando menos, un idiota o un fanático) sino su incapacidad de encontrar formas rentables de sostener la versión impresa

2 thoughts on “Última edición impresa de la Encyclopaedia Britannica”

  1. Igual, si la Britannica dice que tiene cientos de miles de suscritores pagos y fieles a la versión online, ahí se mantendrán por un tiempo. Pero ya se veía venir. El modelo impreso-estático de repartir conocimiento no tiene ya lugar en un mundo donde éste se difunde de forma orgánica, digital e inmediata. Ah tiempos aquellos en que tener un mamotreto de libros gordos en un anaquel era sinónimo de un hogar culto e instruido :P

    ¿Cuál puede ser la gran ventaja comparativa de la Britannica con la Wikipedia? Quizás la curaduría de contenido. Sin embargo, la política de autorregulación de la Wikipedia ha servido bastante bien y es un ejemplo de cómo en realidad prevalece el interés del bien común y de diseminar el conocimiento sin mayor motivo que el de compartirlo. Y como alternativa para “el resto de nosotros”, no está mal.

    1. @beto
      coincido en casi todos los puntos, ahora la verdad es que siguen teniendo el 85% de sus ingresos de otro punto… esto ni siquiera lo podían vender!
      Y eso en un negocio es inaceptable porque está hundiendolos :)

      A mi en cierto sentido me parece el fin de una era :)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *