Erase una vez, la utopía que no fue (ni será)

“Quiero un millón de Fans en Facebook”

“Necesitamos impacto, pero no hay presupuesto” (lease “haceme un ‘viral’”)

“Pero la competencia tiene una cuenta en Twitter”

El decálogo de solicitudes que se inician con frases como estas es más largo que el listado de sitios porno disponibles en internet.

El serio problema es un profundo desconocimiento –por un lado–. Y una profunda necesidad de facturar –por otro–.

La explosión de la burbuja de las .com allá por 2000 (ten lejano y ten cercano 2000) trajo como cola inesperada una serie de nuevos ideales de marketing muy promisorios y optimistas. El marketing debía ser conversacional, amistoso, honesto. Todo sonaba tan promisorio y optimista como el comunismo. Interesante como teoría, impracticable en la realidad.

El Stalinismo del mercadeo redundó en formas más perversas de promoción. Tal como si se tratara de la Bolsháya chistka, las buenas intenciones fueron enviadas a Siberia. En lugar de ellas quedó un Komsomol fundamentalista y embobado sin asidero en la realidad.

La verdad simple y pura es que la interrupción vende mucho más que una conversación; una publicidad en medio del programa de TV, un banner gigantesco que tapa el –otrora sacrosanto– contenido de un diario. Esas cosas funcionan.

Claro, todos sabemos de algunos buenos casos de marketing en redes sociales: originales, llamativos, eficaces. Pero no llegan a ser ni el 5% de las experiencias promocionales en los nuevos medios, (que, dicho sea de paso, ya tienen más de 10 años, y llamarlos “nuevos Medios” es como el decirle Bebé al grandote boludo de 32 años que todavía vive con Mamá), la ley de la mediocridad aplica como a todos los aspectos de la vida.

La simple regla es: independientemente de la industria: siempre va a haber un 5% sobresaliente, un 60% mediocre y un 35% malo.

Toca entonces hacer una revisión de realidad.

  • No todas las marcas pueden ser aspiracionales. No importa cuanto pataleen los gerentes de Marketing.
  • No, ni siquiera esa marca china de papel higiénico.
  • Las estrategias en redes sociales basadas en “fans”, “likes”, “blah” no sirven. Al final del día si no hay un número en dólares puros y es todo pólvora en chimangos. Si solo el 1% del millón de fans en facebook que me forjé a base de –ahem– comprarlos convencerlos “interactúa activamente” con la marca… bueno… –insertar métrica tirada de los pelos aquí–.
  • El branding no se hace en redes sociales. La campaña de Old Spice fue brillante. Pero sigue siendo un perfume de viejos. (Si, las ventas crecieron 107%… hasta que se acabaron los cupones de descuento y volvieron a números “normales”)
  • Existe una cantidad limitada de atención que la gente quiere y puede dedicar a la publicidad. La atención se vuelve más y más un recurso escaso. Lo que nos lleva de nuevo a:
  • La interrupción es una excelente forma de capturar la atención.

En Minority Report la gente atraviesa millares de estímulos completamente personalizados sin prestarles la menor atención, eso mismo sucede con la web.

Mezclemos interrupción, personalización e interacciones sociales. El escenario se vuelve algo muy similar al infierno. A medida que crecen los umbrales de aceptación colectiva de intromisión en la privacidad e inserción de pautas publicitarias el abuso se vuelve inevitable.

¿Alternativas? Ninguna. Simplemente es la dirección en la que corre el río.
Habrá algunos creativos publicitarios geniales que creen pautas brillantes, tomando ventaja de la masiva intromisión, pero la regla general va a ser un abuso poco feliz de herramientas otrora pensadas para otra conectar gente pero reconvenidas muy apropiadamente para beneficio de los publicistas.

Mientras tanto se puede aprender. El millón de fans en facebook, los seguidores en twitter, lo que hace la competencia, tienen muy poco valor para las marcas sin una real estrategia que apunte a ir un poco más allá del superficial mercadeo.

Todo eso mientras esperamos, tal y como dice Ze Frank, a que la internet no sepa bien que hacer con nosotros excepto intentar hacernos felices, mostrándonos publicidades que amemos ver de cosas que realmente queremos y podemos pagar.

// mantra// Por @estebanglas quien no es nadie, no se dedica a nada, prácticamente no existe. Amén.

Invertir en startups

Por Juan Luis Hortelano

Cuando Mariano me invitó una vez mas a escribir en su blog mientras el está unos dias fuera, pese a sentirme honrado por la propuesta, me entró cierto pánico escénico. Hace mucho tiempo que dejé de escribir en mi blog, y el maldito Twitter me ha habituado a tratar de decir todo en 140 caracteres.

Finalmente, después de mucho pensar, voy a hablar sobre algo que he empezado a hacer en los últimos 3-4 años, y que creo cada vez va a ocupar mas espacio en mi vida.

Después de muchos años trabajando en diferentes proyectos y empresas, y después de haber pagado la hipoteca, decidí empezar a valorar el invertir en proyectos de internet. Ya me llegaban regularmente propuestas de gente que lanzaba un proyecto y que quería que le ayudase, y con el comienzo de la crisis me plantee si no sería una alternativa igual de insegura que tener el dinero en algunos bancos.

Así que aunque de forma muy humilde, decidí que empezaría a invertir en algunos proyectos . Por desgracia hay mas posibilidades de inversión que dinero disponible por mi parte, así que una parte muy importante de esta ecuación es el proceso de decisión de en que proyecto invertir.

Por eso a continuación voy a exponer los 3 aspectos que en orden de importancia mas valoro a la hora de invertir o no en un proyecto Continue reading “Invertir en startups”

Idiocracy: Argentina 2030

¿Conoces la película Idiocracy? Me parece una descripción futurista no-lejana perfecta de Argentina.

Tengo un pariente profesor de historia en escuelas secundarias y terciarias de Córdoba. Muchas veces he escuchado sus lamentos por el deterioro general del nivel educativo con que le “llegan” sus alumnos: problemas para comprender textos, trabajos prácticos donde por falta de información disponible vía Google sobre el río Dulce le copypastean datos del río Amarillo y otras bellezas.

Esas historias de aula, vienen usualmente acompañadas por otras, de dirección: no debe reprobar a tantos alumnos, porque el score de la escuela se ve mal. Otras veces los propios padres de un alumno en la frontera del analfabetismo aparecen en la escuela con un amparo judicial que indica que debe pasar al siguiente año a salvo de las injusticias administrativas que imponen leer y escribir como condiciones para llegar al cuarto año de secundaria.

El mes pasado, el profesor recibió nuevas instrucciones “desde arriba”: no hay que tomar examen inmediatamente después de un fin de semana o feriado para evitarle stress a los párvulos y está obligado a reducir la extensión de los exámenes a la mitad. No importa la complejidad del tema: la comprensión sobre el desarrollo y caída del Imperio Romano deberá ser evaluada en dos secciones, media cuartilla y todos contentos.

El profesor es un tipo creativo, y quiso proponer un crucigrama como uno de los puntos del examen. La respuesta: no haga trampa, un crucigrama contiene muchos temas, si dijimos dos, no innove.

¿Por qué semejantes ridiculeces? ¿Qué clase de stress es ese que pretenden evitarle a los alumnos? La única razón que se me ocurre es el dinero. Si un cierto porcentaje de alumnos pasa de año y/o tiene un cierto promedio de calificaciones, hay créditos disponibles del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo para el sector educativo con los que se cuenta para sostener el sistema.

¿Por qué deteriorar las condiciones educativas de un país si no para asegurarse el acceso a fuentes no genuinas de financiación en un estado que se dirige con determinación a la quiebra? Otro discurso no resiste examen.

Andrés, no jodas, la escuela es aburrida y funciona con base en planes de estudios desactualizados, mejor que pasen rápido y lleguen pronto a la universidad. Interlocutor ficticio, no creo que pienses que se puede pasar sin sobresaltos de un vacío total como el que pretenden imponer, al entorno universitario que aún mantiene rastros de dignidad y un muy diferente nivel de exigencia.

¿Cómo le irá a un chico que no termina de entender lo que lee y nunca jamás en su vida conoció los nervios pre-examen en una clase de 1000 alumnos como las que tuve en mis lejanos días en Ciencias Económicas de la UNCba?

Apuesto a que, con el correr del tiempo, las exigencias del sistema universitario van a bajar.

¿Me siguen? ¿Sabemos qué viene después? El deterioro de la capacidad emprendedora y empresarial argentina.

¿Quién va a emplear a estos chicos que jamás fueron entrenados para lidiar con un poco de stress, ni hablar de proveedores pinchaditos o clientes que no quieran pagar? Me aterra pensar que dentro de dos o tres generaciones de alumnos, toda la validación del conocimiento será un examen de opción múltiple por año y a volar.

Me aterra más pensar el destino que le espera al sector productivo cuando eso sea la única mano de obra disponible.

La humanidad se dirige hacia la “economía del conocimiento” y alguien desde el Ministerio de Educación (y el de Economía también) quiere evitarlo a toda costa.

Porque cuando no se conoce nada del mundo, no se puede comparar la mierda propia vs la mierda de otros.

Porque cuando no se tiene una base cultural relativamente sólida, es prácticamente imposible criticar con fundamento los desmanes que hacen “los de arriba”.

Porque cuando se empobrezca el sector productivo por la destrucción de la calidad de su mano de obra, el único empleador será el Estado.

El clientelismo político como sistema de gobierno. A perpetuidad.

Todos los que dicen que Argentina va hacia el infierno venezolano, se equivocan. Está yendo por la vía rápida para convertirse en San Luis, con un 98%* de empleados públicos. Mucho peor, porque es aparentemente perfecto.

Escrito por Andrés Bianciotto, cordooobés que vive desde hace 10 años en México y se entera de las novedades desde Argentina con una mezcla de incredulidad y pavor que no se compara con ningún examen universitario, pero se las aguanta bien.
*Léase “con un altísimo porcentaje”.

12 días diferentes al año

En un pueblo perdido de EEUU, un desquiciado día a mitad de los años 90s, Shaineh Berkowitz escribe una carta para un agente del FBI, contandole una historia realmente extraña, se encuentra embarazada y no tiene la menor idea de como ha ocurrido el hecho. Lo peor, es segunda vez que ocurre. Bueno, al parecer ella tiene cierta idea o teorías sobre que paso, pero estaba completamente inconsciente. Una televisión encendida, un mundo en blanco y negro. Un oscuro personaje en la cocina y una reacción química que desprende una nube gaseosa. Una criatura parecida a Frankenstein. Doctores especializados en manipulación genética. Pizcas de David Lynch, Tim Burton aderezados con música de Cher. Para terminar el cuadro, incrustemos a los agentes Mulder y Scully. Mezclamos en un horno microondas de 1976 y el resultado es el quinto episodio de la quinta temporada de los Expedientes Secretos X.

The Post-Modern Prometheus de los X-Files, descrito anteriormente, es para los críticos uno de los mejores programas que se han emitido en la televisión durante toda la historia de la humanidad. Puede sonar algo exagerado. Pero el efecto logrado por Chris Carter (creador de la serie) en dicho episodio fue realmente increíble. Fue visto el día de su estreno (30 de noviembre de 1997) por más de 18 millones de personas, y de inmediato se convirtió en un clásico de la televisión. No ganó un Emmy porque el jurado era una pila de viejos decrépitos que no entendieron absolutamente nada de lo que vieron. Y esa es la mayor gracias de este extraño capitulo, se sale de la norma, usa el humor para homenajear y burlarse de las historias de terror de los años 30s. Es completamente inesperado, es un dardo mágico que al mismo tiempo da en el blanco y te hace una herida en el pie, sin entender como es posible semejante dualidad del espacio.

Es un homenaje rebelde que sólo con un gran éxito de audiencia es permitido por el sistema, paradójicamente dichos espectadores se pueden sentir burlados al ver/experimentar algo completamente diferente a lo habitual. Poco importa si no entienden nada, en cierta forma es la idea. Es una broma gigante, es el poder de la creatividad sobre el dinero. Y es sin duda, una victoria de la vida y las nuevas experiencias por sobre la cotidianidad aburrida de hacer siempre lo mismo de forma lineal y segura. Es una declaración contundente a la bifurcación de caminos.

De pronto es 20 de abril de 2012. Es un día especial, se estrena el episodio 19 de la 4ta temporada de Fringe. Es el episodio “loco”. Poco importa si no entendemos nada. Es la particular victoria de la vida al aburrido mundo (paralelo) lineal.

Demos un paso atrás para explicar un pequeño detalle. El episodio 19 en cada temporada de Fringe es diferente, extraño, se sale del molde, es el momento cuando el éxito se regodea con el “hago lo que me da la gana”. Puede ser un episodio musical, un cómic o una historia en el año 2036. La idea es que sea algo diferente, un viaje, una vuelta de tuerca hacia el otro lado, o hacia ninguna parte.

La norma es que no hay norma en el episodio 19.

Y aquí es donde viene la idea principal de este post. No tiene porque ser simplemente la televisión la que de un paso adelante en la vida y tome el riesgo de hacer algo diferente. Podemos ser nosotros mismos quienes desterremos nuestra cotidianidad por un día al mes.

La norma es que no hay norma el día 19 de cada mes.

Eso.

Vivimos tan ocupados, tan conectados, tan tuiterizados, que terminamos viviendo una eterna cotidianidad sin saltos, ni riesgos ni exabruptos, nunca pasamos un rato a nuestro universo alterno. No vivimos más allá de nuestro barco en la botella. No conocemos los 7 mares. Es todo tan aburridamente timelineal que no nos percatamos del color de la ropa de nadie, ni el olor del café en la mañana y mucho menos en lo nítido del HD. Ya estamos olvidando como es de lindo el HD y lo tenemos desde hace un par de años. Y no es cosa de volver al blanco y negro, ni de inventar monstruos o de hacer un homenaje a David Lynch. Es cosa de dar un giro.

Hagamos la prueba y tengamos 12 días diferentes al año. Sentir con emoción que ya viene el 19 de cada mes, y propongamos desde el corazón hacer algo diferente.

  • Leer un libro acostado todo el día.
  • Hacer dieta de internet por 24 horas.
  • Recorrer nuestro barrio de la infancia.
  • Ir hasta el otro lado de la ciudad y sentarnos en una cafetería a ver la gente pasar.
  • Volver e ver nuestra película preferida.
  • Renunciar a nuestro trabajo.
  • Casarnos con la mujer que amamos.
  • Sentarnos en una esquina a reflexionar.
  • Detenernos.
  • Abrir un blog.
  • Escribir una carta de amor.
  • Salir a cenar a ese lugar que siempre quisiste ir.
  • Tomar una clase de batería.
  • Correr un maratón.
  • Ver porno… o no ver porno. (Varia según las personas)
  • Aprender otro idioma.
  • Cocinar.
  • Emborracharte… o estar sobrio. (Varia según las personas)
  • Ver el quinto episodio de la cuarta temporada de Lost.
  • (Puedes añadir tu propia idea en los comentarios del post)

Es una idea tremendamente simple y poderosa. Es tomar un día al mes para romper en añicos al sistema (nuestro sistema). Permitirnos una victoria de la vida por sobre la cotidianidad aburrida de hacer siempre lo mismo de forma lineal y segura. Es nuestro día de experimentar, salir a la calle, viajar, hacer algo nuevo. Romper nuestra línea de tiempo.

Es NUESTRO día 19 del mes.

Escrito el 19 de abril de 2012 por el enviado especial Inti Acevedo, Beer Media Expert, blogger de Esquizopedia.com y editor en ALT1040.com. Cuenta historias en 140 caracteres en Twitter por @inti

Nemo sine vitio est.

Por Santiago Pochat.

Me resulta increíblemente difícil acercarme al tema Cuevana sin enojarme sobremanera. No me enojo como hace algunos años cuando me enojaba haciendo berrinches, pataleando y puteando a viva. Estoy enojado ya que todo el tema convirtió a una sarta de ignorantes en un caso de estudio de lo que es el efecto Dunning-Kruger. Me pregunto por qué.

Ubi mel ibi apes
El argumento fácil para justificar el éxito de sitios como el previamente mencionado (voy a generalizar otra vez, lero lero) es simplificar el hecho de el acceso gratis a contenido que de otra manera sería pago. Básicamente nos tratan de tacaños y nosotros nos defendemos como pobres. Pobres pero intelectuales, claro. En mi vida vi tanta gente debatir en blanco y negro sobre un tema que es tan gris.

La realidad de las cosas no nos deja ver que la necesidad de reformar el sistema de distribución, a pesar de ser urgente y necesaria esta siendo mal encarada en países que sufren el vestigio de un retraso cultural y un deseo de pertenecer a algo mas grande que ellos. En vez de luchar desde el lado de la promoción y la innovación se depende mucho de esfuerzos por quebrar el sistema en vez de mejorarlo. Al final nos parecemos a nuestros políticos que en vez de incentivarnos a crecer buscan “protegernos” mediante subsidios y restricciones que no hacen más que aislarnos tanto de la realidad como del mundo en general.

La innovación, a pesar de por definición ser disruptiva, no debería ser contraria al avance ordinario del orden normal. A pesar de que la sociedad y la cultura (o sus métodos de distribución) avancen mas lento que las leyes que lo regulan es importante que se siga la normativa en pos del avance. No significa que las leyes sean perfectas o que estén preparadas para avanzar, pero nadie jamás habla sobre como influir sobre el proceso o que están haciendo para cambiar el statu quo y eso es lo que más bronca me da.

Me hace acordar a esta situación en la cual en vez de debatir si se había cometido un acto ilegal o no debatíamos si la ley estaba bien o mal. Dura lex, sed lex.

Principiis obsta

Me voy a tomar un momento para revisitar el origen de lo que hoy conocemos como la ley de copyright (a pesar de que no haya una sola y que en español sea más complejo hablar de propiedad intelectual). En fin, a pesar que desde hace rato existen distintas protecciones a la creación de obras (porque la ley de copyright no protege ideas), el primer ejemplo concreto de un dictamen generado por el estado, en este caso Inglaterra conocido como el “Estatuto de Ana”. Básicamente, rompía con la una reglamentación anterior que proveía de propiedad ad infinitum a las imprentas que ya de por si eran un monopolio y traspasaba los derechos a los autores. Después de 14 o 21 años las obras, literarias en este caso se convertirían en parte del domino público.

Los autores podían licenciar estos derechos de publicación haciéndolos efectivamente los dueños de sus obras. Este estatuto evoluciona e involuciona varias veces hasta convertirse en lo que hoy nosotros entendemos como copyright. Corporaciones gigantescas, son dueñas de los derechos de publicación, reproducción y reutilización de las obras que les son cedidas. Más aún, la mayoría de estos conglomerados ahora las producen por lo cual son dueños íntegros de las obras más allá de su formato.

Pero suficiente sobre ellos. Hablemos sobre nosotros. Hablemos sobre nuestra dicotomía argumentativa. Lo libre no necesariamente es gratuito.

“Free software is a matter of liberty, not price. To understand the concept, you should think of free as in free speech, not as in free beer.” – Richard Stallman

Parte del problema es que la mayoría de nuestros argumentos replican otros que son anglosajones así que cortesía de la educación que pagó mi madre por 20 años, aquí la clase de inglés y una moraleja antes de seguir con nuestra historia.

  1. free |frē| – not under the control or in the power of another; able to act or be done as one wishes
  2. free |frē| – given or available without charge

Constantemente confundimos, o hacemos de cuenta, que lo gratis y lo libre son términos intercambiables cuando no lo son. Basta de mentirnos entre nosotros. Yo también descargo y comparto, pero por lo menos lo digo bien claro.

Habent sua fata libelli

La mayor parte del entendimiento humano y su razonamiento pasan directamente por construcciones que hacemos como sociedad, a veces entendidas como cultura y otras que ya pasan a considerarse sentido común. El sentido de propiedad es una de estas asociaciones libres que constituimos en un esfuerzo para organizar las relaciones societarias. De la misma manera fabricamos el concepto de intercambio y le asignamos un valor (o función) a las cosas.

Pero no me quiero distraer de mi punto, el clave, en este debate. Desde Latinoamérica en general se cuenta con una ventaja en la discusión sobre porque se infringe tanto el copyright y porque sitios como Cuevana son tan populares. Hay un vacío, tanto legal como de varios otros tipos, como cultural y técnico, que permite justificar nuestras actividades…ilegales.

El contenido no llega. No nos llega o llega tarde y nos sale caro. Es un negoción y nos están cagando. Para que voy a esperar 6 meses para ver una serie que me van a spoilear en 1 día y puedo bajar en 20 minutos. GRATIS. Yo no se ustedes, pero no me cierra.

Tienen razón, nos están cagando. Y si, podrían evitarlo pero les conviene mas pelearse y dar de baja sitios que mejorar como funciona el sistema porque hasta el día de hoy les funciona a ellos y no les importa quien compra mientras compren.

Escuché a Tomás Escobar, fundador de Cuevana (sobre el cual voy a hablar brevemente a continuación), decir que la sociedad no tiene que adaptarse a las leyes sino que las leyes adaptarse a la sociedad y lamento decir que no podría estar mas equivocado. La naturaleza del la democracia indirecta indica que nosotros como ciudadanos comunes estamos sujetos al derecho (y mas aún, la obligación) de accionar y forzar un cambio mediante los sistemas disponibles y concertados.

Atqui, e lotio est

Hace un par de días se filtraron emails (cuya veracidad fue comprobada de manera independiente por varias personas que aparecen allí mencionadas) del previamente mencionado fundador de Cuevana en el cual negociaba los mismos espacios de publicidad con los cual después negó ganar dinero. Lo que me produjo escozor, no fue que lo ganara, sino que mintiera tan descaradamente en una entrevista que produjo joyas como:

“Cuevana no tiene anuncios de publicidad (…) tampoco es una empresa ni puede facturar. No tiene formas de ingresos.” – Tomás Escobar

Sociedades anónimas, centrales de medios y tarjetas de debito con 18 mil dólares (y cuanto más que no sabemos!). Me quede sin palabras casi tan rápido como el resto de los que leyeron los emails el sábado al mediodía. No voy a atacarlo personalmente, no tengo ganas, ni tiempo. Pero espero que ayude a entender la naturaleza individual del sistema.

Es un negocio, de un lado y otro. Nadie esta libre de culpa. Hasta las terceras partes que aprovechan y manipulan al sistema de un lado y de otro para ganar. Porque eso es lo que hacemos todos, jamás sin intención, jamás sin una agenda. Es el dinero lo que mantiene el sistema a flote y eso viene de algún lado. Usualmente son los usuarios así que espero que no se termine de jugar con quienes depositaron su confianza en Cuevana en pos de entretenerse. No se olviden que sus emails, hábitos de consumo y hasta comportamiento en el sitio esta en manos de gente que al desdoblarse se desdibuja.

Espero que lo que esta en la justicia se termine de resolver en la justicia. La interpretación legal se la dejo al juez y a los abogados que estoy seguro van a tener algo para decir mediante una apelación al primer fallo.

A Tomás, en lo personal, un consejo que Jorge Luis Borges expresa infinitamente mejor de lo que yo podría.

“Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos.”

Aut viam inveniam aut faciam

Al resto, los dejo con una idea. En vez de buscar cortocircuitar el sistema porque no buscar sus puntos débiles y explotarlos con una idea que revolucione la distribución y consumición de la cultura. Fomenten esa cultura que quiere libre, pero no gratuita. No por avaricia sino por supervivencia. Busquen mejores maneras de consumir el contenido “independiente” que esta ahí afuera. Apoyen a su banda favorita, vayan a Kickstarter y miren con otros ojos a la hora de hacerlo.

Aprendan a ser sinceros con ustedes mismos y a apoyar lo que los hace felices mientras van a la oficina con cara de culo. Esa canción o esa película que vieron anoche. Porque no todo viene de Hollywood, pero en la pelea cuesta arriba embolsamos a todos por igual. No apoyo a ningún estudio ni discográfica. Quiero apoyar a los artistas, mi banda favorita produjo su álbum en Kickstarter. Y soy el tipo mas orgulloso del mundo al haber podido ayudarlos a hacerme feliz, es sinergía pura.

Yo tengo un blog en el cual armo y comparto playlists que se bajan como mp3′s. Estoy en clara violación de la ley en Estados Unidos (donde vivo y están los servidores), busco compartir música que me gusta con un grupo de personas con intereses afines. Todo armado para responder ante el primer poseedor de copyright que no quiera que su música sea compartida de esa manera. Lo hice antes, y lo voy a volver a hacer todas las veces que sean necesarias. Compro todas las canciones que subo, jamas hubo publicidad en el sitio e invierto mi tiempo y dinero en que funcione. Sin ánimos comerciales, no gano nada ni pierdo nada. Me hace feliz.

Sería más feliz si alguien se hiciera multimillonario ayudando a producir contenido que se auto-regule con precios que varían según la demanda. Sería mas feliz aún si alguien me sorprendiera el día de mañana con un modelo de distribución real que desafíe a los que hoy existen. Esa solución tiene que venir de una región que sufre por la desconexión como Latinoamérica, somos más inteligentes que esto, donde están los entrepreneurs?

Alguien? Ya es hora.

Post escrito por Santiago Pochat que se aburrió de escribir en inglés y grita esporádicamente cosas elocuentes en Twitter como @sapochat

Cómo venir a trabajar al Silicon Valley

[Post de Diego Basch. Diego se mudó al Silicon Valley a fines de los ’90. Estudió en Carnegie Mellon, trabajo en varias empresas (Inktomi, Looksmart, Xoopit), fundó Flaptor / IndexTank y ahora es Director de tecnología de búsqueda en LinkedIn]

Vamos a suponer que sos un nerd en el mejor sentido de la palabra. Te gusta programar, investigar, entender cómo funcionan las cosas. Quizás pensaste en fundar tu propia empresa, pero no querés crear el sitio número 49 de cupones para el mercado hispanoparlante. Te importa más inventar el futuro que la posibilidad de ganar fortunas. Querés trabajar cada día con la gente más capaz del planeta, intentando desarrollar ideas nuevas. Querés mudarte al Silicon Valley. Yo te cuento una forma de hacerlo, por supuesto que hay muchas otras.

[Advertencia: lo que sigue es trabajo de años. Es lo mismo que llegar a ser un jugador de fútbol de primera. Si vas a hacer esto tenés que disfrutar el viaje. En el medio las cosas pueden cambiar, y todo lo que digo hoy puede ser distinto en un par de años.]

Continue reading “Cómo venir a trabajar al Silicon Valley”

PRinfographics: tu mensaje intocable

Genial pieza de Dave Lee: Beware the spinfographic sobre el iso de infografías como evolución del press release tradicional, una tendencia que en Español no vemos todavía quizás por costos.

Una de las cosas que siempre me molestó de sitios como Mashable o Engadget es que copian de punta a punta un comunicado de prensa le agregan un párrafo y de eso hacen una noticia que apunta al SEO… ¿que mejoró en 2011? Que ahora las agencias hacen infografías porque tienen tres factores geniales: Continue reading “PRinfographics: tu mensaje intocable”

Hominem, memento te

Mientras ponderaba el hecho de que deberle un post a Mariano era peor que sacar un préstamo me di cuenta de una cosa: “estamos convencidos que por Internet la información es gratis y accesible”.

En los últimos 15 años nos hicimos acreedores de una teoría fenomenal e irreal como pocas veces hemos visto, somos los dueños de la verdad. En mi rol de discutidor profesional de las cosas que pasan cuando uno está en Internet me cansé de ver gente que reclamaba que el acceso a la información, toda, entera, debería ser irrestricto y gratuito. La cruda realidad es que la información no es gratuita en ningún modelo ni escala posible. Alguien siempre paga las cuentas, hay un costo asociado con la información y por ende hay un costo distribuido a través del modelo que el distribuidor de la información crea conveniente. Ya sea publicidad o paywalls divertidísimos que nos hacen la vida moderadamente más dificultosa la información tiene sustento comercial.

Encontramos otra digresión violenta con servicios que parecen gratuitos pero no lo son y encima nos quejamos cuando lo descubrimos.

Continue reading “Hominem, memento te”

Parodia de Julian Assange y Mark Zuckerberg en SNL

Nadie puede negar que el humor es una de las mejores formas de mostrar incoherencias; les dejo este breve video de Saturday Night Live con la parodia de Julian Assange felicitando a Time por elegir a Mark Zuckerberg como la persona del año… alguna de sus frases:

“¿Cuáles son las diferencias entre Mark Zuckerberg y yo? Vamos a echar un vistazo” … “Os doy información privada sobre las empresas de forma gratuita y soy un villano. Mark Zuckerberg le da tu información privada a las empresas por dinero y él es el Hombre del Año”.

Y, como ya es el motto del personaje: “Remember, no matter how I die… it was murder!” ;)

Delicious y Yahoo!: o como pasar de ícono a vergüenza

Hace dos días las noticias del cierre de Delicious aparecen y desaparecen, para final y oficialmente decir algo como no vamos a cerrar Delicious, esas noticias no tienen contexto y sinceramente me pregunto como puede una empresa como Yahoo! pasar de ícono a algo que da verguenza a nivel comunicacional, organizacional y hasta humano.

yahoo cerrando servicios

Quiero aclarar que tengo muchos amigos en Yahoo! en al menos 4 países y ni uno merece el tipo de liderazgo que están teniendo hoy en día. Para poner las cosas en claro, los hechos son los siguientes:

a) Webcast de Yahoo donde se define el futuro de algunos productos se hace público.
b) Blake Irving, en vez de hablar en serio, se enoja por el screenshot y dice que “el que lo publicó está despedido”
c) Toda la comunidad de usuarios de Delicious y los viejos de mierda como yo migramos los links y decimos que es una vergüenza.
d) La respuesta oficial de Yahoo! es, por 4ta vez seguida y oficialmente, “no vamos a hacer comentarios por ahora”
e) Publican “ay, no sé de donde sacaron esta idea de que vamos a cerrar Delicious.. a esos datos le faltan contexto”

Continue reading “Delicious y Yahoo!: o como pasar de ícono a vergüenza”

Zombies: cuando un fenómeno impopular rompe el ghetto gracias a Internet

Recuerdo mil veces, mil charlas realizadas en todo el mundo, a mediados de los 90s, relacionadas con Internet. El futuro era alucinantemente promisorio. El mundo tenía una herramienta mágica que cambiaría todas las cosas. El mundo sería mejor. La información más democrática y transparente. Era el comienzo de algo muy grande, y los medios de comunicación tradicional le daban la espalda a la historia que estaba por comenzar.

Zombie Walk 2009
foto CC de Club Silencio

Algunas de las cosas que se soñaban en aquella época hoy son una total realidad, otras se quedaron en el camino, sin siquiera dejar una tumba de color gris, con un nombre y una fecha, al lado de la autopista.

Continue reading “Zombies: cuando un fenómeno impopular rompe el ghetto gracias a Internet”

Idea para emprendedores: ¡pónganse a trabajar!

Mientras en Buenos Aires se desarrolla la Experiencia Endeavor, un evento donde mucha gente se reúne a escuchar cómo otros hablan sobre emprender, me puse a pensar en la bastardización del término (y estoy seguro que “bastardización” es la idem de otro término) y la manifiesta distorsión de la realidad que afecta a una porción de los prospectos de emprendedores latinoamericanos.

En mi observación -parcial y personalísima- del paisaje emprendedor latinoamericano enfocado en productos/servicios online (how’s that for a category?), veo dos tendencias que operan en contra del pleno desarrollo de la actividad emprendedora que, y en esto todo el mundo parece coincidir, la región necesita con urgencia.

Continue reading “Idea para emprendedores: ¡pónganse a trabajar!”

It’s TALENT, stupid! (and balls…)

En los últimos 150 años, el periodismo nos ha regalado algunos de los escritores más deliciosos. Autores tan disimiles como Bernard Shaw, Mark Twain, Hemingway, Hunter Thompson, Gabriel García Márquez, o Rodolfo Walsh, empezaron su carrera en las letras como periodistas. Yo conté tres premios nóbeles ahí, ustedes?

Además del talento indiscutible, tenían huevos. ¿Quién puede negar eso de Walsh, de Thompson? Hubo una época en que los informes periodísticos cambiaban al mundo con el poder de la pasión, de la verdad, y de la desfachatez. Como olvidar los Pentagon Papers y la la lucha ardiente del New York Times en pos de la libertad de expresión… O la cobertura del escándalo Watergate, de la mano de Bernstein, Woodward, y el Washington Post.

Continue reading “It’s TALENT, stupid! (and balls…)”

Google es su propio y principal enemigo

g de google El tamaño y relevancia que logró Google en estos 11 años de existencia no lo logró ninguna otra empresa en la historia y encima, al ser vistos como un startup simpático y buena onda que viene a ordenar toda la información del mundo como dice su misión, sumaron un capital social enorme pero la realidad es que, en esa escala, Google está convirtiéndose en su propio y principal enemigo por el simple hecho de que, al resto de la competencia, la destruyó en cuanto desafío real le plantearon.

Y como el tren no se detiene y la empresa sigue creciendo cada movimiento se hace más importante para el ecosistema de Internet ¿cuantos startups ven cada nuevo servicio de Google como un nicho ya inalcanzable y de donde deberían retirarse? y la vida diaria de nosotros como usuarios novicios o avanzados de la empresa de Mountain View ¿o se imaginan un día sin usar ningún servicio de Google?.

Continue reading “Google es su propio y principal enemigo”

Los Guardianes

Nota: Mariano está de paseo por San Francisco. Bien por el. Mientras tanto hay que evitar que Denken Über caiga en silencio. Y cosas para hablar sobran.

Hace menos de un mes leía un artículo de Dave Winer (si, ese, el que inventó el RSS) donde habla de los “Gatekeepers”:

[Los humanos] luchan por llamar la atención. Solo unos pocos la obtienen. Y de esos pocos tan solo un puñado se hace de suficiente poder como para controlar quienes pueden llamar la atención. A esta gente se la conoce como gatekeepers (guardianes).

[…] No hay demanda para guardianes. De hecho hay demanda negativa. Porque una vez que un guardián comienza su trabajo el resto de nosotros empieza a pergeñar formas de evadirlos.

Como es de esperarse Dave Winer no se refería a la Argentina o a esta “ley mordaza” que ha salido a la luz. Sin embargo el concepto aplica de manera perfecta.

Continue reading “Los Guardianes”

Definiendo nuevas plataformas móviles

Dos noticias de esta semana me llamaron la atención en el mercado móvil; HTC lanza una interfaz multiplataforma como HTC Sense e Intel y Nokia deciden coordinar sus esfuerzos sobre Linux juntando Maemo y Moblin…. dos noticias separadas pero que muestran algo interesante, el mercado móvil está definiendo mucho de su futuro, ahora mismo.

Continue reading “Definiendo nuevas plataformas móviles”

El libro como vinilo

kindle2

Por Mauro Accurso: Simplemente amo la sensación que se obtiene al terminar un libro larguísimo que venimos leyendo durante mucho tiempo. Me acaba de pasar con Los desnudos y los muertos de Norman Mailer.

Se trataba de una edición muy vieja que compre en una librería de usados bastante caro y que parecía se iba a romper al tener tantas paginas (640). Pero permaneció intacto después de los 3 meses que tardé en leerlo (y si me tome mi tiempo entre tanta lectura de blogs)

Continue reading “El libro como vinilo”

La OLPC empieza a "reenfocarse"

La iniciativa OLPC anunció que va a reenfocar su misión, reduciendo su fuerza laboral un 50%, cortando el sueldo de los que queden dentro de la “fundación” y enfocándose en cosas bastante menos “medibles” realmente..

olpc_xo_laptop_1
imagen de Generación Libre

Que quede claro que sus objetivos siguen siendo loables e interesantes, desde liberar el desarrollo de Sugar a la comunidad OpenSource; lograr conectividad ubícua y a bajo costo; hasta notebooks con costo cero para países en vías de desarrollo…. pero pese a todo lo que digan, el mercado fué el que los destruyó cuando, apareció un taiwanés capaz de crear un nicho que ahora es llamado netbooks y que, encima, prometen duplicar poder en menos de 6 meses bajando los precios de los actuales u$s 400 a u$s200

Entrevista a Alec Oxenford: emprendedores frente a la crisis

alec

Por Mauro Accurso

Estaba por terminar agosto y me dirigía caminando a las oficinas de OLX cerca de Plaza Italia. Iba a ser la primera vez que entrevistaría a Alec Oxenford. Obviamente, orienté mis preguntas hacia su experiencia como emprendedor en la web, su paso por DeRemate, e-commerce y el fenómeno de los clasificados online. Me fui con la sensación de haber desperdiciado un poco la entrevista con varias preguntas superficiales.

Pero un par de semanas después; Septiembre 15, Lehman Brothers se declara en quiebra, Bank of America se ve obligado a comprar Merrill Lynch a un precio absurdo y luego muchas más “turbulencias”.

Ya que la nota con Alec no iba a ver la luz todavía (aparecerá en diciembre en TDI), inmediatamente reflexioné que debía hacerle un par de preguntas más a este emprendedor argentino, uno de los pocos sobrevivientes de la burbuja de las puntocom. Ya eran mediados de octubre –con salvataje aprobado y todo- y esta vez me atendió por teléfono. Luego de charlar sobre algunas “nimiedades” fuimos al grano: ¿Cómo afectará la crisis a los negocios en internet?

Continue reading “Entrevista a Alec Oxenford: emprendedores frente a la crisis”

¿Por qué no hay un 37 signals hispano?

En abril, Mariano generó una discusión muy interesante al preguntar ¿Por qué no hay un TechCrunch o GigaOM en Español?.

Y dándole más vueltas al asunto, me surgió la cuestión sobre ¿Qué empresa hispana podría posicionarse en nuestro mercado de la misma forma que lo hizo 37 signals en el mercado internacional? O en resumidas cuentas ¿Por qué no hay un 37 signals hispano?
Continue reading “¿Por qué no hay un 37 signals hispano?”