Anshe Chung, Second Life… y los límites

Cuando ví la noticia de que hubo un boicot con penes voladores en Second Life a un personaje no podía creer que en un mundo donde las empresas “invierten” no haya “barreras” para frenar algunas cosas.. pero si ponen barreras a un mundo virtual.. más de uno de sus “habitantes” cancelarían sus cuentas.

Es interesante ver este tipo de contradicciones en SL donde viven de los ingresos generados por la economía virtual traducida en dolares reales para participar, donde las empresas ponen mucha plata para “participar” pero donde los límites no pueden ser los mismos que en la vida real.

Tambien es interesante ver que existen personajes muy controversiales que aplican tácticas de presión en un “mundo virtual”; incluso declarando que “si quisiera vender mis tierras en Second Life tendria que hacerlo con cuidado para no depreciar su economía” y que empezaron sus negocios en plan “escort virtual” cobrando en Linden Dollars… WTF?

A ver, repito algo: soy un convencido del valor que tienen las comunidades online, pero leer que existe un “terrateniente” capaz de manejar el valor de una “moneda” y que investigó el lado “emocional” de una comunidad siendo “puta” y que actualmente emplea a 30 personas en China para “crear valor real” porque “mis tierras ocupan 550 servidores” me parece extremadamente ridículo… e interesante para investigar.

Y algunas dudas que me aparecen son ¿quien respalda los linden dollars? Digamos que mañana Linden Labs decide duplicar la tierra existente y el valor de la misma cae porque aparece un “deasarrollador” nuevo ¿que hace esta “empresa” ¿va a ir a tribunales? Y si se dan cuenta que su cuenta está incumpliendo algo y la “echan” del juego ¿borran todo y ella pierde plata real? Y mientras pienso esto… me gustó mucho este comentario: “Get a life. A first one”.

8 thoughts on “Anshe Chung, Second Life… y los límites”

  1. Hola Mariano,

    Creo que esto es lo fascinante de SL, y es porque demuestra un hecho elemental sobre las comunidades en línea: al final, detras de todos los teclados hay gente real, y esa “población” tiene toda la diversidad que cualquier ciudad del mundo (incluyendo gatos gordos y prostitutas).

    En el mundo real, hemos resuelto eso con gobiernos y policías (bueno, no los gatos gordos, pero si otras cosas). Sospecho que SL va a terminar con lo mismo, con policia virtual, y tal vez una municipalidad.

    Saludos,

  2. Carlos, totalmente de acuerdo… pero cuando arman un “metaverso” (palabra de moda para hablar de un mundo virtual) donde hay dolares reales y empresas metiendose… hay que ver que peso tiene la comunidad en las regulaciones de ese “no-lugar”

    Por ahora no pueden participar menores, con lo que es un “falso metaverso” y tiene ciertas vulnerabilidades técnicas (recorda el worm) y “sociales” (el “eveeento” de CNET invadido por penes voladores y una entrevistada tapándose sus “zonas pudendas” es ridiculo)… van a terminar poniendo límites y me gustaría ver como reacciona la comunidad

  3. Debo reconocer que no soy muy propenso a gastar dinero de marketing publicitando en Second Life. Creo que el mundo real (todavía existe?) tiene demasiado para ofercer aun…

    En cuanto a un análisis sociológico de second life, no quiero precipitarme, ya que nunca participé. Pero la imrpesión de este no iniciado es la tipica y esterotípica de “consiganse una vida”.

    Porque la gente se vuelca a un mundo virtual para explotar aspectos de su personalidad que, seguramente, no vivencian en sus cuerpos de carne y hueso da mucha tela para cortar.

    Por mas “extraño” que nos parezca no deja de ser extremadamente interesante.

  4. Mariano,

    Buen punto. Una diferencia fundamental entre SL y el resto de Internet, entonces. Y es interesante, porque el resto de las comunidades en línea han tenido que crear mecanismos para lidiar con “indeseables” (trolls, spams, virus), y esos mecanimos han siempre sido una mezcla de soluciones comerciales y comunitarias.

    SL es definitivamente muy joven como para que sepamos a donde va a terminar la cosa. Ed Felten tenía un artículo interesante sobre el efecto que una “maquina duplicadora” podría tener sobre la economomía de SL. Y ahora, estamos viendo los efectos sociales de los “griefers”.

    Tal vez van a terminar con una “guardia civil” de voluntarios?

    Saludos.

  5. Pingback: Gedankenexperiment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *